Instagram

Social Icons

23 de abril de 2017

4 Riesgos de Necesitar la Aceptaciòn de los demás.

Aida Bello Canto, Psicologìa, Gestalt, Emociones, Dependencia Emocional
La necesidad de ser aceptado por los demás es una fuente de padecimiento ya que deja su propio bienestar y estima en "manos" de los demás, y cuando recibe aprobación ya sea por halagos o reconocimiento, sentirá un profundo alivio, mas cuando no llegan e incluso siente que es criticado/a, sufre, se desmorona internamente.

La importancia de este tema radica en que la persona adulta que necesita la aceptación de los demás posee un tipo de dependencia emocional que incide directamente en su autoestima, en su propia visión de sí mism@ y empobrecido contacto con sus necesidades y deseos.

Se busca en el afuera, en otras personas, la validación y aprobación de su persona, de sus actos y hasta de sus ideas (en caso extremo). Cuando ello ocurre, siente que es aceptad@, que pertenece, y un enorme bienestar acontece adentro. Mas, ignora que paga  un enorme precio por ello: ensombrecerse como persona y anestesiar sus propias necesidades y emociones.

Podemos imaginar que el gran objetivo es agradar a los demás o a la persona de quien necesita la aceptación, con la fantasía de que de ésta manera será aceptado/a y reconocida plenamente; fantasía porque no es duradera, siempre retorna la necesidad de volver a ser aceptado, comprobar que "hace las cosas bien" y es merecedor/a de ser elegido/a (como amigo, pareja, en un grupo, etc).

Riesgos posibles de padecer ésta necesitad de aceptación de los demás:   
Aìda Bello Canto, Psicología, Gestalt, Emociones, Dependencia Emocional


- Disminuído contacto consigo mismo, priorizando el contacto con el afuera. Son grandes detectores de las necesidades ajenas, para complacer y satisfacerlas.

- Tienden a ser imanes de personas manipuladoras que han detectado esta necesidad de aprobación: "si haces las cosas como yo quiero, entonces te acepto; sino, te rechazo o abandono".

- La dependencia emocional es alta, pudiendo ser dependiente a un grupo  o a una persona. Muchas emociones se van anestesiando, y otras se sobredimensionan: miedo y ansiedad.

- Las relaciones se ven teñidas por la presencia de los actos complacientes, estando una de las partes de esta relación opacada o "sometida". Es un campo fértil para los vínculos tóxicos.

¿Cómo salir de ahí? Hay muchos caminos y variantes, mas en esencia todos van dirigidos a:

- fortalecer tu Autoestima,
- apreciar el espacio propio, acompañarte a tí mism@
- entrar en contacto con tus emociones, des-anestesiarlas, y
- tomar registro de tus necesidades y deseos.

A partir de acá estarás en mejores condiciones de elegir y decidir cuándo quieres agradar o complacer, por deseo y elección, no por necesidad de ser aceptado/a ni por miedo a ser rechazado/a.

¡Merecemos el esfuerzo para nosotros mismos para vivenciar que somos aceptados por Ser, no por complacer!

¡Te deseo lo mejor!

Dra. Aida Bello Canto
Psicología y Gestalt

6 comentarios:

  1. Me encantan tus artículos. Me siento muy identificada. Me ayudan a verme... pero no puedo avanzar y salir. Me siento perdida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, buen día,
      Gracias por tu comentario y palabras significativas para este espacio!
      Es muy valioso tu deseo de avanzar y salir, y en numerosas situaciones necesitamos de ayuda para poder lograrlo, con lo cual te recomiendo que la busques cercano a tu lugar para que te acompa;e un tramo del camino de cambio. Aprovecha tu impulso!!
      Un cálido saludo,
      Aída

      Eliminar
  2. Gracias Aida! Muy buena dedcripción y consejo. Ana Monoff

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo Aida querida! me sirvió mucho, pues me suele pasar. Lo bueno es que lo estoy trabajando para modificarlo!! Esa es la buena noticia! registrando si lo que hago lo hago por mi por que lo deseo o necesito o por el otro sin desearlo yo. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Clara,
      Qué fabuloso el trabajo que estás haciendo!! Estar atenta a tu registro personal para no caer en la complacencia al otro sin un deseo genuino tuyo, es muy valioso. Te felicito!
      Gracias por tus palabras, y rico comentario.
      Un abrazo,
      Aída

      Eliminar

 
 
Blogger Templates