Instagram

Social Icons

18 de mayo de 2013

Emociones Básicas para la Vida


actitud, crecimiento personal
Existen cinco emociones básicas que todos tenemos, no siempre balanceadas, que son necesarias para conectarnos sanamente con la vida. Cada una de ellas posee una función y muchas veces nos señala una necesidad sentida, la cual si la escuchamos y atendemos nos mejora la existencia.

Éstas son:
  • Alegría
  • Afecto / Amor
  • Enojo
  • Tristeza
  • Miedo
El que sean “básicas” no quiere decir que las detectemos rápidamente y con facilidad; muy al contrario, podemos encontrar que alguna de ellas no está en mi “menú de opciones”; el reconocer mi dificultad para darme cuenta cuándo la siento ya es un gran paso para saber hacia dónde he de estar atento/a para poder aprender a descubrirla y satisfacer mi necesidad vital. Te voy a proponer un rápido ejercicio después para que veas hacia dónde focalizar.

A la dificultad de reconocer y nombrar una emoción yo la denomino analfabetismo emocional, que disminuye la capacidad de la persona de conectarse con el mundo, consigo mismo y con los otros, con el arcoiris de emociones que tenemos. Esto afecta mucho los vínculos (Ej: hay quien no reconoce la ternura; otros confunden tranquilidad con melancolía). Por supuesto que el analfabetismo emocional puede destrabarse y aprenderse; lo veremos en otro momento.

Pasemos a las emociones básicas y su función:
La alegría nos conecta con la energía vital. Sirve como motivación para la vida (relaciones, logros), y se demuestra en el cuerpo energizado por aumento de las endorfinas y el sistema inmunitario.

El Afecto/ Amor nos vincula con los demás seres humanos. Es esencial para relacionarnos y “nos mueve hacia el otro”. Somos seres en comunidad y recordemos cuánto nos fortalece el estar en conexión con nuestro medio.

El Enojo nos ayuda a poner límites. Sirve para atravesar un obstáculo e intentar lograr el objetivo. Para lograr que sea funcional y no destructivo recomiendo el post de “Descargando … en un almohadón”.

La Tristeza nos ayuda a retirarnos. Muchas veces necesitamos esta retirada para poder cerrar situaciones internas y externas. El darnos permiso para la misma, nos ayuda a seguir adelante.

El Miedo nos avisa que nos faltan herramientas para enfrentar una situación; es una señal. Por ejemplo, si no sé nadar y camino cerca de una pileta me avisa “Caminá lejos”, me cuida.

Para que veas cómo estás de estas emociones básicas, te propongo el siguiente ejercicio: Anota en forma de lista las cinco emociones, y vas a darle un número a cada una de ellas según la claridad con que detectes esta emoción en tu vida. La numeración va del 1 al 5, siendo el 1 para la emoción que prácticamente no detectas en tu vida y el 5 para la que claramente detectas su presencia (esto no tiene que ver con que te guste o no dicha emoción). Por ejemplo, si yo prácticamente no detecto el miedo cuando lo siento, le doy un 1 y lo escribo al lado de Miedo. Si detecto el enojo, pero tardo un poco en registrarlo, le puedo dar un 3. Si me doy cuenta de inmediato que aparece la tristeza, le doy un 5.
¿Te animas?
Ponle foco a las emociones con puntuación baja y fíjate en la necesidad que no estás cubriendo.

Y si tienes ganas de aprovechar este ejercicio con alguna persona importante para tí, hazle este mismo ejercicio y compara las listas de ambos. Las emociones que han de tener más parecida puntuación son el afecto y el enojo, que hablan de la necesidad de vincularse y la puesta de límites. ¡Bueno para compartirlo!

18 comentarios:

  1. Aida, me encantó! Un ejercicio simple y práctico, que ya mismo voy a hacer conmigo misma. Y proponer a otros, por supuesto. Muchas gracias! Silvina R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado. Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. me encanta leerte Aida!!! sos muy clara para mi y no solo aprendo con el ejercicio sino de la riqueza de la simpleza! parece bien facil ero como cuesta reconocerme en alguna de las emociones!
    te extraño°°° namaste

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras! Me alienta el saber que la lectura es clara y sencilla. ¡Änimo con las emociones que te son difíciles de reconocer! integrándolas te "sumas" un montón.
      Cariños.

      Eliminar
  3. ¡Qué bueno que está el ejercicio! Veo con claridad mi dificultad para poner límites; estaré atento a las veces que me enojo y qué hago al respecto. Gracias. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fantástico! Con tu darte cuenta y estar atento a qué haces con tus enojos, has dado un gran paso.

      Eliminar
  4. Muy claro, interesante, nos permite seguir trabajando con nuestras emociones, mil gracias Aida!!! Un cálido abrazo,
    Alicia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia por tu comentario, pues me devuelve la claridad que intento sostener en cada escrito. Un gran abrazo.

      Eliminar
  5. Aida, gracias por permitirme compartir tu textos. ¡Qué buenos! Gracias por alfabetizarme, sin duda cuánto más aprendamos a reconocer la puntuación de nuestras emociones estaremos más preparados para vincularnos sanamente. ¡Allá vamos! ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo que te sea útil; me animas con tus palabras y esto lo agradezco inmensamente. ¡Gracias!

      Eliminar
  6. el MATEA !!!!! que bueno Aida!! algo he logrado desde aquella época, sigo por más!!
    Maura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bien Maura! Me alegro un montón que sigas por más. ¡Vamos todavía!

      Eliminar
  7. Muchas Gracias Aida por todos los aportes que nos brindas!!!!todos tus ejercicios son maravillosos!!mil besos! Sol

    ResponderEliminar
  8. Carmen Leticia Lora21 de mayo de 2013, 22:07

    Hola querida Aida:

    Estuve un poquito ausente pero de Nuevo en contacto, elimino todo el estrees cuando leo tus emails. Un ejercicio bien practico y sencillo.Me siento renovada cuando puedo leer tus mensajes....No te imaginas cuanto aportas para todos. Un abrazo

    Siempre cuenta con mi apoyo!!!!

    Carmen Leticia ( Miami)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Carmen Leticia! Me das una gran alegría. Cariños

      Eliminar
  9. Gracias Aida! Tengo que tomar un curso intensivo de "reconocimiento" de mis propias emociones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy frecuente que alguna de las emociones nos dé una puntuación baja, lo que quiere decir que tenemos que poner el "ojo" en la misma para empezar a detectarla o en la necesidad que señala para darnos cuenta qué poca atención le prestamos. Paso a paso llegamos!

      Eliminar

 
 
Blogger Templates