Instagram

Social Icons

6 de octubre de 2013

Enojo eficaz: sus fases

Enojo eficaz
Hemos hablado anteriormente que el enojo es una de las emociones primarias, inevitable en nuestras vidas y necesaria para poner límites. Como no nos enseñan a enojarnos para solucionar el problema o situación que nos lo ocasiona, solemos verla y vivenciarla como negativa o productora de mayores conflictos; de ahí que el "manejo del enojo" sea tan tratado desde diferentes disciplinas.

Mi intención es aportar con el conocimiento de las fases del enojo, para acceder a la posibilidad de transformar un enojo que complica y dificulta a la persona y/o las relaciones, en un enojo que resuelve y potencia la clara comunicación (con uno mismo y con el otro).

Es un entrenamiento que por lo menos los que hemos crecido en la cultura occidental, hemos de aprender de a poco para dejar de pagar con nuestros vínculos o nuestra salud su explosión o su silencio.

Cuánto más nos enojamos eficazmente, menos nos enojamos. ¡Qué paradoja! Creo que lo que acontece es que reaccionamos más rápidamente ante la incomodidad y molestia, sin llegar en la curva ascendente del enojo, al enojo propiamente dicho ni a la ira.

Fases a tener en cuenta:
1- Darnos cuenta que estamos enojados. Muchas personas tienen tan adormecida esta emoción, generalmente por cuestiones de creencias, que les resulta difícil detectarla. Sugiero que presten atención a molestias corporales, y cuando las detecten revisen si ha pasado "algo molesto" pero lo dejaron pasar ("¡Bah! ¿para qué voy a crear un problema de esto? mejor lo dejo pasar; total, no es tan importante").

2- ¿Qué me enoja? Pararnos a reflexionar qué es lo que me ha enojado, desde el punto de vista de la situación acontecida, no desde una posición de guerra contra el otro.

3- Descarga física. Cuando nos enojamos segregamos químicos en nuestro organismo, neurotransmisores, que han de ser descargados antes de pasar a la siguiente fase, comunicar que estamos enojados y qué nos ha enojado. Sino hacemos esta descarga, corremos riesgo de sacarlos a través del tono de voz, descalificación contra el otro, castigo o quedarnos con ellos adentro, siendo campo fértil para somatizaciones. Sobre este punto específico está el post "Descargando ... en un almohadón" http://www.eltornilloflojo.com/2013/04/descargando-en-un-almohadon-14.html
A veces esta fase no la podemos hacer en el mismo momento y hemos de postergarla; lo importante es saber que podemos señalar que estamos enojados mas no es el instante adecuado para conversar al respecto ... aún.

4- Comunicar mi enojo. Las tres fases previas son un trabajo individual; recién ahora estamos en disposición de hablar con el otro sobre lo que siento y mi necesidad de que esta situación no se repita ya que me hace sentir: no tomada en cuenta, valorada, querida, etc. Damos la oportunidad al otro de que sepa qué me pasa en verdad y no que "imagine o suponga". Muchas veces ante la pregunta ¿qué te pasa? aparece la respuesta "nada", porque damos por hecho el otro "sabe perfectamente".

5- Instrumentar estrategia para que no se repita. Si tomamos la situación concreta que me ha enojado y no una guerra contra el otro, he de articular alguna estrategia y decírsela al otro para que no se produzca la misma situación. Por ejemplo, si me enoja que alguien llegue tarde a una cita sin aviso, instrumentaré no esperar más de quince minutos; se lo diré al otro para que sepa que tras ese tiempo acordado, yo me iré. A veces la estrategia va acompañada de un pedido hacia el otro; es llegar a un acuerdo conjunto.

6- Castigo. Ésta es la única fase que no ha de existir en un enojo eficaz, mas lo pongo porque es altamente frecuente que aparezca: es la necesidad de devolverle al otro el mismo malestar ocasionado. Puede ser en el mismo momento a través de la descalificación, por ejemplo, o dilatado en el tiempo en otra ocasión "que no tiene nada que ver". La venganza.

Como en todo vínculo, las dos partes han de sostener la calidad del mismo. Podemos encontrarnos que aún con nuestra mejor intención de presentar un enojo eficaz, el otro se instale en el conflicto, la negación, la no escucha; que desatienda nuestra propuesta para que no se repita esa situación ... y que vuelva a repetirse sin cambio alguno. Esto ya no está en nuestras manos, para así decirlo; somos responsables de nosotros mas no del accionar del otro. Si es reiterado, tendremos que plantearnos el tipo de vínculo y su profundidad y qué elijo hacer al respecto.

18 comentarios:

  1. Buenísimo Aida! Muy claro y práctico.Es muy interesante eso de transitar las primeras tres etapas individualmente para luego estar en condiciones de hablar con el otro. Porque cuando estamos enojados (hablo por mí), creemos que tenemos absoluta razón. Y muchas veces pasa que, si hablamos en buenos términos con el otro, nos damos cuenta de que hay otra visión sobre el tema, y se puede consensuar. Gracias! Silvina R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que llegue con claridad, pues además es todo un temita el enojo en nuestra vida, en la convivencia, en los vínculos, ... En verdad es una oportunidad a "sumar" en las relaciones; y en las que la otra parte "no escucha" desde el respeto hablado, ... ¡es para reveer la relación! Gracias por tu comentario!

      Eliminar
    2. Me encantó Aida,
      Gracias por aportar algo de luz.
      Soy una persona q por lo q veo vive enojada desde la más tierna niñez, el resultado es que a día de hoy me aislo para contrarrestar tanto desgaste, mis relaciones antiguas las deje morir, mis vínculos actuales se han vuelto superficiales, salvo con un par de personas muy intimas y siento la soledad pero no se como actuar sin q me genere mucho conflicto interno.

      Eliminar
    3. Hola! Gracias por compartir y por tus palabras sobre el post!
      Lograr un enojo eficaz es un entrenamiento que cada vez se va incorporando y siendo más fácil detectar las fases y con ello mejoramos en la puesta de límites y la comunicación clara. Este logro te va a facilitar que no te aisles, que mejores tus vínculos y generes nuevos!!
      ¡Anímate!
      Un abrazo
      Aida

      Eliminar
  2. Ay Aida! cuanto entrenamiento intenso y continuo necesitamos (necesito) para darme cuenta cuando , cuanto y que me enoja y consecuentemente ser eficiente en la transformación de esta emoción para mejorar la calidad de los vínculos y nuestro (mi) bienestar físico y psicológico. sigo intentando... besos Elizabeth

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Así es! Un trabajito que requiere paciencia y constancia (con nosotros mismos); ahora bien, la ganancia es fabulosa. ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. si la ganancia es fabulosa y creo que nos acerca mejor, y de buena manera a nosotros mismos, ya que al indivisuar el real enojo, podemos usar los pasos siguientes, me has despertado. gracias

    ResponderEliminar
  4. MATEA, el enojo es lo que más me cuesta detectar y por ende, manejar para que no me dañe... voy a leer este blog varias veces Aida, gracias!!
    Justamente tengo un tema con el que estoy enojada, y el punto es que al otro no le importa lo que siento, ni cómo lo tomo... Decime ahí Aida ¿qué hago con mi enojo?... yo tomé el camino de transformarlo en indiferencia...
    Maura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maura. Cuando la otra persona no toma registro de la situación a resolver, no se abre al acuerdo mutuo y la repetición confirma el "desinterés", el trabajo eficaz ya es tuyo de alejarte emocionalmente; mientras logras este distanciamiento donde ya no surge enojo en tí - le estarías dando poder al otro- te recomiendo que hagas la descarga física ¡sin falta! Así no te lo tragas ni lo pones en el cuerpo. ¡Gracias por tu comentario pues siento que es muy útil para muchos!

      Eliminar
  5. Muy bueno Aida!! Como ya nos tenes acostumbrados.
    Yo quisiera aportar observar en el chequeo corporal las incoherencias entre lo que pensamos y decimos y realmente sentimos. Realmente estamos enojados o "encaprichados" con que se haga nuestra voluntad? u la otra incoherencia .... me enoja esta situación o me estoy enojando por otra cosa ? me enoja lo obvio o me está enojando mi propio imaginario ? Voy a mostrar la incogruencia entre lo que digo y lo que hago?
    Gracias por esta nueva invitación a pensar!
    Adrian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adrián. Las tres primeras fases precisamente llevan a esclarecernos si es un enojo o un capricho,si es una situación concreta o me enojo por lo que supongo o imagino. ¡Muy importante! El chequeo corporal que sugieres es valisosísimo; nos dá información estupenda en la búsqueda de la coherencia. A veces el cuerpo nos habla de la incomodidad mucho antes que nuestra mente. ¡Gracias por tu rico aporte!

      Eliminar
  6. Gracias Aìda !!!.Muy bueno !!! He usado muchas veces la técnica del almohadón !!!Y es muy curativo !!:) Besos,Luci Claire

    ResponderEliminar
  7. ¡Gracias por compartir tu experiencia Luci!

    ResponderEliminar
  8. Hola Aida , dado con tu maravilloso blog hoy y qué bueno que exista!! planteas muchos puntos interesantes que es necesario tomarnos un tiempo de leer y releer y poner en práctica porque poco a poco si cambiamos nosotr@s , el pequeño mundo que nos rodea... va cambiando poco a poco.
    éste tema es para mi, uno de mis propósitos de éste año! Me doy cuenta de qué es lo que me está enojando y de lo que empiezo a sentir ( generalmente una sensación en el pecho y cierta incomprensión de lo que hace la persona con la que me enojo) mi problema , es que ése enojo, dejo que me afecte en otras áreas de mi vida ¿ cómo se puede evitar el enfado ante situaciones de desprecio o falta de respeto de amig@s ? Graciass
    un abrazoo
    Liss Bello

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Liss. Inmensas gracias por tus palabras sobre el blog, pues me sirven de brújula de que el objetivo se cumple. Quiero aportar un granito de arena para sumar vida a nuestra Vida.
      Sobre lo que me dices, te felicito de que tengas tan buen objetivo para este año; el enojo es fundamental transformarlo a eficaz, ya que es una emoción ineludible en los humanos; por lo cual lograr hacerlo sin destruir o que nos destruyan, es esencial, sano y aliviador.
      Si haces las primeras tres etapas, cada vez te será más fácil el que no te afecte en otras áreas. ¡Es práctica! Ya me contarás!
      Ahora, sobre evitar el enfado ante las situaciones de desprecio o falta de respeto de amigos, e inevitable. Lo que sí vas a ir logrando, sin duda alguna, al ejecutar los pasos propuestos, es que al ir a comunicar al otro - que te importa y quieres- lo que te enoja e intentar que no se repita esa situación, es mejorar la relación.
      En caso de que la otra persona repita y repita lo mismo, como si no te hubiese escuchado, entonces tienes que plantearte si ésa relación es nutritiva en tu vida.
      Te copio el último párrafo del post:
      "Como en todo vínculo, las dos partes han de sostener la calidad del mismo. Podemos encontrarnos que aún con nuestra mejor intención de presentar un enojo eficaz, el otro se instale en el conflicto, la negación, la no escucha; que desatienda nuestra propuesta para que no se repita esa situación ... y que vuelva a repetirse sin cambio alguno. Esto ya no está en nuestras manos, para así decirlo; somos responsables de nosotros mas no del accionar del otro. Si es reiterado, tendremos que plantearnos el tipo de vínculo y su profundidad y qué elijo hacer al respecto."

      Espero que te sirva!
      ¿Somos parientes? Cuéntame!
      Un abrazo, Aida

      Eliminar
  9. Gracias Aida! leo todos tus artículos e intento poner en práctica las tècnicas. Ayer tuve una entrevista de trabajo para una posiciòn que me interesa muchìsimo y dìas anteriores usè la tecnica de "Mi personaje me rescata" y no tartamudeè ni vacilè. Fui fresca y espontanea. Aunque hoy tengo miedo de que no me convoquen, empecè a pensar que es lo que pude haber hecho mal etc etc. Q trabajo èste de vivir!. Ja ja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea. ¡Buenìsimo lo que compartes! Es estupendo que hayas podido llevar a la pràctica "tu personaje" y vivenciar el soporte, la ayuda en vivo y directo. ¡No dejes de seguir utilizàndolo!
      Ahora te surge el miedo o dosis de ansiedad ante la espera; respira, camina, bailate algo, el punto es que te distraigas y sueltes ansiedad.
      Gracias Andrea!

      Eliminar

 
 
Blogger Templates