Instagram

Social Icons

14 de marzo de 2015

La negatividad, ¡un lastre evolutivo modificable!

Emociones, psicologia, gestalt, Aida Bello Canto, Cambio positivo, Actitud positiva, Bienestar
Nuestra mente, así como nuestro cuerpo, posee mecanismos creados a través del tiempo para sobrevivir. Esto nos ha llevado a los Seres Humanos  a lo largo de la evolución a tener una tendencia en nuestro cerebro para la negatividad, pues han sido respuestas necesarias a favor de nuestra superviviencia como especie. Esto conlleva a que estemos programados para lo negativo, como concluyen los Doctores Rick Hanson (neuropsicólogo) y Richard Mendius (neurólogo), quienes investigaron qué estados del cerebro subyacen en los estados mentales de felicidad, amor y sabiduría.

 Si llevamos esta tendencia hacia lo negativo al presente de nuestras vidas y a lo personal (salimos de la mirada evolutiva) podremos darnos cuenta de que muchas de nuestras conclusiones de vida sacadas en un momento dado de nuestra historia (por ejemplo: "No sientas afectos, sentimientos profundos; así no te harán daño") nos ayudaron a transitar etapas difíciles y/o traumáticas. Esto acontece con todos los mecanismos de defensa que poseemos, nos ayudan, nos asisten en un momento dado; mas, ¿qué pasa cuando los seguimos empleando traspasada esa etapa?

Pueden imaginarse que se vuelven obsoletas, disfuncionales, esas conclusiones de vida pues ya no cumplen su función de protegernos, y en la mayoría de los casos nos impiden entrar en contacto con partes internas muy ricas y nos alejan del mundo de alguna manera.
Pongamos un ejemplo:
A lo mejor siendo niño/a aprendí a "tragarme" mis enojos o mi angustia, para pasar desapercibido/a en mi ambiente y así evitar maltrato o violencia de algún tipo (esta mecanismo de "tragar y guardar adentro" lo llamamos en Gestalt, retroflexión). ahora bien, una vez adulto/a sigo haciendo lo mismo: en cada situación interpersonal que me genere enojo o angustia por los motivos variados que sean (maltrato, abuso, descalificación, etc) en lugar de comunicar mi desagrado, mis emociones, expresar lo que siento, lo que hago es callarme. vuelvo a "tragarme" mi enojo o mi angustia.

Vemos que mi reacción es atemporal, como si fuese aún aquella niña, no he aprendido a cuidarme, a poner límites y a expresar mi genuino sentir. Este tipo de respuesta no me sirve ya en mi vida presente y supone un inconveniente para enfrentar la mayoría de los desafíos cotidianos, e indefectiblemente me obstaculiza el aprovechar mis posibilidades vitales.

La neurología actual nos insta a contrarrestar estos mecanismos mentales negativos, cual lastre evolutivo que traemos, si deseamos conectarnos con el bienestar, con nuestras inmensas posibilidades y percibir los aspectos positivos de nuestra vida.

Todo, todo ¡todo! está en nuestro cerebro (químicos, pensamientos, emociones); desde lo más fabuloso hasta las miserias humanas, y tenemos las llaves para poder elegir el bienestar, la sabiduría o la infelicidad, el mal-Estar. Es a través del aprendizaje y el entrenamiento, en sus múltiples versiones y expresiones, que podemos modificar esta tendencia hacia lo negativo. Está en nuestras manos el cambiar los procesos mentales para percibir con mayor facilidad los aspectos y acontecimientos positivos de nuestra vida.
¡Qué alivio!

Dra. Aída Bello Canto
Psicología y Gestalt

14 comentarios:

  1. ¡Muy interesante Aida! Más razones para seguir en el camino del entrenamiento, con la dificultad de la constancia (en mí)!!
    Toda información me suma ganas. ¡Gracias!
    Un cordial saludo,
    Robert Mir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Robert,
      Definitivamente el saber, el conocer, el estar informados, no ssuma y nos ayuda a elegir con mayor conciencia, ¡lo cual no es poco!
      Gracias por tu comentario.
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
  2. Hola Aida,
    ¡Con razón tenemos tan instalado lo negativo! Suele ser nuestra primera respuesta ... hasta que cambiamos.
    Gracias por las reflexiones!
    Saludos,
    Rosa María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa Maria,
      Agradezco tu comentario!
      Así es, nos resulta más fácil salir con lo negativo, guardar más tiempo lo negativo etc... hasta que nos decidimos a recorrer el camino del cambio.
      un Caĺido saludo,
      Aida

      Eliminar
  3. Hola Aida, muy bueno todo. Yo agregaria que: "Vivimos en la busqueda de una armonia y equilibrio entre el pensamiento, las emociones y las acciones. En mi modesta opinion una de las herramientas para acercarnos a ese equilibrio es la tan necesaria ASERTIVIDAD, para asi no tragarnos y retener nuestras opiniones, sobre todo cuando se refiere a experiencias desagradables y dolorosas. bie T.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Topo,
      ¡Esoooo! Asertividad!! Potenciando y nutriendo ese necesario "músculo", actitud indispensable, mas también ha de ser entrenada. <lo bueno, a mi entender, es saberlo y darlo por hecho.
      Gracias por compartir!!
      Un abrazo,
      Aida

      Eliminar
  4. Hola Aida,
    Ojala siempre fuera asi. Yo trate varias veces de pensar en Positivo, me lo decia mi
    mama.Pero fue cuando peor me fue.Ya no lo intento, trato estar en neutral, ni positiva, levemente o muy negativa. Entonces nunca sucede lo que yo pienso. Sucede al reves.
    Vivo en mi Mundo del Reves. Pero a mucha gente esto le es util. Gracias .
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Si, recuerdo que me has compartido esta experiencia y este "mundo del Reves". Lo importante es que tú sepas cómo te funciona para tí. ¡Adelante!
      Gracias!!
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  5. Waoooow, mira de donde nos viene esta tendencia!
    Gracias Aida!
    Abrazo
    Miriam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miriam,
      Sí, sí, sí!
      Gracias por comentar!
      Saudos,
      Aida

      Eliminar
  6. Muy Bueno!!!Es verdad uno sigue toda la vida con ese mecanismo que te hace mal y cuesta cambiarlo pero vale la pena. Clarisimo, al menos yo en mi lo veo claramente. Gracias. Besos Andrea Russo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Andrea,
      Gracias por tus palabras y compartir! Es un mecanismo que todos traemos, y qué bueno darse cuenta para poder elgir modificarlo.
      Un abrazo,
      Aida

      Eliminar
  7. Muy bueno!! Gracias Aida por darnos las herramientas que necesitamos día a día. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Marta! Sigamos creciendo!
      Un abrazo,
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates