Instagram

Social Icons

18 de septiembre de 2016

Conclusiones propias que nos Atan!

Psicologia, Aida Bello Canto, Emociones, Gestalt, conclusiones personales
A lo largo de nuestra vida vamos sacando conclusiones sobre lo que nos pasa, e incluso el por qué nos pasa algún hecho o acontecimiento; nos basamos en nuestra experiencia para construir nuestra personal conclusión, y la misma nos sirve de guía para seguir adelante.

El problema surge cuando va pasando el tiempo, ya salimos de la situación difícil o incluso de supervivencia - momentos especiales donde solemos sacar alguna "conclusión guía"- y seguimos viviendo bajo sus efectos. ¡Nos atan y nos impiden tener una vida más rica y feliz!

Por ejemplo:
Imaginemos a una persona que mantuvo un relación de pareja tóxica durante un largo perídodo - no necesariamente al grado de chantaje emocional, pero sí con dependencia emocional y culpa por registrar las propias necesidades; cuando esta persona logra salir de esta relación, puede llegar a la conclusión de que "es peligroso enamorarse". Esto le va a permitir a la persona atravesar su recuperación, su autoestima, cómo es el no estar pegado a nadie, aprender a descubrir qué necesita y tomar sus propias elecciones.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando transcurre el tiempo y sigue rigiéndose por esta conclusión "guía"? Va a tener problemas para vincularse nuevamente, para permitir a otra persona que ingrese en su vida, hay emociones que habrá anestesiado para no volver a correr el riesgo de sufrir.

Pero se pierde la oportunidad de compartir, de abrirse más a la vida, de amar. Cree que sigue siendo igual que antes, sin tomar en cuenta que ya tiene otras herramientas, ha crecido internamente y el generalizar ("meter a todos en la misma bolsa") es una equivocación.

El seguir usando su conclusión guía: "es peligroso enamorarme",  ata,  estanca, paraliza un área importante de su vida. 

Algunos ejemplos de conclusiones Guía son:

"Sólo puedes contar contigo mismo/a"
"No esperes nada; así no sufres"
"No confíes en nadie"
"Sólo el dinero te dará seguridad"
"La vida es injusta"
"Siempre se puede más"

Varias de las mencionadas nos pueden dificultar el pedir ayuda, tener una alta autoexigencia, no crear vínculos muy estrechos, ...

Toda conclusión guía nos da una actitud ante la vida, una postura existencial desde la cual vivimos e interpretamos el mundo. Por eso es fundamental que revisemos si andamos por la vida guiados por alguna conclusión que nos fué muy útil en el pasado para salir adelante, pero en el presente nos ata y obstaculiza para vivir mejor. 

¿Buscas una conclusión personal tuya? Es muy posible que recuerdes la situación en la cual la sacaste; ¿es útil en tu vida hoy?

Te deseo una Buena Vida!

Dra. Aída Bello Canto
Psicología y Gestalt


10 de septiembre de 2016

Miedo al Cambio.

Aida Bello Canto, Psicología, Gestalt, Emociones, Miedo
Enfrentar cualquier tipo de cambio trae aparejado una dosis de incertidumbre y de miedo. Muchas personas lo desean, en algún área de sus vidas, mas les cuesta tomar la decisión y/o dar los pasos necesarios para generar el cambio buscado.

Por ello, solemos quedarnos en lugares incómodos o en relaciones desgastadas, ni qué decir cuando hay maltrato en cualquiera de sus variantes. Aún con padecimiento o insatisfacción,  permanecemos en lo conocido porque de alguna manera nos da seguridad.

Una seguridad que nos ofrece el aprendizaje a través del tiempo, el saber cómo movernos y, de alguna manera, tenemos cierto control. Aún en el dolor o cansancio, no esperamos sorpresas.

Cuando nos disponemos a generar un cambio, o el mismo ha venido desde afuera y aprovechamos la oportunidad para atravesarlo (no el quedarnos en la queja de lo "perdido"), nos paramos ante una gran posibilidad de lo nuevo, de retomar la iniciativa con nosotros mismos, descubrir aspectos nuestros que desconocíamos y desarrollar nuevas herramientas.

Nos damos amplia posibilidad a nuevas experiencias, nuevos aprendizajes y renovar objetivos.

¿Qué puede indicarnos que necesitamos un cambio? pues el darnos cuenta que hay necesidades que no están satisfechas, que nos quedamos en ese lugar donde nos hemos ido limitando, sintiendo nuestra vida más "opaca", no por elección sino por miedo a salir, miedo al fracaso o a la incertidumbre. Optamos, como dice el refrán, por "malo conocido que bueno por conocer.

Sepamos que siempre, SIEMPRE, aparecerá el miedo al cambio, y ello no implica que nos paralizemos. Recomiendo dos cosas a tener en cuenta:

- la necesidad de otorgarnos paciencia y tolerancia con nosotros mismos para ir saliendo a lo nuevo, hacia el cambio deseado y buscado. Incluso, podemos necesitar tiempo para descubrir qué Sí queremos, pues ya sabemos lo que No queremos.

- no juzgar, ni a otros ni a nosotros mismos, si nos encontramos con impedimentos para el cambio (que pueden ser de muy diversa índole). Muchas veces el saber que necesitamos ayuda ...  pedirla o buscarla, lleva tiempo y ¡es un gran paso!

Recordemos que es un momento de apoyarnos en las redes que tengamos: amigos, familia, grupo de apoyo ... basta con una persona que emocionalmente nos acompañe al principio en este nuevo camino hacia lo anhelado, para que nos sea mucho más llevadero.

Crecemos internamente y nos encontramos con una renovada capacidad de sorprendernos positivamente de nosotros mismos. Si necesitas algún cambio, ¡ánimo!

Buena semana para todos.

Dra. Aída Bello Canto
Psicología y Gestalt


 
 
Blogger Templates