Instagram

Social Icons

10 de marzo de 2013

Cuando la actitud mejora la vida

actitud, cerebro, reflexion

La realidad es una: “Es lo que Es”, como muchas veces decimos y/o escuchamos. Es lo obvio, lo observable, todo cuanto captan nuestros sentidos, sin prejuicios ni expectativas.

Es cuanto acontece en el mundo externo (personal, familiar, social, el “afuera”).

Mas para nosotros, los Seres Humanos, nos es muy difícil captar, aprehender, la realidad “real” ya que espontáneamente construimos la realidad a partir de nuestras percepciones, asociaciones, emociones, experiencias anteriores, etc.

¿Qué importancia tiene esto? Pues que puede sernos muy útil para evitarnos muchos sinsabores, disgustos y sufrimientos, el saber que estamos más conectados a nuestra visión de las cosas, que a las cosas mismas.

Cada persona responde mucho más con sus propias representaciones del mundo en sus relaciones, en las situaciones de la vida cotidiana, ante lo inesperado y ante lo conocido, que al mundo real mismo. Impregnamos la realidad con nuestra propia y personal mirada.

Es inevitable que pongamos naturalmente nuestro propio tinte a cuanto nos pasa, a cuanto vivimos. Por ejemplo, suena una música, y para una persona puede ser agradable y generarle alegría y para otra, despertarle tristeza por algún recuerdo.

Nuestros recuerdos, anhelos, temores, “rollos”, etc. dan color a la situación real en transcurso. Por supuesto que captamos la realidad externa, mas no podemos dejar de lado la manera en que intervenimos subjetivamente, como influimos directamente, en el modo en que nos alcanza; en el como nos influye y nos toca.

Si tenemos esto en cuenta, cuando nos veamos sacudidos emocionalmente (enojo, tristeza, angustia, miedo, etc.) y tome en nosotros dimensiones difíciles de soportar, incluso hasta llegar al cuerpo con todos los síntomas que conocemos (migrañas, contracturas, dolencias gástricas, hipertensión,…), seremos grandes colaboradores de nuestra salud y de nuestra calidad de vida si tomamos un tiempo para diferenciar lo que realmente pasa y cuanto ponemos nosotros en lo que nos pasa.

Esta es una gran herramienta para variar nuestra actitud frente a la Vida. Y como ejemplo comparto un antiguo cuento: Un Señor vio trabajar a tres picapedreros y le pregunto a cada uno que estaba haciendo. El primero respondió: “estoy picando piedra”; el segundo: “estoy llevando comida a mi casa”; y el tercero: “estoy construyendo una catedral”.

La realidad es una; ¿Qué actitud decides ponerle?


23 comentarios:

  1. Clarísimo, Aida! Este es un tema que me encanta, y lo has expuesto de manera clara y sencilla, como siempre lo hacés. Celebro que hayas abierto este blog!! Gracias! Silvina R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por tu comentario! Y me alegro de que te haya gustado la idea del blog.

      Eliminar
  2. Qué buena la nota Aída. Leyendo se entiende, lo que cuesta un poco es ponerlo en práctica, hay que estar muy atento y despojarse de todo lo que nos motiva internamente. Trataré de hacerlo a menudo. Muchas gracias por el blog y me encanta el nombre que le pusiste.
    Susana Benítez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana por tu comentario. Es cierto que no siempre es fácil ponerlo en práctica; siento que está bueno para un nuevo post.

      Eliminar
  3. como siempre algo tan sencilo y tan grande para compartir , hermosa tu idea , segui adelante que esta buenisimooooooo!!! un cariño grande !
    monica Britez

    ResponderEliminar
  4. que linda palabra "ACTITUD" después de leer la asocié con sentido, dirección, devolución!! Que lindo es leerte! Mi abrazo

    ResponderEliminar
  5. Cuanto mas feliz creo que seria si pudiera tomar conciencia de la verdadera realidad, tomando un poco de distancia de los "colores" que yo aporto a cada situación de mi vida. Abrazo Enorme

    ResponderEliminar
  6. Hermoso Querida Aida y clarisimo como siempre.
    Me parece genial lo que decis "seremos grandes colaboradores de nuestra salud y de nuestra calidad de vida si tomamos un tiempo para diferenciar lo que realmente pasa y cuanto ponemos nosotros en lo que nos pasa"
    Un saludo afectuoso. Adrian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Adrian por tu comentario. Me alegro que te haya gustado. Confío en seguir siendo clara.

      Eliminar
  7. Muy buen mensaje Aida! gracias por compartirlo!
    Cariños
    Karina

    ResponderEliminar
  8. Hermosa reflexión...Todo depende de la actitud que cada uno tenga en la vida...
    Muy bueno el blog!! Aida y original el título...Un abrazo!
    Marta Martínez

    ResponderEliminar
  9. ¡Gracias por los comentarios y por al ánimo para seguir!

    ResponderEliminar
  10. te leo y me parece escucharte!!! muy buena iniciativa!!! me encanta leerte!!! para cuando el libro????namaste

    ResponderEliminar
  11. Cuanto tiempo! Actitud ante la vida. La que nos conduzca a la felicidad. Lo que pasa es que a veces el camino se complica.
    Un abrazo desde Madrid. Miguel Angel.

    ResponderEliminar
  12. Primero felicitaciones por el año cumplido! de aportes incalculables y herramientas que nos ayudan a ver a darnos cuenta, aunque a veces ponemos el imaginario tan mal que no suma, resta y cuando te das cuenta porque te quedaste con lo obvio sentís un clack en el pecho tan profundo...
    Gracias a la vida por haberte puesto en mi camino.- L

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tan hermosas palabras! por tu comentario completito y tu compartir hasta del clack en el pecho ... ¡Lo fantástico es registrarlo, y con ello es un enorme paso al cambio!
      Un gran abrazo

      Eliminar
  13. Es difícil no dejarse llevar por lo que le aportamos nosotros a la realidad. Lo malo es que si lo que le aportas te hace sufrir no te das cuenta qué parte es tuya y qué es real. Trabajar en deshacer ese aporte con la confusión que éste supone es un a veces descorazonador, sobre todo cuando estás solo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Coincido contigo plenamente en la dificultad que tenemos en discriminar la realidad en sí misma y lo que nosotros aportamos a la realidad. Deshacer tal confusión que nos hace sufrir en ciertos momentos, es muy difícil estando solos, de ahí que el abrirnos a buscar otra mirada, otra escucha, es esencial. Convivimos, co-existimos, y esto es magnífico. bien lo dices en tu última frase!
      Soportes, buscar soportes.
      Gracias por compartir.
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  14. Gracias Aida a ti por tu cercanía en la respuesta a mi comentario. Es mágico poder comunicarse de forma íntima con otra persona en la otra punta del mundo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar

 
 
Blogger Templates