Instagram

Social Icons

26 de octubre de 2013

Empoderamiento de la Víctima

Empoderamiento víctima
En esta semana tuve el honor de ser invitada a dar una charla, mesa compartida con valiosos colegas, sobre "Violencia Intrafamiliar" en el V Congreso Internacional de Criminología, Psicología y Psiquiatría Forense" ofrecido en Buenos Aires, donde desde muy diferentes ángulos y áreas de incumbencia, se trataron temas sobre las víctimas de violencia.

El tema es amplio y de alto interés, que nos toca a todos sea el lugar que sea que ocupemos en nuestras vidas, pues conlleva una responsabilidad social. Mas, como tantos temas que venimos tocando, he de restringir mi foco de atención en beneficio de la longitud del post y del tiempo de Ustedes.

Ubico mi atención en el "empoderamiento de la víctima", proceso inevitable y necesario para salir del entramado de la opresión. El re-descrubrirse como persona, con sus deseos y necesidades, diferenciada del otro, también con sus deseos y necesidades, es uno de los pasos en esta recuperación del "poder perdido/entregado" (para decirlo de alguna manera sintética). Ya he ofrecido algunos tips en "Saliendo de relaciones tóxicas".

Lo que me parece fundamental para tener presente, no solamente para los que trabajamos desde nuestra profesión sino para toda persona que conoce a otra en esta posición, es que una vez conseguido este empoderamiento, no nos quedemos ahí, creyendo que ya se ha alcanzado la meta, el objetivo de no ser más una víctima, pues estaríamos olvidándonos de otra parte esencial: en toda persona que es o ha sido víctima, hay oculto un victimario.

Parece difícil visualizar este poder oculto que tiene toda víctima, pues nos conectamos con su dolor, su vulnerabilidad, ... mas sepamos que sí ejerce este poder escondido, fundamentalmente con otras personas y/o en otras áreas de su vivir. El terreno más propicio para que depositen este poder suelen ser los niños, donde la desigualdad les abre el campo de acción. Y de esta manera se va alimentando un circuito de opresor/oprimido ya que estos niños incorporan estos modelos de relacionarse, y los tenderán a reproducir en su adultez (desde alguno de los dos lugares).

Darse cuenta del lugar donde "dan vuelta la tortilla", descargan su enojo, someten a otra persona, es otro importante paso para salir de este doble "juego".

El Dr. Philip Lichtenberg, co-director del Instituto de Terapia Gestalt en Philadelphia, se ha dedicado a investigar en profundidad este tema; aquello interesados les recomiendo su libro "Deshaciendo el nudo de la opresión".

La única manera de desarticular este entramado es saliendo de cualquiera de los dos polos, sabiendo de la existencia oculta de uno de ellos, y parándose en la vida desde una nueva manera de relacionarse: ni víctima, ni victimario.

11 comentarios:

  1. Gracias por recomendar el libro pues es un tema complejo para mi, lo importante es darse cuenta del juego descubrirlo y trabajarlo.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un tema con muchos factores a tomar en cuenta. Lo importante es saberlo. Este libro es una gran ayuda.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Increíble lo que decís Aida, me gusta esto de salirse de los dos polos, lo pone en algo sumamente posible.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  3. Qué nivel alto de no conciencia tenemos los humanos, llegará el día en que podamos alcanzar un poco más de conciencia? ¿Cómo podemos hacer cuando el otro está en un nivel más inconsciente?
    Besos
    Susana

    ResponderEliminar
  4. No me contestes, tu respuesta ya está en la última parte del comentario acerca del enojo, Aída.
    Muchas gracias por tus comentarios.
    Susana

    ResponderEliminar
  5. Aida, muy bueno el tema que expones aquí. Justamente lo trabaje hace unos dias en mi taller vivencial. Patricia

    ResponderEliminar
  6. Excelente Aìda !!! Como siempre !!!.Lucìa Clara

    ResponderEliminar

 
 
Blogger Templates