Instagram

Social Icons

29 de diciembre de 2013

Personas con Alta Sensibilidad

HSP, Gestalt, Aida Bello Canto, El Tornillo Flojo, Alta sensibilidad, Gestalt Integral
La sensibilidad es el punto de inicio esencial para poder entrar en contacto con las propias necesidades internas o externas. Nos posibilita el sentirnos y el sentir el mundo que nos rodea. Nos ofrece información sobre qué nos está pasando en este ahora y en este momento, conmigo mismo/a y con quien me rodea o interactúo, favoreciendo el encuentro o dándome señales de retirada.

Pareciera una obviedad el hablar de la sensibilidad, creyendo que todos la tenemos desarrollada y podemos fácilmente tomar registro de nuestro sentir, ponerle nombre (ansiedad, ternura, agobio, empatía, etc) y tomar acciones en coherencia con lo sentido. ¡Error!

Frecuentemente nos encontramos con dificultades en la sensibilización (primera fase del ciclo de experiencia o contacto, como decimos en Gestalt) donde la persona no puede dar cuenta de su sentir en ciertos momentos; por ejemplo, no registra cuando se enoja, tiene miedo o se conmueve. Difícilmente va a poder satisfacer sus necesidades requeridas en ciertas áreas de su vida o entrar en genuino contacto con otros donde estas sensaciones sean pertinentes. Además, el cuerpo siente aunque la persona no lo perciba, depositando en el mismo sus efectos: a veces corazas, otras somatizaciones.

La buena noticia es que es posible el entrenamiento a través de diferentes modos: aprender a escuchar la señales físicas, distinguir en qué momento aparecen, pulir el alfabeto emocional, etc. Hay ejercicios específicos para desarrollar la sensibilidad, o salir de la desensibilización; ésto lo dejamos para otro día, si les interesa.

También hay personas con alta sensibilidad (Highly Sensitive People) que poseen un sistema nervioso mucho más sensible que el promedio - es innato-, captando las sutilezas de su alrededor y mayor cantidad de información sensorial. Se conmueven profundamente con el arte, la naturaleza, el sufrimiento de los otros; les afecta de sobremanera los ruidos, los olores fuertes, las masas de gente, ...


Los HSP necesitan aprender a darse tiempo para procesar tanta información, (captan rápidamente las necesidades del ambiente, lo que otras personas necesitan) y otorgarse el espacio para armonizarse propiciando que la avalancha de estímulos no los conduzca a la fatiga o al frecuente sufrimiento.

La Dra. Elaine Aron ha investigado en profundidad a las personas con alta sensibilidad, encontrando a dos cada diez personas que lo poseen, sin variación de género ( http://www.hsperson.com).


Poseer una alta sensibilidad puede complicar la vida, tal como la vivimos hoy en día, mas también posee enormes ventajas. Abrazar este rasgo como propio y reconocerse, el cual no se puede cambiar por más que muchos buscan ayuda para "no ser tan sensibles", es el primer gran paso para transformar la complicación en don: creatividad, empatía, flexibilidad, precisión, ... Encontramos en nuestra historia con este rasgo a muchas personas comprometidas con el bienestar de la humanidad y del medio ambiente, pintores, músicos.

No es cuestión de qué es mejor: tener poca sensibilidad, ser promedio o tenerla alta. ¡Sin juicios! Somos, ésta es la grandeza de reconocernos y reconocer al otro. Y cada uno buscará el camino que sienta en mayor sintonía para sumar Vida a sí mismo y a otros.

¡Buen 2014 para todos!

4 comentarios:

  1. Me encanta éste tema , Aida ! Creo que desarrollar la sensibilidad es un tema fundamental para reconocer qué necesitamos . Y reconocer la alta sensibilidad para darle un cauce sano es también un signo de salud . Me reconozco en ésta última clasificación . Lleva trabajo poder canalizar la sensibilidad hacia objetivos posibles y focalizados . Un beso ! Y gracias por todo ! Silvina R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto contigo tus palabras, ¡tal cual! Gracias por tu aporte Silvina.

      Eliminar
  2. Me interesa mucho este tema Aida (pariente lejana) jeje , ahora me encuentro en un proceso de gestionar mejor esa "mayor sensibilidad" y esa focalización que dices de buscar el lado positivo en vez de intentar evitarlo me parece muy interesante... Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estupendo! ¡Ya lo creo que tiene su lado positivo! Aprende a propiciarte los espacios tranquilos también.
      Gracias por tu comentario!

      Eliminar

 
 
Blogger Templates