Instagram

Social Icons

21 de marzo de 2015

Expresiones Emocionales Positivas transforman, ¡y la cantidad importa!

Psicologia, Gestalt, Emociones, Aida Bello Canto, Actitud positiva
Un lenguaje diferente genera un cerebro diferente. Ya poseemos numerosa información, ampliada profundamente por las neurociencias, de cómo "Somos lo que pensamos", la forma en que nuestro lenguaje nos transforma. Acá acude a mi memoria la frase de Heller Keller: "Con la primera palabra que utilicé de manera inteligente aprendí a vivir, a pensar y a esperar".

¿Te has parado a meditar cómo pides las cosas, cómo agradeces, cómo transmites tu sentir? ¿Cuántas palabras emocionales positivas utilizas en tu vida diaria?

Todo cuanto decimos y pensamos va directo a nuestro cuerpo, a través de los químicos que segregamos con las palabras. Y señalo también el pensar ya que es con las palabras que elaboramos nuestros pensamientos; es su materia prima. Las expresiones emocionales positivas inciden directamente en nuestro organismo, comprobándose que no solamente es importante expresar emociones positivas, sino también la cantidad de las mismas. ¡Si, la cantidad cuenta!

Tenemos ingresadas a nuestro cerebro un montón de palabras siendo fundamental en el tema que tocamos la importancia de la elección que hagamos. Las palabras poseen un poder emocional que nos incide directamente en nuestra actitud y en nuestro rendimiento cognitivo y físico, como se ha visto en muchas investigaciones las cuales he ido mencionando en diferentes post.

Por ejemplo: se les dió a un grupo de corredores de Fómula 1 una serie de expresiones positivas en primera instancia y luego una serie de expresiones negativas; el tiempo de reacción, la percepción y la atención fué más rápida con la serie de expresiones positivas. El tiempo de reacción, la percepción y la atención fue mucho más lenta con expresiones negativas que en el grupo de control.
Las palabras positivas y las negativas activan el cerebro, solamente que lo hacen de una forma diferente.

No estoy hablando únicamente de las palabras que nosotros decimos o pensamos, sino también de las que leemos y/o escuchamos. ¡Y mira que escuchamos un montón a lo largo del día! ¿Se acuerdan que uno de los puntos que señalé en 10 tips para asegurarte el malestar era que empezases el día escuchando las noticias? Uhm... quizás ahora lo vayan entendiendo mejor.

No es una repetición de lo que todos sabemos desde hace mucho tiempo, sobre la importancia de las palabras, sino que las investigaciones y sus hallazgos a través de estudios de imágenes y estadísticas nos ofrecen resultados contundentes al respecto: ignorarlos y no aplicarlos para nuestro beneficio, mejora personal, refinamiento de nuestra actitud positiva, incidencia en nuestro organismo, etc, sería un enorme desperdicio (para decirlo de alguna manera).

Las palabras importan, ¡y mucho! y la cantidad del empleo de las mismas, también, y son capaces de cambiar el funcionamiento de nuestro cerebro. Nos guste o no, sencillamente ES.
Y todo esto se puede enseñar, se puede aprender, se puede entrenar. ¡No hay que venir provisto con la genética favorable para el empleo de la palabras emocionales positivas!

Las palabras que utilizamos en este aquí y ahora, en este presente nuestro, está construyendo nuestro futuro, lo estamos construyendo nosotros. Cuidar nuestro lenguaje es esencial, prestarnos atención a las palabras que empleamos con nosotros mismos (nuestro lenguaje interno, esos diálogos tan frecuentes que realizamos) y para con los demás.

Te invito a que hagas una pequeña lista con las expresiones emocionales positivas más frecuentes que utilices; date tiempo para reflexionar sobre cuáles empleas y escríbelas. Elige dos con la intención de tenerlas más presentes en este día.  Así puedes hacer cada día; es una manera de entrenarnos. ¿Compartes tus palabras elegidas? Es una manera de regalar a otros palabras emocionales positivas que por ahí no las tienen incorporadas.
Recuerden: Un lenguaje diferente genera un cerebro diferente.

Comparto las mías: Gracias. ¡Astral! Te quiero. ¡Buena Vida!

Dra. Aida Bello Canto
Psicología y Gestalt


13 comentarios:

  1. Hola Aida. Con cuánto desatino utilizamos las palabras! Aún sabiendo de su influencia inmensa en nosotros y en nuestras vidas. Gracias por recordarlo y reflexionar.
    Acá van las mias. Confía, desea y vive.
    saludos
    Ricardo M

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ricardo. Así es, nuestra utilizaciòn del vocalublario es casi automàtica, sin pensar enla fuerza que posee. El conocimiento nos instrumenta.
      Gracias por tu comentario y por compartir tus palabras.
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar
  2. HOLA AIDA,
    Esto seria como un entrenamiento para pasar a ser positivos , no? Con el uso de palabras.Esto me hace recordar algunos libros que lei sobre el poder de la palabras.
    Uno los lee, pero nunca los aplica.Es cierto que aveces,con unas palabras correctas, uno puede ayudar mucho a otro, si atraviesa por un momento dificil, o hundirlo mas, si ese es el cometido.
    Soy muy dura conmigo misma cuando cometo cualquier error. Me castigo mucho. Soy mas dura conmigo , que con los demas. Pero te hare caso en esto, ya que no significa ser positivo, que no puedo, sino decir palabras positivas( le hare trampas a mi destino , a mi mundo al reves) y dire algunas palabras positivas distintas de las que uso siempre: GRACIAS DIOS MIO POR HABER CREADO EL UNIVERSO. GRACIAS CRIATURAS NO HUMANAS POR FORMAR PARTE DE ESTE UNIVERSO Y PERDON POR EL DAÑO QUE LES HACEMOS.GRACIAS A TODOS LOS HUMANOS QUE APORTAN DE ALGUNA FORMA, PARA PROTEGER y CUIDAR LA CREACION DE DIOS. Esto no solo lo digo con palabras, lo digo con el corazon y siento que me hace bien. Gracias Aida, por enseñarnos lo que sabes, para estar mejor todos, eso se llama COMPARTIR LO BUENO.Muchas gracias!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! ¡Què bonita y positivas palabras utilizas en tu escrito compartido! Gracias!
      Tambièn agradezco tus palabras sobre el compartir; ¡no dejo de hacerlo en mi medida y desde mi humanidad!
      Un abrazo,
      Aida

      Eliminar
  3. Gracias amiga querida.uso palabras casi automáticamente sin pensar k afectan negativamente mi cerebro....menos mal k las positivas las digo con mas frecuencia..aqui algunas...bendiciones..que gusto verte..te quiero...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mi querida Maye. Para mí también una bendiciòn el compartir este camino y que la Vida nos siga juntando. Me alegra de que te haya servido este escrito para estar màs atenta a las palabras que empleamos ... esencial.
      Te quierooooo.
      Aida

      Eliminar
  4. Soy Maye..olvide poner mi nombre..un abrazote..!

    ResponderEliminar
  5. Maria Eugenia Rosario24 de marzo de 2015, 09:09

    Aida, me he parado a observarme còmo me expreso, què tipo de palabras utilizo, y me sorprendo al encontrarme que no son tantas las positivas. Mi primera reacciòn suele ser negativa ... estaré más atenta ya que definitivamente poseemos esta herramienta comprobada; el no emplearla sería una necesad, de mi parte.
    Gracias!!!
    Un cordial saludo,
    Maria Eugenia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Eugenia. Pues què bueno si te ha servido apra reflexionar sobre la manera en que te expresas y la utilizaciòn del lèxico. Si que es una herramienta impresionante, que hace la diferencia.
      Gracias por tu comentario!!
      Un càlido saludo,
      Aida

      Eliminar
  6. Qué importante esto que posteaste Aida!!! agregarías a nkerth@edenor.com ?!!
    Gracias!!! Maura

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maura. Gracias por tu comentario! ¿A dónde quieres que agrege a edenor? Dale, espero tu respuesta.
      Un abrazo
      Aida

      Eliminar
  7. Muy interesante y aplicable Aida! A ver si me pongo las pilas con tantos datos sustentados; gracias, ¡vamos todavìa!, buena onda.
    Hoy estaré más atenta con ellas, mis elecciones.
    ¡Gracias!
    Mercedes Morán

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mercedes por compartir, y darnos tus palabras elegidas.
      ¡esooo!
      Un cálido saludo,.
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates