Instagram

Social Icons

7 de mayo de 2017

Hacerte el distraìdo/a ... ¡no soluciona!

Aida Bello Canto, Psicologìa, Gestalt, Emociones, Relajación,
Una gran cantidad de problemas que padecemos vienen de andar ràpido por la vida, nos damos cuenta que nos sentimos "mal", insatisfechos, con nosotros mismos o  en alguna relación, pero en lugar de detenernos a ver qué podemos hacer de diferente, parar para descubrir qué necesito para estar mejor, cambiar mi estado de ánimo,  por ejemplo, seguimos con nuestra "lista de pendientes". ¡Nos hacemos los distraìdos!

Podemos ir depositando en el cuerpo, tensiones y contracturas, molestias estomacales, etc...  y aún así "seguimos de largo" sin escuchar su mensaje, sostenemos nuestro analfabetismo emocional sin detenernos a ver qué estamos sintiendo, registramos a lo mejor nuestra dificultad en el pedir mas no tenemos ni idea de qué pedir, podemos tener necesidad de un cambio mas es tan general que no le podemos poner "apellido a esta necesidad de cambio", entonces ¿por dónde empezar?

En Gestalt utilizamos con frecuencia una frase "Darse tiempo para Darse Cuenta", queriendo transmitir la importancia de parar, detenerse en algún instante del día, para prestar atención a cómo estamos, qué nos está pasando, percatarnos de si nuestros planos físico, mental y emocional están aliniados, en sintonía. Es muy difícil percibir nuestras incoherencias  (por ejemplo cuando mi mente me dice una cosa y lo que siento al respecto, va por otro lado), si vamos rápido por la vida, nos subimos al tren programado diario ... y de esta manera, cada día.

Me refiero a darnos unos minutos diarios, no importa cuándo y dónde, para prestarnos atención y no seguir de largo ante situaciones o relaciones que sabemos, aunque nos hagamos los distraídos, que no me hacen bien ... ¿esperamos a que  la situación o el vinculo estalle?

Este darnos tiempo para detenernos es aplicable a TODO:
Aída Bello Canto, Emociones, Psicologìa, Gestat

- ubicar nuestras prioridades,

- registrar mi sentir en una situación específica y accionar acorde a la misma y no a mis suposiciones,

- focalizar mi deseo, intención, proyecto, para dar los pasos para su concreción,

- darme cuenta de lo que necesito y a quién necesito en el afuera,

- escuchar mi cuerpo y atenderlo (con frecuencia nos damos cuenta de la necesidad de descanso cuando ya estamos agotados)

- cuando voy a comunicar algo importante para mí, decir con claridad lo que quiero transmitir (no irme por las ramas y el otro que adivine lo que quise decir); con respeto y cuidado ... y ésto requiere entrenamiento.

En fín, la lista es larga, mas espero dejarles la esencia de la importancia de darnos un tiempo cada día (les aseguro que no es mucho) para acudir a nuestro propio encuentro.Quienes van incorporando a sus vidas las respiraciones, la relajación básica, entre muchas posibilidades existentes, tendrán un mayor acceso a esta toma de contacto interno.

 ¡Házlo a tu manera!

Dra. Aìda Bello Canto
Psicologìa y Gestalt

2 comentarios:

  1. ¡Què buen recordatorio! Me cuesta dejar de andar en automàtico, repitiendo incluso lo que no me gusta o dejando pasar incomodidades. Definitivamente sòlo hago algo diferente cuando estoy en el lìmite.
    Estaré más atenta.
    Gracias!
    Saludos,
    Verónica

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Verónica,
      Gracias por tu comentario y te felicito por tu darte cuenta, tu registro del "modo automàtico"; un gran paso para generar el cambio.
      Un cálido saludo,
      Aída

      Eliminar

 
 
Blogger Templates