Instagram

Social Icons

28 de abril de 2013

¿Enfermedades o enfermos?


actitud, crecimiento personal, gestal
 La enfermedad, sea la que fuere, es algo que todos los seres Humanos deseamos que permanezca lejos y ajena a nosotros. Sabemos de su presencia en nuestra vida por poseer memoria de salud, siendo la misma valorada ante la pérdida y aparición del anhelo de su recuperación. ¿Qué podemos hacer? ¡Mucho, sin lugar a dudas!

En el ámbito de la salud física y emocional, se ha arribado a la conclusión de que no hay enfermedades sino enfermos, siendo esta diferenciación de vital importancia pues habla de que nosotros, las personas, somos quienes enfermamos de algo específico en un momento específico en nuestras vidas, y tomamos cierta actitud única frente a lo que nos acontece, para ayuda o detrimento propio.

Por supuesto que conocemos una amplia gama de enfermedades, todas con su sintomatología y diagnóstico. A lo que nos referimos es a la presencia del Ser Humano como factor crucial: de qué nos enfermamos? ¿Cuándo nos enfermamos? Y el pronóstico de recuperación esta íntimamente ligado a la actitud de la persona frente a la misma, más allá de los cuidados pertinentes que tome. Muchas son las investigaciones que lo corroboran y sustentan sus resultados con imágenes del scan cerebral llamado “functional magnetic resonance imaging” ( Dr. Matthiu Ricard, publicado en “Procedimientos de la Academia Nacional de Ciencias, Nov. 2007).

Así pues, dos personas con un mismo diagnóstico y tratamiento pueden tener muy diferente respuesta para alcanzar la recuperación. “¿Me quejo de lo que me pasa?, ¿Siento que es el peor momento para enfermarme?, ¡De esto si que me va a costar salir!, ¡Peor no puedo estar!”
Otra postura sería: “necesito descanso; me pasé de la raya” (escucho las señales de mi cuerpo de agotamiento, registro mi stress, por ende bajan mis defensas siendo terreno fértil para amplia gama de enfermedades).

Si nos concedemos una mirada de aprendiz frente a la enfermedad que nos acontece, escuchando de qué hablan nuestros síntomas y la invitación de los mismos a una mejor calidad de vida para recuperar el estado de Salud, nos ubicamos en agentes activos a favor de nosotros mismos. Y es de nuestra Vida de lo que se trata.

8 comentarios:

  1. Hola Aida. Tus palabras me han hecho reflexionar sobre las últimas veces que me he enfermado y la actitud que he tomado frente a esta situación. El componente emocional no me pasa desapercibido ... Tomaré nota de mi actitud, para que "ayudarme". Gracias. Maria G

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Si bien cuando enfermamos somos "pacientes", es bueno darnos cuenta que poseemos una parte activa en tal situación.
      Saludos, Aida

      Eliminar
  2. Aida, una vez más lo tuyo todo un aprendizaje, aunque no puedo más que decirte que quiero más! más allá que debo y debemos saber que mucho de lo que uno quiere escuchar o leer está dentro nuestro. Besos. Gracias. Andrea S

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu impulso a seguir! Me suma mucho y me motiva. Gracias!

      Eliminar
  3. Que bueno poner la mirada sobre la enfermedad desde el punto de vista de un mensaje del alma, que debemos escuchar para alcanzar la unidad.Gracias Aida

    ResponderEliminar
  4. El alma nos habla, el cuerpo nos habla, deberíamos estar menos distraídos y escuchar. Gracias Aída! Alihe

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Aida,
    Aceptacion, buena actitud y ser capaces de responder de manera proactiva ante las "enfermedades" son claves para poder enfrentar situaciones y poder salir adelante. Gracias por tus publicaciones, me encantan!!
    Laura,
    Miami, Florida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu comentario Laura, compartiendo contigo esas claves para salir adelante.
      Un cálido saludo!

      Eliminar

 
 
Blogger Templates