Instagram

Social Icons

22 de febrero de 2014

Empatía: Contagio Emocional

Empatia, emociones, psicologia positiva, El Tornillo Flojo, gestalt
La empatía es un término que posee muchas definiciones, según el acercamiento sea desde lo perceptivo, lo cognitivo, lo emocional o comportamental. Desde Lipps (1903) hasta Batson (2009) tenemos acuerdos y desacuerdos sobre éste término, mas la principal coincidencia estriba en tomarla como una respuesta afectiva donde la persona "considera la experiencia de la vida interna del otro manteniendo la objetividad" (Kohut).

En lenguaje sencillo, es ponerse en los zapatos del otro, sin perder contacto con lo que a mí me pasa en mis propios zapatos. La empatía nos permite sentir lo que el otro siente, así como asomarnos a imaginar cómo nos sentiríamos en la situación de otra persona.

Ésta posibilidad que tenemos los humanos de sentir con, presente en muy variada graduación en cada persona, nos conecta y nos ayuda a movilizar nuestra semántica emocional (sobre la cual venimos hablando). Nos permite desde sufrir ante la observación del sufrimiento del otro hasta alegrarnos y contagiarnos de la alegría de otra persona.

 Algunas personas toman como punto de partida la empatía para trasladar el foco hacia sí mismo/a, en lugar de permanecer en el entendimiento emocional de lo que al otro le está pasando. Hemos de tener cuidado con ello si deseamos entrar en contacto con el otro, si buscamos un encuentro, pues acá puede perderse la presencia y respetuosa escucha que podemos brindar. Ejemplo: Dos personas están juntas, llamémosle A y B. A comparte con B un acontecimiento especial por el cual está transitando; B escucha e inmediatamente toma "pie" para pasar a contar su propia "historia" y explayarse en su sentir: pasa a ser el/la protagonista, con lo cual A queda relegado/a. Fijémosnos si esta situación se repite en ciertas relaciones.

Este contagio emocional es el primer paso de una cadena valiosa que nos lleva a sentir por. Se pueden destacar cuatro eslabones: empatía, simpatía, preocupación empática y compasión. No voy a explayarme en los otros tres, mas me parece importante su mención ... porque nos conducen a un actitud pro-social, a un deseo de ayudar de manera altruísta y a la compasión.


Las neurociencias han aportado mucho en los últimos años a este tema. Singer y Lamm (2009) sostienen que hay evidencia suficiente para afirmar que el hecho de poder empatizar con otros se relaciona con la activación de estructuras neuronales (neuronas espejo). Ésta es una de las razones biológicas para ir disminuyendo nuestro analfabetismo emocional.


Ya el acceder al primer eslabón de esta cadena nos nutre y potencia nuestras actitudes positivas. Si bien hay una base genética y una influencia de la comunicación emocional con la que crecimos, es posible el desarrollo de nuestras habilidades empáticas. Ni siquiera lo propongo con el objetivo de alcanzar la compasión (esto lo evaluará y decidirá cada uno), sino que les brindo esta información bajo la perspectiva de alcanzar diversos beneficios personales: mayor tolerancia al stress, evitación del juicio, importante descenso de la autocrítica y del perfeccionismo. ¡No es poco!

Y para terminar, recordarles uno de los aspectos positivos de este contagio emocional: ¡nos ayuda a desdramatizar situaciones!

¡Buen fín de semana!

13 comentarios:

  1. "Sentir con" ... "Se.ntir por" ... me quedo reflexionando. Pareciese sútil la diferencia, y no lo es. Gracias por hacerme pensar y crecer.
    R

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola R:
      Me doy por hecha que te haya servido para reflexionar! GRACIAS.
      Aida

      Eliminar
  2. Hola Aida.
    Importante cadena señalas con la empatía como inicio. ¿Podremos? me parece un objetivo importante, aunque ya con aprender a estar con el otro, es un paso que tengo que afinar.
    ¡Gracias!
    Mauro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mauro,
      Uhm... sugerencia, antes de aprender a estar con el otro, toma registro de tu alfabeto emocional y ábrete a contagiarte!!
      Lo demás irá llegando paso a paso; me expresé de manera equivocada: no irá llegando, lo irás logrando.
      Gracias por tu comentario.
      Aida

      Eliminar
  3. Hola Aida y Equipo,

    Muy interesante tu artículo que nos obliga a indagar profundo sobre nuestras FORMAS de HACER o RELACIONARNOS y es fascinante la conexión con el “analfabetismo emocional” como si fuera una lengua nueva que si no la dominamos, es imposible entender al interlocutor o hacernos entender nosotros mismos.

    Además si queremos alcanzar un cierto grado de felicidad o de estado mental positivo es importante saber expresar-nos, nuestras ideas, sentimientos y frustraciones, etc.

    De allí a importancia de lo perceptivo y cognitivo como forma de acercamiento, continuado por el COMPARTIR la información y CONTAGIARNOS y hacer eco de esas emociones. Entonces el entendimiento emocional es la piedra basal en la expresión y entendimiento de las emociones humanas.

    Sigmund Freud en una de sus teorías menciona a tres entidades, personajes o caracteres que cohabitan dentro de nuestro “psique” y que permanentemente interactúan en nuestra vida emocional, cognitiva y de relaciones.

    Pienso yo que para auto-generar la empatía y la simpatía debe existir un manejo o supresión momentánea de nuestras urgencias egoístas e individualistas. La empatía es un acto solidario de entrega de nuestra atención. Estas tres entidades son: a) el ello (expresiones primitivas); b) el yo (expresiones conscientes); y c) el superyó o súper ego (referido a expresiones morales y éticas). Si nuestro súper ego está bien conformado a las exigencias morales y éticas, entonces no habrá ningún problema con generar nuestra empatía.

    Este manejo o transición es algo muy sutil ya que al principio de esta práctica estaremos aprendiendo los mecanismos de interacción siendo un acto más consciente. En cambio cuando ya hemos adquirido las destrezas, las herramientas y la voluntad empática para este manejo, se vuelve algo más instintivo. (Ejemplo: cuando aprendemos a conducir un auto y cuando lo hacemos 5 anos después!).

    Los individuos que son “socialmente adaptados o conformados” a estas normas de convivencia e intercambio social, estarán en mejores condiciones de ofrecer empatía que los otros.

    Ejemplos:

    CASO 1, simplemente expresado una persona debe sacrificar momentáneamente sus intereses yo-istas, ego-ístas y brindarse a la otra para así poder SENTIR CON.

    CASO 2, pasa lo contrario pasa a ser una persona que utiliza estas situaciones y la otra persona para exteriorizar sus propios conflictos/estrés/etc. Convirtiéndose en una pseudo-empatía. A veces se puede dar un intercambio que puede ser equilibrado pero en otras no lo es!

    CASO 3, el interés en los problemas del otro no existe y una mínima comunicación toma lugar. Cuando el interlocutor inmediatamente cambia el centro de la atención o foco de la conversación a si mismo. Esto suele ocurrir a menudo cuando una persona (A) el iniciador llama por teléfono a (B) el receptor, por alguna razón específica pero el receptor “secuestra” la conversación para beneficio propio o para hablar de sus propios temas, demostrando muy poca compasión y paciencia (anti-empatía)
    Los casos 2 y 3 pueden fácilmente generar gran frustración y enojo en la persona que inicialmente expreso sus sentimientos sin el debido eco.
    A veces es difícil expresar estos sentimientos adicionales en el momento, lo que hace que muchas personas “sobrelleven esta molestia” por mucho tiempo esperando “la oportunidad” de hacerlo. Esto no es nada saludable psíquicamente.

    Es importante tener la suficiente entereza para parar a la otra persona y aclarar específicamente: “Yo te llame a vos y Yo quiero contarte algo mío”, por favor escúchame porque es muy importante” o algo similar de muy buenas maneras pero al punto y en el momento si es posible.

    NOTA: Este escrito no es una ley y está abierto a discusión.

    Muchas gracias
    Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique,

      Ante todo agradezco tu generosa contribución a este blog, por todos los lectores y especialmente por mí pues me motivas a seguir reflexionando, a enlazar con otros temas, ampliar la mirada.

      Gran razón tienes al hacer referencia de la importancia de "dominar" este lenguaje emocional, pues el tenerlo acotado nos dificulta el propio entendimiento y a partir de ahí, el entender al interlocutor. También creo, pienso y siento que nos empobrecemos en la gama del sentir.
      Una riqueza en la semántica emocional posee como uno de los beneficios, la mejor convivencia con uno mismo; consecuencia directa, mejor convivencia con el otro ... ¿o mejor contacto?
      Es un punto a reflexionar, ya que no son sinónimos.

      Hablas del entendimiento emocional como piedra basal, coincidiendo plenamente contigo. Si miramos nuestra comunicación humana vemos cuán ausente está la incorporación de la información emocional, siendo causa de muchos conflictos. ¿Qué necesitamos para incorporar esta semántica emocional a nuestro lenguaje? ¿Cuánto nos estamos perdiendo?
      Quizás estoy mirando más allá del contagio, que si bien es importante, no deja de ser efímero (salvo que esté afinado).

      En la teoría que compartes de Freud, no creo que haya supresión de las tres expresiones: primitivas, conscientes, morales y éticas; sí un manejo, sin duda alguna. Uno de los ejemplos más extremos en el manejo de la empatía es el que realiza el psicópata o para alivianar, el que posee rasgos psicopáticos: hace uso y abuso de la información emocional que detecta en el otro. Puede realizarlo porque no pierde su objetivo, manipula.
      Ésta es una de las caras "en sombra" de la empatía.

      Y acá me vienen tus magníficos términos, pseudo-empatía y anti-empatía, como modos equivocados o desviados de la misma. ¿Serán otras "sombras?
      Bien lo ejemplificas en tus casos 2 y 3.
      Me quedo reflexionando sobre la "punta" que muestras y es ¿qué le pasa a la otra persona que se ve envuelta en estas pseudo y anti empatías? Se abre una puerta interesante para revisar la claridad en la comunicación y los límites.

      Para mí es fantástico la manera en que se entrelazan los temas. Y si miramos en lo profundo, volvemos a necesitar la claridad en lo que sentimos cuando "nos pasa lo que nos pasa". Sino, ¿qué te digo? después viene el "cómo te lo digo".

      ¡Sigamos promoviendo el "entendimiento emocional"!

      Un abrazo,
      Aida

      Eliminar
  4. Hola Aida,

    Estoy recibiendo un "curso emocional" en etapas! Aprendo y me impulso a estar más atenta en este aprendizaje.
    Muy valiosos los comentarios; espero alcanzar la destreza!
    Agradecida total.
    Rosa María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa María por tu comentario. El tema de las emociones es amplio e importante. Ojalá te sea útil.
      Felicitaciones por estar más atenta!
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
  5. Gracias, gracias, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Aida y Amigos por el feedback,

      Me gustaria aclarar por la dudas, de mi mencion de Freud dije que nos presenta los tres aspectos o entidades (no tengo interes en generar ningun conflicto con la Sociedad Freudiana), el resto es mi elaboracion.

      Yo dije arriba en mi articulo:

      "Pienso yo que para auto-generar la empatía y la simpatía debe existir un manejo o supresión momentánea de nuestras urgencias egoístas e individualistas"

      Alli yo elabore mi opinion refiriendome a ese "manejo o supresion momentanea". En mi apuro las ideas salieron asi, quizas hubiera podido utilizar otras palabras como por ejemplo: "disciplina y buenos modales".

      Me gustaria que tengan en cuenta que el enfasis debe ser en "momentanea". Todos manejamos o manipulamos la forma en que nos presentamos de acuerdo a las distintas situaciones, nuestros objetivos y motivos ulteriores. es como un disfraz o el personaje de teatro!

      LES PIDO A TODOS LOS LECTORES ENTUSIASTAS DE ESTE BLOG QUE SE ANIMEN A COMENTAR.

      UNA FRASE A VECES ES SUFICIENTE PARA "prenderle la lamaparita" A LA OTRA PERSONA Y MOTIVARLOS A ESCRIBIR

      Gracias, muy atentamehnte,
      Enrique

      Eliminar
    2. ¡Gracias Enrique por motivar a los lectores del blog a comentar, compartir, aportar!

      Adhiero cien por cien a lo transmitido por Enrique. ¡Anímense!
      Me consta que muchos de Ustedes encuentran la manera de contactarse conmigo por fuera de este blog; y pueden ser quienes "prendan otras lamparitas".

      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  6. Hola Aida. Ser empático no es muy fácil, considero que hay que ejercitarlo día a día, ya que el ser humano es muy frágil al momento de sentir. Pero creo como tu dices, ayuda a no juzgar, ya que al ponerte en el lugar del otro, tratas de comprender, de entender con una escucha a fondo, lo que está viviendo. Baja tu autocrítica ya que aprendemos a entender por que algo nos puede salir mal. A querernos un poquito más diría, que es lo que necesitamos para que finalmente pensar que no es necesario ser perfectos para ser Feliz. Parece una eutopía en estos momentos que estamos viviendo verdad? Pero yo apuesto por esto, se puede lograr.
    Gracias!!! Un Abrazo!!!!
    Adriana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo también apuesto por esto! ¡sin duda alguna!
      Coincido contigo en la dificultad y la necesidad de ejercitar la empatía, ¡y de qué manera!
      Gracias por tu comentario Adriana.
      Abrazo

      Eliminar

 
 
Blogger Templates