Instagram

Social Icons

29 de marzo de 2014

Transformación Positiva: 7 Factores

transformacion positiva, resiliencia, Aida Bello Canto, Autoestima, El tornillo Flojo
Hemos hablado con anterioridad de la Transformación Positiva y la Resiliencia: “la capacidad de hacer frente a las dificultades de la vida, superarlas y ser transformados positívamente por ellas” (Mabel Munist, 1998); también enumeramos los siete factores que logran protegernos a los Seres Humanos mas allá de los efectos negativos de la adversidad. En el presente veremos estos factores.

Recordemos:
  • La Autoestima
  • El compromiso moral, ético y espiritual
  • La capacidad de actuar con independencia e iniciativa personal
  • La creatividad
  • La capacidad de relacionarse positivamente con otros
  • La capacidad de introspección
  • El sentido del humor
1) La Autoestima
Entre los estudios sobre resiliencia y autoestima es interesante destacar el trabajo del doctor Werner, (Resilience and Development, NY 1999). Él hizo el seguimiento de niños desde recién nacidos hasta los 40 años en la Isla de Kauai. Un muestreo de 700 niños nacidos en la pobreza, que pasaron penurias y fueron criados en familias disfuncionales en medio de peleas, alcoholismo, ausencias de padres y enfermedades mentales. Werner observa que resultaron resilientes aquellos que tuvieron por lo menos una persona, familiar o no, que los había aceptado como eran, en forma incondicional, independientemente de su temperamento, su aspecto físico o su inteligencia.
Estos niños fueron creciendo con un alto nivel de autoestima al poder contar con alguien incondicional y al mismo tiempo sabiendo que sus esfuerzos eran reconocidos y fomentados.
Werner sostiene que todos los estudios realizados en el mundo acerca de niños muy sufridos pero con autoestima alta comprueban que esos niños tuvieron la influencia de por lo menos una relación cariñosa y estrecha con un adulto significativo.

 Yo siento, y hablo desde el lugar que conozco por supuesto, que ese rol de incondicionalidad y aceptación plena coincide con la situación terapeuta gestaltico-paciente. Es el rescate del sentido de una historia humana, al acompañar, al fomentar el dialogo yo-tu, al crear intimidad, dar cariño, y comprometerse en el aprendizaje cuando terapeuta y paciente transforman el dolor en oportunidad de crecimiento y de servicio a la comunidad. Asímismo, esta calidad de encuentro donde la incondicionalidad y aceptación plena se hace presente, aparece en muchísimos lados y anida en innumerables seres humanos, con lo cual no me malinterpreten creyendo que hago la  apología de la terapia.
2) El compromiso moral, ético y espiritual
Suárez y Ojeda, estudiosos de la resiliencia, definen la moralidad como la actitud de extender el deseo personal de bienestar a toda la humanidad. Se refiere al compromiso con los valores comunitarios, y desde nuestro enfoque gestaltico no puede ser de otra manera ya que vemos al Ser Humano en coexistencia, un ser con otros. El no vivenciarnos como seres separados, solos, nos fortalece.
3) La capacidad de actuar con independencia e iniciativa personal
Es importante situar esta capacidad dentro del contexto personal, familiar y comunitario del ser humano; saber pedir ayuda, apelar a nuestros soportes internos y externos para afrontar las adversidades. Como hemos destacado, mucho poseen esta capacidad mas recordemos que también es un aprendizaje. Ir aceptando progresivamente desafíos y nuevas tareas.
4) La creatividad
Crear orden, armonía y un objetivo con sentido a partir de la crisis y del caos. Utilizar esta capacidad creativa que todos poseemos como medio de expresión de nuestras emociones y sentimientos nos abre la puerta a fomentar este factor, abrazando la multiplicidad de medios para hacerlo (arte, música, juegos creativos, etc.).
5) La capacidad de relacionarse positivamente con otros
Hace referencia a la habilidad para establecer lazos íntimos con otras personas; habilidad para comunicar las necesidades de afecto. Aprender a dar, a recibir, a pedir.
La capacidad de relacionarse con otros es también una necesidad vital humana, ya que desde nuestro nacimiento necesitamos afecto y desde ahí vamos construyendo y fortaleciendo nuestra autoestima.
6) Introspección
Poseemos la capacidad de examinarnos internamente, preguntarnos acerca de nosotros mismos y darnos una respuesta honesta. No siempre es fácil pues muchas veces nos encontramos con respuestas que nos desagradan, y según se encuentre nuestra autoestima, podremos darnos respuestas mas sinceras. Mas, es importante pulir nuestro dialogo intimo, reflexionar sobre nuestras vivencias, lo que sentimos, con sinceridad; así iremos conociéndonos cada vez mas, reforzando nuestras capacidades, potencialidades y posibilidades.
7) El sentido del humor
El humor nos permite otra mirada, logra un cambio en el afecto y en el comportamiento. Incide directamente en la percepción, cambiando la configuración de lo desagradable, liberando tensiones. Ejercitar el sentido del humor nos ayuda a cambiar la óptica de las situaciones, suavizando asperezas y temores. Ponemos nuestro cerebro en plena colaboración con la secreción de endorfinas, las cuales inciden en nuestro estado de ánimo.
La Dra. Kotlianrenco plantea la existencia de cuatro fuentes de resiliencia en los niños, las cuales podemos aplicar a los adultos para el desarrollo de esta capacidad dinámica:
  • Lo que tiene: tengo personas que me van a ayudar, tengo relaciones confiables, etc.
  • Lo que es: soy apreciado, afectivo, creativo, etc.
  • Lo que puede hacer: puedo comunicar claramente lo que necesito, expresar mis emociones, saber escuchar, etc.
  • Lo que esta dispuesto a hacer: estoy dispuesto a responsabilizarme de mis actos, dispuesto a confiar, a dar mi mejor esfuerzo para lograr mis objetivos, etc.

El enfoque gestaltico permite una visión del ser Humano en resilencia, que haciendo uso de sus capacidades y potencialidades, en interacción dinámica de sus recursos personales y sociales, consigue atravesar y superar situaciones dificultosas y traumáticas, repercutiendo en una transformación positiva.
No olvidemos que es una capacidad dinámica; ¡cada uno de estos siete factores se puede desarrollar!

23 de marzo de 2014

Gestalt: Enfoque de vida

Aida Bello Canto, Gestalt, Transformacion positiva, Aqui Ahora
Para muchos el título de este post es una obviedad, pues al ser gestálticos saben que precisamente se trata de un Enfoque, una mirada existencial a nuestro Ser, integrado por mente, cuerpo, emociones y espíritu, en co-existencia con otros y en un entorno. Mas permìtanme tomar en cuenta en este hoy a los lectores que se conectan con los distintos temas tratados, pero no saben qué es Gestalt, y me lo preguntan por diferentes medios. Lo intentarè hacer de una forma sencilla, y no por ello menos profunda, para alimentar la comprensiòn del por què Gestalt es un enfoque de vida, aplicable a todo y a todos.

Su creador, Fritz Perls (médico y psicoanalista) junto a su esposa Laura Perls, nos han legado mucho más que una psicoterapia: una filosofía de vida. Al tomar lo obvio, discriminándolo de lo imaginario, en un tiempo y espacio pensamos y estamos en contacto con nosotros mismos y con nuestro entorno. La coherencia en la totalidad de las dimensiones que somos, nos amplia la conciencia de nuestras elecciones: Responsabilidad (responsa-habile = habilidad de respuesta).

Favorece un contacto auténtico con los demás, un despligue de la creatividad en el contacto de la persona con el ambiente.
Los pilares en los que se apoya la Gestalt son:
  • Importancia del Ahora.
  • El Cómo.
  • El Darse cuenta.
El Ahora abarca lo que existe, incluye el balance de estar aquí, el vivenciar, compromiso, fenómenos. Nuestro pasado es muy importante ya que nos conforma, sòlo que accedemos al mismo desde una especìfica manera para que no sea un mero recuerdo o "cuento", sino conectado a nuestras emociones. Sugiero, para una mayor claridad en este punto, la lectura de "El Poder del Aquì y Ahora".
El Cómo abarca todo lo que es estructura, conducta, todo lo que realmente está ocurriendo, el proceso que transcurre. Descubrir còmo hago lo que hago, por ejemplo, nos abre la puerta al cambio. Sugerencia: "Favoreciendo el Encuentro: Ejercicio".
El Darse cuenta es estar en contacto con lo que ocurre, con lo obvio. Esto nos conduce a nuestra mirada fenomenológica, la cual nos provee de lo que aparece, lo que hace figura, lo que “es”. Por ejemplo, una manzana es una manzana; nos podrà gustar o no, parecernos dulce o agria, traernos a la memoria imàgenes de bellos paisajes con su aroma o tristes momentos vividos, etc ... mas lo obvio, lo que aparece ES UNA MANZANA. Diferenciar lo que "es" con lo que a mì me pasa con esto, es un gran paso en el darme cuenta. Nos impulsa a deseos de cambio, transformaciòn, valoraciòn, autoestima, ... Desde acà puedo elegir y sentirme ìntegro/a.

¡Ojalà les haya sido ùtil! 
"Poco a poco una persona se transforma, como una jarra se va llenando con gotas de agua" ( Buddha en El Dhammapada).

16 de marzo de 2014

9 minutos para generar Actitud Positiva

Actitud Positiva, Transformacion positiva, bienestar, Dra. Aida Bello Canto
Generar un cambio positivo de actitud es un objetivo altamente deseable por todos los beneficios que nos trae a nuestra existencia, mejorando nuestra calidad de vida y la de los que nos rodean. Ya hemos visto desde distintos ángulos cómo nos incide en nuestro pensamiento, emociones y en nuestra salud física la manera en cómo miramos la vida, la actitud que poseemos ante lo que nos pasa, cómo afectamos y nos dejamos afectar por lo externo (y lo interno, que a veces nos sacude cual pájaro carpintero).

Sostener una actitud positiva es una tarea diaria; es un entrenamiento para nuestro cerebro, nuestras emociones y hasta para nuestra postura corporal. Requiere de constancia, algo que se nos hace difícil regalarnos a nosotros mismos con el objetivo de obtener bienestar, realización personal y/o construir hábitos positivos.

Teniendo en cuenta ésta dificultad para convertirnos en hábiles jardineros de nosotros mismos, aunque sepamos de técnicas diversas de mejoramiento y transformación positiva, estudios científicos psicológicos y neurológicos, etc, es que les ofrezco esta herramienta de 9 minutos de duración para generar un actitud positiva. Es muy eficaz a la hora de necesitar "bajar un cambio" (como decimos en Argentina), mas lo deseable es su utilización no sólo cuando lo necesitemos, sino de forma diaria para cultivar nuestra actitud postiva.

Tres minutos sentad@ en una posición cómoda, con la espalda derecha y ojos cerrados. Este es el tiempo que te tomará realizar diez respiraciones profundas, llevando el aire hasta el abdomen y luego el pecho. La amplitud de tu respiración se irá incrementando paulatinamente ... y a partir de la quinta respiración, esboza una sonrisa ( la sonrisa genera cambios bioquímicos en la sangre). Son diez respiraciones, no menos, ¡no te hagas trampa!

Cinco minutos bailando una música vital. Tras las respiraciones, levántate y ten lista la música elegida por tí que te genera vitalidad. Cada uno ha de buscar su propia música pues varía según la cultura y la persona. A modo de ejemplo les ofrezco la que utilizo últimamente (aprovecho para agradecer a Enrique Topo Rodriguez que la hizo llegar a mi vida, ¡gracias Enrique!): Beethoven's 5 Secrets, The Piano Guys o Titanium / Pavane. ¡Baila con ganas, déjate llevar por la música, usa todo tu cuerpo, tus articulaciones, tus brazos! Y si por alguna razón física estás impedid@ para hacerlo, ¡hazlo con lo que puedas, así sean sólo las manos o la cabeza!

Un minuto para elegir qué te vas a regalar en este día, algo que te gusta, te genera bienestar. Piensa en algo pequeño para que sea posible. Cuando digo "regalar", no estoy hablando de comprar, hago referencia a una acción específica dedicada a tí mism@. Y ¡escríbelo!

La actitud positiva no se mantiene solita, se cultiva con la constancia: DIARIO.
¡Depende de tí!

¿Te das 9 minutos al día?

8 de marzo de 2014

El Cuento ... que me cuento.

Gestalt, Self, Sí mismo, El Tornillo Flojo, Dra. Aida Bello Canto
El "sí mismo" (que llamamos usualmente "yo") que conocemos y utilizamos es una historia, donde la estructura del lenguaje, la expresión de relaciones significativas entre cosas y términos, es la narrativa misma.

Las totalidades de percepción, sentimiento, valores, creencia, comprensión interpretativa y acción constituyen la naturaleza y el proceso básico del sí mismo. Este proceso dinámico en el campo vivencial “escribe historias” y vivimos nuestra vida según esas historias. Acudimos a ellas en cada situación nueva, siéndonos potencialmente muy útiles ya que estamos preestructurados para escanear e interpretar nuestras vivencias en representaciones totales o mapas que intentamos seleccionar e incluir en un contexto de significado y previsibilidad más amplio.

Nos ajustamos permanentemente ante una situación cambiante, coordinando de forma continua nuestra orientación y manipulación en el campo, en nuestro “espacio de vida”, mas con frecuencia quedamos apegados a respuestas fijas, confundiendo la realidad cambiante con un mapa fijo de la misma. Y ¿a dónde nos puede llevar esto? a que aspectos nuestros permanezcan iguales, que repitamos con increíble insistencia historias personales que tienen que ver con un cuento que yo mismo/a me cuento y no con lo que acontece afuera.

Surge la necesidad de desconstruir nuestras habituales construcciones de la experiencia, que nos impiden continuar con la vida de una nueva manera, desapegarnos de las respuestas fijas. Un cambio en nuestra narrativa muchas veces reiterada, que nos lleva a conclusiones tomadas en el allá y entonces, para pasar a ser coautores de nuestra narrativa de identidad, “narración en permanente cambio que se transforma en nuestro sí mismo, en nuestra mismidad” (Harold Goolishian y Harlene Anderson).

Para empezar a desconstruir, hemos de darnos cuenta cuál es mi cuento (por lo menos uno de ellos), descubrir en qué lugar me paro en diferentes áreas de mi vida. Ejemplos de síntesis del cuento - adentro lo tenemos con inicio, desarrollo y final:
- Yo todo lo logro con mucho esfuerzo.
- Tarde o temprano la gente me falla o me abandona.
- Pobre de mí.
- Yo puedo solo/a. No puedo contar con nadie.

Después, podemos emplear diversas herramientas para cambiar nuestro cuento; les recuerdo la técnica de "Mi  Personaje me rescata".

¿Cuál es tu Cuento? ¿En qué área de tu vida te afecta?
¡Escribamos una nueva historia!

1 de marzo de 2014

Tres modos de enfrentar el Maltrato

Maltrato, toxico, conflictos, Psicologia positiva
Muchas veces nos encontramos en este viaje de la vida con situaciones conflictivas, personas tóxicas y/o maltrato en sus múltiples variantes. Ante tales circunstancias existen tres posturas que podemos tomar frente a las mismas y el conocerlas nos permitirá detectar cuál es la más frecuente en nosotros, lo que podemos esperar de cada una de ellas como resolución al conflicto y finalmente, elegir cuál emplear.

Estos tres modos de enfrentar el maltrato no son los únicos, por supuesto, mas me parecen que encierran en su claridad y sencillez la esencia de diversas metodologías. Éstos son:

Resistir: "¿Quién puede más?"
Tomar la postura de resistir ante una persona tóxica o situación de maltrato, hace referencia a engancharse en una pelea de poder, forcejear a ver quién "gana", quién logra vencer al otro utilizando diversos métodos (gritos, descalificaciones, violencia emocional y/o física, etc).

El estilo de comunicación empleado en esta postura es de imposición, dejar claro que "no me achico", enfrento. Tengamos en cuenta que no sólo nos imponemos con acción (como los ejemplos dados anteriormente), sino que existen manipulaciones pasivas (miradas, sostener el silencio en postura corporal erguida y sosteniendo la mirada, gestos) que buscan precisamente provocar a la otra persona y resisten/enfrentan la situación.

La búsqueda de resolver el conflicto queda olvidada o disuelta en la lucha, con lo cual no hay resolución. Además, con frecuencia se cae en responder con maltrato al maltrato, en este quién puede más.
Alta posibilidad de que la situación se repita, ya que no se generan cambios, retornando lo tóxico igual aunque varíe el envoltorio (de diferentes formas, pero la misma esencia): el maltrato y sus múltiples caras.

Abandonar: "Me doy por vencid@"
Cuando se toma la postura de abandonar en una situación de maltrato, se deja libre el espacio personal para que sea invadido por el otro. Sé que al decir que "se deja libre" es muy difícil de digerir o entender, pues ante el sometimiento lo que hace figura, toma preponderancia, es la fuerza - emocional, física, manipuladora, de la otra persona, y pareciese que ésta nos roba toda posibilidad de cuidar nuestro espacio de integridad. El que se somete, abandona, está convencido en ésos momentos que realmente no puede ... ¡hasta que se empodera!

El que tiende a tomar esta postura ante las toxicidades de su vida, se autodevalúa, y cree no poseer herramientas. Las respuestas que frecuentemente aparecen son las conciliadoras, para calmar las situaciones o a las personas involucradas; o se sitúa en el espacio de víctima, una vez más.

Éste tipo de respuesta tampoco es resolutiva; el maltrato o situaciones tóxicas vuelven cual tiovivo (calesita), una y otra vez.

Fluir: "En ésta no me engancho"
La tercera opción como respuesta ante el maltrato, habla de dos tiempos.
En una primera instancia se apela a la comunicación clara, donde ya saben que hago referencia a poner en palabras lo que me pasa, lo que pienso y lo que siento, abriendo la posibilidad del diálogo y búsqueda del acuerdo. Expreso un nítido NO al maltrato e invito al otro a favorecer el encuentro.
Una de las posibilidades es que se disuelva la situación conflictiva, siendo el camino resolutivo para ambas partes.

El segundo tiempo del que hice mención, hace referencia a la posibilidad de que la otra persona no se abra al diálogo e incluso incremente el maltrato. Aquí la actitud positiva a tomar es soltar la situación, correrse de ésta persona y su maltrato, no por evitar conflictos sino por elección a no permanecer en lo tóxico.
Es el camino resolutivo para uno mismo, con respeto e integridad.

¿Qué postura sueles emplear?
(Les debo un video ilustrativo de estas tres posturas frente al maltrato donde la expresión corporal de ellas suma mucha claridad).

¡Hasta la próxima!
 
 
Blogger Templates