Instagram

Social Icons

7 de diciembre de 2014

Transforma tus Pensamientos y Emociones + Transforma tu Cerebro

neuroplasticidad, emociones, emociones positivas, actitud positiva, pensamiento positivo, Aida Bello Canto
La Neurociencia es un campo integrativo excepcional que se dedica al estudio del cerebro. En las últimas décadas diferentes disciplinas han contribuído al avance de esta ciencia demostrando, explicando y sustentando con sus investigaciones, la capacidad de transformación de nuestras estructuras cerebrales: esto es conocido como Plasticidad cerebral, Neuroplasticidad.

La neuroplasticidad es la capacidad de modificar circuitos neuronales mediante la actividad neuronal generada por la experiencia con el cambio subsecuente de pensamientos, sensaciones, emociones y comportamientos. Poseemos un órgano plástico (el cerebro) que puede cambiar sus circuitos neuronales como resultado de la relación de la persona con el medio que lo rodea, físico, emocional y social.

Hemos ido viendo en diferentes temas tratados en El Tornillo Flojo cómo nuestras emociones producen químicos en nuestro cuerpo, pudiendo aprender cómo generar estos cambios bioquímicos con diferentes actividades, instalación de nuevos hábitos, etc. También nuestros pensamientos activan su correlato bioquímico y el aprendizaje de una actitud positiva incide en nuestra plasticidad cerebral. Así pues, transformando nuestros pensamientos y desarrollando una amplia gama de emociones nutritivas (para diferenciarlas de las tóxicas), ¡logramos que nuestro cerebro se transforme!

A diferencia de otras especies, el sistema nervioso humano nace inmaduro; esto es una ventaja ya que la organización y la función de este sistema puede ser modificado por el aprendizaje y la experiencia del ambiente. La adquisición de nuevas habilidades requiere de procesos externos activos, de entrenamiento, de la construcción de nuevos hábitos.

Numerosas investigaciones han comprobado con imágenes de nuestro cerebro los cambios que se producen debido a la plasticidad neuronal: activación de nuevas regiones cerebrales (re-wiring o re-routing) y re-mapeo del Sistema Nervioso Central. Y lo más importante en el tema que nos convoca hoy, es que estos cambios dinámicos en nuestro cerebro pueden cristalizarse en cambios duraderos provocados por la plasticidad inducida por el aprendizaje.

El Dr. Richard Davidson, neuropsicólogo de la Universidad de Wisconsin, ha desarrollado e implementado en algunas escuelas un entrenamiento emocional para ayudar a los estudiantes a aprender cómo disipar las emociones perturbadoras en situaciones de adversidad, demostrando a través de estudios con imágenes el cambio en el cerebro tras dos semanas de práctica. Interesante ... para que sigamos reflexionando la implicancia que posee el trabajar con nosotros mismos para mejorar nuestra calidad de vida interna y externa, alimentar una actitud positiva, nutrir nuestras relaciones y vínculos.

Y como final en este hoy, les dejo la información de que dados los resultados alcanzados al gestionar nuestras emociones y la plasticidad cerebral, los doctores Davidson, Goleman y Mathiu Ricard, entre otros, se han centrado en obtener imágenes del cambio que se produce en nuestro cerebro al aumentar las siguientes emociones: Cooperación, Compasión y Altruismo.

Podemos anhelar un mundo mejor y ser parte del cambio. ¿Empezamos por nosotros?

10 comentarios:

  1. Uhhh Aida, ¡qué buena esta divulgación! Me llevo lo de cambios duraderos, sin perder el entrenamiento que está en mis manos.
    Gracias!!!
    Saludos,
    Roque S.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Roque,
      Gracias por tu comentario.
      La clave precisamente está en el entrenamiento, la constancia, el paso a paso ...
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
  2. Hola Aida. Las investigaciones de la PNIE nos han abierto una gran puerta para los trabajadores de la salud, donde cada vez podemos hacer más por nosotros mismos y muestran los beneficios.
    Es satisfactorio saber que podemos!!
    Gracias por tu generosidad.
    Cordial saludo,
    Lic. Montero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lic. Montero,
      Gracias por compartir sus palabras. Indiscutibleçmente hemos sumado grandes conocimientos que están incidiendo en las formas educativas, ¡qué maravilla! y en los cambios personales.
      Esto es cada vez más aplicado, para beneficio de todos.
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar



  4. ITEBA8 de diciembre de 2014, 12:24 p. m.

    Querida Aida,

    Que tema traes!!
    Yo quisiera sumar a tu interesantísimo aporte que también generan cambios neuroplasticos demostrados, el ejercicio físico, los ejercicios respiratorios y el habito de la lectura.
    Berns de una Universidad de USA demostró ampliamente el efecto en el humor, los sentimientos de compasión y bienestar secundarios al habito de una buena lectura! Todo esto con consecuencias en activación de circuitos determinados y cambios plásticos.
    Parece entonces que herramientas para estar mejor hay muchas, ahora tenemos que encontrar dentro nuestro las "ganas" de estar mejor para comenzar usarlas...
    Un saludo afectuoso y gracias por ser el disparador de reflexión de tantos de nosotros!!
    Adrian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Adrian,
      Gracias por tu comentario y valiosísimo aporte que nos suma a todos!!
      Como bien dices, herramientas hay muchas y sustentadas con investigaciones y prácticas concretas; lo que hemos es de encontrar las ganas y la constancia que todo entrenamiento requiere.
      GRACIAS!!
      Un abrazo,
      Aida

      Eliminar
  5. Aida, ¡que interesante tema! Los aportes que nos brindas con estas investigaciones, al menos a mí me son altamente útiles para reforzar mi proceso. Generar cambios requiere constancia, y muchas veces ... se me olvida.
    Gracias!!
    Un abrazo,
    Maria Eugenia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Eugenia,
      Es tan importante!! y qué bueno que así también te parezca.
      Indiscutiblente reforzamos el proceso que modifica nuestro cerebro.
      Gracias por tu comentario!! ¡Y vamos adelante!
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  6. ¡Muy interesante!
    Raul Montazy

    ResponderEliminar

 
 
Blogger Templates