Instagram

Social Icons

22 de febrero de 2015

La paradoja del Maltrato

Aida Bello Canto, Psicologia, Gestalt, Emociones, Maltrato, vinculos toxicos
La paradoja del maltrato es una, entre muchas que tenemos los Humanos, de las más difíciles de entender a simple vista. Cuando presenciamos que un niño, por ejemplo, es seriamente maltratado por su cuidador y sabemos que en la historia de este adulto hay profundas vivencias de haber sido maltratado, ¿cómo es posible que infrinja esta forma de tratar a otra persona, cuando conoce emocionalmente y hasta físicamente el sufrimiento de haber sido víctima?

No solamente se trata de la reproducción del maltrato con personas que podríamos considerarlas en inferioridad de condiciones frente a un adulto (niños y/o ancianos) sino entre adultos, entre pares.

Vemos con muchas frecuencia la manera de vincularse de personas que han sufrido o padecen aún en el presente algún tipo de maltrato, y pasan de ocupar el lugar del maltratador/a con gran facilidad; ya sea con la misma persona que se relacionan - un vínculo tóxico por supuesto- o con otras. Las emociones vivenciadas de dolor, sometiiento, descalificación y hasta de vergüenza, no generan la enseñanza suficiente y adecuada para salir de un esquema de repetición. Para la mayoría, la experiencia no alcanza.

Cuando hablo de maltrato, me refiero a todas sus ormas y presentaciones; desde el invisible, donde la indiferencia, la no "mirada" a la persona le va restando existencia y valoración interna, hasta el acoso moral y la violencia explícita. En todos y cada uno de ellos, está presente y en riesgo la vulnerabilidad y la integridad personal. La intensidad, la frecuencia y la duración en el tiempo es lo que hará distinta la profundidad de los estragos emocionales.

Hombres y Mujeres que logran salir de una relación de sometimiento para encontrarse en una nueva pareja que se vincula con el código del maltrato; o lo utilizan con sus familiares o amigos. ¡Y el área laboral no escapa a nada de ésto! Pueden instalarse en la nueva relación en el mismo lugar de "maltratado/a", o pasar al polo opuesto, de necesitar dominar al otro (ya hemnos visto distintas maneras de lograr la manipulación).

Aida Bello Canto, Psicologia, Gestalt, Maltrato emocional, Vinculos ToxicosSi una persona ha formado parte de este tipo de relación, conoce los zapatos de ser víctima, y no trabaja internamente para reconocer su parte activa en este entramado tóxico, indefectiblemente va a continuar reproduciendo este "juego de a dos". Desde el afuera parece una paradoja ... y es que quien se ha sentido amenazado, austado, violentado, va a intentar proteger lo que aún sienta como integridad personal, ubicándose por arriba del otro. Internamente, la necesidad viene por una de estas dos:
- necesita sentirse dominante, que en esta oportuniudad tiene el poder;
- necesita evitar sentirse vulnerable, para ello toma el lugar de la fuerza, el poder.

Lo que vemos es que no ha aprendido a vincularse de igual a igual; conoce las aguas de la dependencia emocional. Hablo de vínculos porque ahí es donde vamos mostrando nuestros afectos, nuestro sentir, paulatinamente nuestra intimidad.

Trabajar en el empoderamiento de la víctima sin tomar en cuenta la presencia de esta aparente paradoja del maltrato, es permanecer en la misma alianza tóxica, caminar sobre el mismo entramado de la opresión/sometimiento/maltrato. Sea en el polo que este vínculo que se esté, se ha perdido contacto con el mundo interno, y su darse cuenta del protagonismo que tiene o ha tenido para sostener esta forma de trato se encuentra oscurecido e ignorado. Así pues, éste es el gran paso, el esencial objetivo: dar claridad a su darse cuenta de cómo ha alimentado este vínculo y cuánto poder posee la víctima, aunque no lo parezca desde lo externo.

Lo que parece una paradoja, ¡no lo es!

Aida Bello Canto
Psicología y Gestalt


6 comentarios:

  1. ¡Qué tena Aida! pareciese que supieras lo que me viene justo!!
    GRACIAS!!
    Un abrazo,
    A. N.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola A. N.
      Pues qué bueno que así te pasa!!
      Gracias por tu compartir ;)
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  2. Aida, el maltrato es tan moneda corriente que despierta, al menos en mí, también esta forma: maltratar. ¡Cuánto me falta aprender! y reflexiono sobre nuestra naturaleza, aunque no hayamos tenido experiencia severa de maltrato.
    gracias por tus aportes que me ayudan a pensarme y crecer.
    Rosario T.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosario,
      Te agradezco tu comentario ya que creo que muchos nos veremos reflejados en esta reflexión, y cuán beneficioso , a mi entender, como seres humanos que somos.
      Gracias!
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar
  3. Maria Eugenia Benitez25 de febrero de 2015, 11:47

    ¡Muy claro y rico post!
    GRACIAS.
    Saludos.
    Maria Eugenia Benitez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Eugenia,

      ¡Gracias a tí por tus palabras!
      Saludos,
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates