Instagram

Social Icons

7 de mayo de 2016

Señales Tóxicas. ¡Atención!

Aida Bello Canto, Psicologia, Gestalt, Emociones, Vinculos Toxicos
Conocer las señales tóxicas que pueden aparecer en una relación, es importante porque al darnos cuenta podemos estar atent@s e impedir que vayan creciendo paulatinamente. Hemos hablado que la instalación de un vínculo tóxico se construye en el tiempo y solemos percatarnos cuando ya ha pasado mucho y por ende cuesta más el salir, por las emociones de miedo y/o culpa que detona.

Así pues, el reconocerlas cuanto antes, nos evitará tránsitos difíciles, emociones desgastadoras y un buen ahorro de tiempo.

Les daré una síntesis de las señales tóxicas más frecuentes, que pueden aparecer en el encuentro con personas en diferentes áreas de nuestra vida. Si detectas alguna de ellas, revisa cómo estás comunicándote, si lo haces de forma clara o esperas que el otro "te adivine", date cuenta si sabes poner límites y cómo te sientes respecto a tu autovaloración. Son tres puntos esenciales para "no morder el anzuelo tóxico".

Señales tóxicas:

- La manipulación. 
Las personas tóxicas son hábiles manipuladores. Logran su objetivo a través de estrategias donde no toma en cuenta el deseo del otro. Tengamos presente que hay maneras de manipular visibles (la autoritaria, por ejemplo) y otras más sutiles (ej: victimización). La persona receptora podrá sentir dificultad en poner límites, miedo a hacerlo o culpa.

- Utilización del doble lenguaje.
Se refiere a que en una misma charla la persona tóxica entrelaza halagos y descalificaciones. Cuando se tiene una relación con una persona con el uso de ésta actitud tóxica, y no se le pone límites, va a lograr un deterioro en la autoestima de la otra persona, pues dudará de sus capacidades y potencias.

- Son autoreferenciales.
Y se sienten dueños de la "verdad". Les encanta hablar de sí mismos y no muestran interés (ni les interesa) lo que les pasa a los demás.

- No hay empatía; ni la ofrece ni la busca.

- Permanente queja. 
Se quejan todo el tiempo, todo es horrible, generan lástima y provocan que se les brinden soluciones para luego tirarlas todas abajo.

Por supuesto que no tienen que aparecer todas las señales juntas. Cada una por sí misma es una señal tóxica, a la cual préstale atención. De tí depende que la relación crezca o no, que quedes más inmers@ en éste vínculo o tomes la distancia emocional saludable.  Digo distancia emocional y no física, porque de muchas relaciones podemos (y debemos) tomar distancia física, pero de otras personas, como puede ser un familiar, no; mas al reconocer la señal tóxica, no nos dejamos manipular.

Ten presente que el responder con amabilidad/ buena onda/ actitud positiva suele desarmar los efectos tóxicos, pues se anula el poder que cree tener la otra persona con esa actitud tóxica. Esto es posible hacerlo cada tanto, mas si es muy frecuente el contacto, ¡hasta el más amable se cansa!

Un cálido saludo,

Dra. Aída Bello Canto
Psicología y Gestalt

8 comentarios:

  1. Si yo soy esa persona tóxica y no quiero serlo más, me gustaría leer un artículo que hablara de consejos prácticos para trabajarlo... Podría escribir uno? Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día! Gracias por su sugerencia!! La tendré muy en cuenta, haciendo lo posible para que sea el próximo.
      Deseándole lo mejor en esta semana que inicia,
      Aida

      Eliminar
    2. Buen día! En este próximo no será, mas lo tengo presente.
      Deseándole lo mejor,

      Aida

      Eliminar
  2. Muy buen articulo, me hace pensar que la menipulacion esta presente en el dia a dia. Hay que estar prevenidos para no sucumbir a esto. Felicitaciones Aida por tan excelente articulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente contigo en lo frecuente que puede estar la manipulación en lo cotidiano.
      Muchas gracias por tu comentario Adriana!
      Te deseo una bella semana.
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates