Instagram

Social Icons

22 de abril de 2018

El "personaje" que me rescata!! (Técnica)

Aida Bello Canto, Gestalt, Emociones, Psicologia, Aspectos internos, desarrollo personal
Muchos de nosotros tenemos alguna característica personal con la cual no estamos de acuerdo, no nos gusta y deseamos cambiarla: vergüenza, inseguridad, rigidez, etc. La mayoría de ellas se nos manifiestan cuando entramos en relación con el mundo, cuando interactuamos con las otras personas y me encuentro con que me quedo en silencio y no puedo defenderme, dificultad para poner límites, me achico ante una entrevista o una conferencia, ... en fín, aparece adentro mío ésta característica interna que de alguna forma me limita y en menor o mayor grado interfiere en un mejor despliegue en el mundo, personal o laboral.

Por supuesto que la mayoría hemos desarrollado estrategias "para que no se note" - en el mejor de los casos-, mas adentro nuestro tenemos absoluta claridad de lo que sentimos: una gran incomodidad y cierta dosis de auto reproche por sentir que seguimos fracasando en ciertas situaciones aún con nuestros mejores intentos; por ejemplo, respirar profundo momentos previos  a la situación difícil, decirnos internamente frases positivas, darnos ánimo o recibir apoyo de alguien que nos quiere: "¡Vamos, tú puedes!"

En Gestalt trabajamos de muy diferentes modos el desarrollo de estos aspectos nuestros, los cuales pueden ser conocidos mas también pueden ser rechazados por considerarlos negativos: hay quien rechaza el enojo y lo "evita" - aunque pague con sus contracturas- pues no quiere conflictos, mas pierde una fuente donde abreva la puesta de límites; otros rechazan la ternura y su manifestación, pues la tiene ligada a mostrar debilidad o tornarse vulnerables, con lo cual se pierden una mayor calidad de contacto humano).

Les propongo una técnica sencilla y eficaz para ir transformando ésa característica que deseo modificar, la cual es "portátil" y la manera de llevarla a cabo es a través del juego; nada de padecimientos y cada uno irá dando sus pasos a su propia medida.

1) Piensa y escribe la característica que no te gusta de tí mismo, y añade una situación concreta donde se presenta. Empezar por una es lo adecuado; hacer una larga lista y lanzarme al cambio de muchas a la vez, es invocar a la exigencia. ¿Un paso a la vez?
Ej: me dá vergüenza entrar a un lugar y preguntar sobre algo que me interesa.

2) Escribe el opuesto de ése aspecto tuyo, cómo sería para tí la versión positiva, cómo quieres que sea esa característica en lugar de ser como es.
Ej: quiero entrar seguro/a a cierto lugar y preguntar cuanto necesito o quiero saber.

3) Busca un personaje conocido, actual, real o de ficción, histórico, que para tí represente la encarnación de ésa característica positiva; ojo, no tiene que gustarte todo el personaje, sino que tomas el rasgo positivo buscado como sobresaliente.
Ej: Imagínate a Lara Crof, personaje femenino de Tomb Raider, entrando a un lugar para obtener información. Piensa en Roberto Pettinato, humorista y periodista argentino - entre sus variadas actividades-  presentando una queja en un restaurante o negocio.
Busca tu personaje representativo del rasgo que quieres transformar. Recuerda que puede ser de una película, de la mitología, de alguien real público, etc.

4) Juega a ser este personaje elegido en tu casa, cómo camina, cómo se mueve, cómo habla. ¡Aprópiate de este personaje a tu modo! Incluso el ponerte algún aditamento en tu vestuario, por pequeño que sea, te ayudará a ponerte por un rato en "esos zapatos".

5) Por último, sal afuera, al mundo, a JUGAR por un breve instante o corta situación siendo éste personaje. Siguiendo el ejemplo, ingreso al lugar que me da vergüenza preguntar, siendo Lara Croft y me desenvuelvo desde ese lugar interno. Al principio hago una prueba corta ... ¡y veo qué me pasa!
La repetición en diferentes momentos y días, hará haciendo el trabajo de ir incorporando las sensaciones y la nueva percepción de mí mismo/a con mi característica positiva. Me voy adueñando de ella, la voy integrando, de tal manera que empiezo a descubrir la eficacia de sacar MI LARA CROF en ciertas situaciones.

¡Haz la prueba!
Es una técnica que nos ayuda a ir incorporando una característica que poseemos en realidad pero que no hemos encontrado la puerta para sacarla. Lo que empieza siendo un "entrar a escena", termina integrado a nosotros ya que nos hemos dado el permiso ... y lo que empieza como un juego vamos descubriendo qué útil nos es, y es nuestro!!

¿Sales a jugar?

Dra. Aída Bello Canto
Psicología y Gestalt

5 comentarios:

 
 
Blogger Templates