Instagram

Social Icons

9 de junio de 2013

Saliendo de Relaciones Tóxicas

actitud, crecimiento personal
Aquí van algunos tips para salir de las relaciones tóxicas. Les recuerdo que así como estos vínculos se van formando en el tiempo, de igual manera lleva tiempo el salir de las mismas pues los pasos han de darse despacio para no caer nuevamente en las redes del miedo, la justificación del otro o la culpa. El deseo de realizar grandes pasos estará presente, por la angustia u opresión sentida, mas la ganancia de lo lento es no retroceder y aprender de uno mismo para no caer en la misma historia ... ¡con otro personaje!

-Ten presente que existe una "alianza" entre los dos que forman la relación (pareja, amigo, familiar) y formas parte de la misma. Aprópiate de la cuota de responsabilidad que te pertenece. Negarla es seguir depositando todo en la otra parte del vínculo. Además, sabiendo que alimentas este tipo de relación, ya vislumbras que al retirar tu colaboración empiezas a recuperar tu poder perdido.

- Apela a tus soportes internos y a la mayor cantidad posible de soportes externos que poseas, o ¡búscalos! (amigos, terapeuta, encuentros de reflexión sobre el tema, grupos de ayuda, espacios de crecimiento personal, etc). En este paso son más importantes los soportes, las ayudas externas, pues desconfías de tus capacidades, has olvidado tus deseos y necesidades y/o tu propia desvalorización es grande. Acude a quién te conoce "de antes" o a quién puede ayudarte a reencontrarte.

- Utiliza como señales de alerta de estar frente a una situación de manipulación, tus sensaciones corporales displacenteras (riesgo de somatizaciones), pues el cuerpo "habla"; escucha o aprende a escuchar el lenguaje del mismo.

- Recuerda que tienes derecho a poner límites, con respeto hacia el otro y hacia tu persona. Empieza con algo pequeño, que puedas registrar que este pequeño cambio tuyo no es una actitud de "desamor" hacia el otro, aunque posiblemente te acusarán de ello pero ya no caerás en la "trampa de la culpa".

- Es muy importante que tengas una comunicación clara, sin vueltas ni rodeos; no esperes que la otra persona se dé cuenta de lo que consideras obvio. Usualmente nos movemos en nuestro propio mundo de supuestos e imaginarios, "ya sabemos cómo el otro piensa o qué nos va a decir", y podemos caer en malentendidos porque reaccionamos según lo que creemos y no necesariamente ante lo que "es".

-Manifiesta tus necesidades, fundamentalmente en caso de pedidos ante los cuales sientas presión o que no eres tomado/a en cuenta. Puedes aceptar una parte del pedido y otra parte no; se explícito/a al respecto, dando así la oportunidad a la otra persona de contestar afirmativamente o negativamente.

- Cuando la otra persona ignora tus necesidades, tus motivos, invalida tus razones e intenta lograr su objetivo al margen de tu "costo", entonces ya has dado otro gran paso en el darte cuenta de estar en un vínculo que te intoxica. En tí reside el seguir saliendo del lugar de víctima.

- Frecuentemente es necesario un espacio terapéutico para transitar este proceso, ya que dependiendo del grado de toxicidad en el vínculo, la niebla (confusión) puede ser muy densa. Además, te ayudará a ir integrando partes tuyas olvidadas, fortaleciendo tus soportes internos (capacidades, cualidades, gustos, deseos postergados, etc).

- Acude a tu asistente interior cuya sabiduría te guiará hacia el encuentro de "la medicina que necesita la herida", como bellamente lo expresa el Dr. Levy.

- Ten paciencia para contigo mismo/a; los autoreproches también intoxican: ¡no lo hiciste mejor porque no sabías cómo!

Este viaje de desintoxicación, ¡merece el esfuerzo! ya que tu relación se torna nutritiva, ligera y energizante. Si los dos no se embarcaron en este viaje, te asegurarás de que no se repitan en ningún área de tu vida, habiendo desarrollado en este aprendizaje un increíble "radar".

¡Ánimo!


20 comentarios:

  1. Aida, Impecable descripciòn!! Que importante ir encontrando la manera de hacer el "cierre" de lo tòxico para ir dejando espacio a lo mas "nutritivo". Muchas gracias por este espacio!! Adrian

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias a tí! Tu mirada me mantiene en la línea de la claridad. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Perdón, escribí hace un rato y no subió mi comentario...decía que es un tema interesantísimo y que nos toca a todos, en más o en menos. Creo que es fundamental conectarse con la sabiduría interna y pedir ayuda, como decís en la nota. Gracias Aida, me encanta leerte! Silvina R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo creo ... en alguna medida nos toca, y nos convoca a la humildad de saber pedir ayuda. ¡Gracias!

      Eliminar
  3. MUY Buenos Aìda !!!!!!,Luci

    ResponderEliminar
  4. Gracias a todos los que me han escrito con sus comentarios. Algunos no han salido publicados, ignoro la razón, mas me llegan a mi correo electrónico. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
  5. De toda relación tóxica queda una herida, habrá que aprender a sanarla. gracias Aida. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente tema este que sacas sobre sanar la herida, Marta. ¡Lo tomo en cuenta! Gracias.

      Eliminar
  6. MUCHAS GRACIAS """es buenisimo encontrar la punta del ovillo me sirve muchisimo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro un montón que te haya sido útil.
      Saludos. Aida

      Eliminar
  7. Hola Aida te felicito excelente post, solo tendría que agregar que Las relaciones destructivas son fácilmente detectables, pero desde afuera, el problema es que son muy difíciles de aceptar en la mayoría de los casos, la negación es el principal argumento para cortar con el indicio de vivir una relación dañina, estas experiencias generalmente son dependientes respondiendo a un proceso adictivo por otra persona, lo que les empuja a continuar recibiendo maltrato psicológico. Te invito a mi blog. Saludos http://comoolvidaraunapersona.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gerald,
      Gracias por tu comentario y aporte! Coincido contigo en la adicciòn que se presenta en este tipo de relaciones, con la dependencia y codependencia mutua. Un gran tema.
      "Pasearè" por tu blog, sin duda alguna. gracias por compartir.
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
    2. Que bien ya me di cuenta que pasaste por mi blog a visitarme bienvenida cuando quieras un abrazo.

      Eliminar
  8. Aida, qué difícil me resulta ser coherente!! Gracias por el darme cuenta. David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David,
      ¡Es todo un aprendizaje y entrenamiento! ahora, una vez que integras la coherencia, ¡cuán más fácil y aliviador es el tránsito por la Vida! no hay esa puja entre pensar una cosa, hacer otra y ni qué decir si sentimos otra!
      Gracias a tí por tu comentario.
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
  9. Yo paso por algo asi, pense que esto no existiria, bueno tengo 18 años me gustaria llevar este tratamiento, pero creo que cada cita, cuesta, y no cuenta con economia suficiente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      Lo importante es que has podido darte cuenta de lo que estás atravesando. Es un gran paso, pues muchos tardan en darse cuenta y están cada vez más envueltos.
      ¿Dónde resides? Porque puedes tener lugares en tu lugar de residencia donde haya ayuda terapéutica super accesible o grupos de ayuda gratuitos.
      avísame por favor, para ver si puedo orientarte. Con mucho gusto!
      Gracias por compartir.
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates