Instagram

Social Icons

17 de agosto de 2013

Provechosa sacudida para la Postergación

Postergacion, pensamiento positivo
En estos días me ha estado rondando la idea de transmitir un sencillo ejercicio que utilizo en el ámbito profesional y personal, cuyo objetivo es "sacudir amorosamente" a un otro que lo siento y lo escucho enquistado en la insatisfacción, la queja, el pasado, ... Donde se hacen presentes los "pero", todas las situaciones son dramáticas y el mundo externo no hace más que poner obstáculos, trayendo aparejado una sensación de hoja al viento frente a la vida.

La postergación es el lugar a donde van los deseos, los proyectos, las ganas. Siempre hay un "después", "será en otro momento", ... y así pueden pasar los meses y los años repitiendo lo mismo, vivenciando el mismo escenario vital: Haciendo lo mismo, obtenemos los mismos resultados.

Creo que en alguna medida a todos nos pasa ésto, y recuperamos una sabiduría olvidada solamente en situaciones límites: cuando fallece un ser querido, atravesamos una experiencia de alto peligro y salimos  salvos de ella (un accidente, un infarto, etc), nos conmovemos con catástrofes acontecidas en nuestro país y en el mundo. Después de un tiempo, nos trabaja el olvido (como decía Borges).

La sabiduría olvidada a la que me refiero es a que somos finitos. La importancia del Tiempo. Parece obvio ¿verdad? Pues a mi criterio lo olvidamos reiteradamente y nos comportamos con otros y con nosotros mismos como si fuésemos inmortales: siempre habrá un mañana para decir un te quiero a un amigo o familiar, hacer una llamada, hacer algo que me gusta, realizar las modificaciones o movimientos necesarios para transformar lo que me incomoda, "darme tiempo" y "dar mi tiempo".

Podemos encontrar en la calle un billete de $100, por ejemplo, pero nunca encontraremos 100 minutos.
Recomiendo la película "El precio del mañana" ("In Time") donde el tiempo de vida es el nuevo dinero; todo se paga con tu tiempo de vida. Muy interesante para reflexionar, amén de entretenida como película.

¿Cuál es el ejercicio del que hablé al principio? Busquen por favor una cinta métrica. Agarren con una mano la cinta métrica en el número que estiman que es la edad promedio hasta donde vivimos. Con la otra mano sostengan la cinta en el número que marca la edad que tienen ahora. ¿Ya está?
Ahí tienes una visión clara del tiempo vivido ... ¿qué te pasa con el tiempo entre las dos manos?

Los dejo reflexionando ... ¡yo me voy a buscar mi cinta métrica!

13 comentarios:

  1. Excelente reflexión, Aida. Cada vez tengo más presente que la muerte camina al lado de cada uno e intento vivir con más conciencia. Gracias por el ejercicio!! Silvina R.

    ResponderEliminar
  2. Excelente ejercicio,! es que se nos olvidan tan rápido las lecciones de la vida. Si tuviéramos muy presente, el hoy, el aquí y el ahora la conciencia fuera otra. Buena la reflexión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya sido útil para valorar este Hoy, y así cada día. Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. Aida, cada vez me sorprendo màs de cuàn corta es la vida y perdemos tanto tiempo y lo malgastamos con situaciones que no merecen la pena. No olvidemos lo que nos resta por vivir. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Darnos cuenta "cómo" elegimos vivir ese tiempo que poseemos entre las dos manos ...

      Eliminar
  4. ESPLENDIDO. el ejercicio y tus palabras escritas...Yo busque la cinta metrica y todavia estan cayendo fichas que despiertan reflexiones. Gracias, Gracias, Gracias a tu generosidad AIDA¡¡¡
    Patricia- Taller Crecer Jugando-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Patricia por compartir esa caída de fichas que te ha generado. Es importante para mí el saber que en algún punto es útil esta reflexión. ¡Gracias!

      Eliminar
  5. Es totalmente cierto, el tiempo vuela sin que tomemos consciencia de ello. Solemos quedarnos recordando el pasado y los recuerdos son solo eso, recuerdos o estamos tan a la carrera por lo que tenemos que hacer que nos perdemos el presente, justo el tiempo por donde transcurre la vida, y....la vida es eso: Un Presente, un hermoso regalo!! a disfrutarlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso mismo! Creo que el tener presente el valor de nuestro Tiempo, ayuda a dar la dimensión a las situaciones que nos acontecen. Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  6. Muchas veces pienso en lo "que me queda de vida", y la verdad es que no lo sé... nadie lo sabe... sólo que hoy por hoy, a la edad que tengo, sé que si deseo hacer algo tengo que poner manos a la obra!! esto sí que lo aprendí!! HERMOSA REFLEXIÓN AIDA!!!
    Maura

    ResponderEliminar
  7. Muy bueno...muchas gracias por compartirlo. Saludos!!

    ResponderEliminar

 
 
Blogger Templates