Instagram

Social Icons

8 de febrero de 2014

Analfabetismo Emocional

Emociones, Alexitimia, Dra. Aida Bello Canto, vínculos
Con alta frecuencia nos encontramos con personas que poseen dificultad a la hora de nombrar emociones. A esta dificultad, con variantes en intensidad, la he denominado analfabetismo emocional. Se refiere a la dificultad en nombrar emociones sentidas, confundir una emoción por otra, creer que se carece de ciertas emociones ( la mayoría de las veces a causa de mandatos y/o creencias).

No estoy haciendo referencia a la "Alexitimia" aunque prodría confundirse, ya que también el sujeto posee una incapacidad para detectar sus emociones y en los demás y nombrarlas, mas la alexitimia es un trastorno neurológico.

El analfabetismo emocional no significa que la persona no sienta las emociones, sino que no puede nombrarlas; no posee un registro que unifique lo que siente con la conciencia, y por ende con la expresión verbal; aparece un escaso darse cuenta de qué es lo que siente. Esto conlleva también a una pobre expresividad emocional, lo cual incide en los vínculos. Además, su registro emocional puede ser muy recortado, nombrando varias emociones, de muy diferente cualidad, con el mismo nombre.

Veamos un ejemplo:
María dice que siente celos en muchas oportunidades, llevándola al padecimiento y a frecuentes peleas con su pareja. Cuando siente celos dice que necesita explotar con gritos y se enoja. Le pido que ofrezca situaciones donde se hacen presente los celos: "Juan se fué a una cena que lo invitaron unos amigos. Yo me quedé en casa: a mí nadie me llama para salir. ¡Me muero de celos! Me parece bien que él vaya a su salida; con eso no tengo problema". Otro ejemplo de María: "Susana se gastó un montón de dinero en algo superficial, para nada imprescindible. Y yo vivo haciendo cuentas para llegar a fín de mes. ¡Estallé de celos! cuando me fui de regreso a casa, me puse a gritar en la calle hasta el llanto. No es el dinero en sí mismo lo que me molesta, sino la libertad que tiene para gastarlo".
Le pido que defina "celos" para ella: "es la emoción que siento cuando otra persona hace algo que yo quiero para mí".

¿A qué les suena esto? Vemos que María confunde celos con envidia. Le pedí que buscase en el diccionario ambas palabras y reflexionara sobre el contenido de las mismas. a través de ejercicios de sensibilización, comprensión de ambas emociones y sus diferencias, María puedo empezar a reconocer la presencia de la envidia en su vida. Esta emoción estaba prohibida para ella, pues sólo la sienten las malas personas.

Cuando María pudo empezar a registrar su envidia, aprender a captar esta emoción como una oportunidad para apropiarse de sus deseos que el otro le servía de espejo, sentirla sin juzgarse una mala persona y averiguar qué pasos podía implementar para alcanzar su objetivo, ella se abrió una puerta para elegir qué hacer o no hacer en cada situación. Disminuyeron sus celos, se apropió de su envidia y liberó el vínculo de su pareja de sus estallidos.

¿Cuánto de esto nos puede pasar a nosotros? ¿Qué emociones podemos estar anulando, confundiendo, anestesiando?

Otro ejemplo es llamar tristeza a toda conmoción emocional: sea de alegría, de enojo, alta afectividad. Personas que se emocionan ante una situación, un abrazo, una mirada ... se conmueven profundamente y el nombre que le dan es tristeza. No pueden discriminar la variedad emocional, y en este caso puntual llega a convencerse de que es "depresivo/a", por la reiterada presencia de la tristeza: es la única que nombran. Algunos ya conocen una de mis frases: Tú eres lo que tú dices (¡el cerebro se lo cree!).

El cuerpo siempre está presente. A veces podemos ignorar lo que sentimos, mas nuestro cuerpo lo registra. Tratamos de evitar sentir lo que estamos sintiendo, mas eso que nos está surgiendo dentro no desaparece, sólo desaparece para nuestra conciencia, se escapa de nuestro darnos cuenta.

El trabajo en sensibilización es el pertinente. Si les interesa, les regalo en la próxima un ejercicio especial y fácil.

Éste tema abre un abanico para profundizar en: cómo ubicamos en el otro las emociones que no podemos registrar en nosotros, de qué nos estamos perdiendo al no detectar señales emocionales, cuán anestesiado podemos tener el "disfrute" o confundido con otro nombre, la alexitimia propiamente dicha y un largo etc.

Por hoy me parece suficientemente rico el que podamos revisar nuestro alfabeto emocional y distinguir qué emoción es la menos presente en nuestras vidas. A veces, y lo digo con mucho cuidado, a veces la mirada de personas queridas de nuestro entorno puede ayudarnos a detectar ciertas emociones ausentes en nuestro repertorio, o marcarnos reacciones no coherentes con los hechos en sí mismos (como los celos en el ejemplo de María).

Cuanto más rico es nuestro repertorio emocional, emociones primarias y de desarrollo, mayor grado de vivencia y experiencia vital poseemos, profundo contacto y calidad en el encuentro.

¿Te animas a realizar tu propia revisión? ¿Compartes tu hallazgo?

33 comentarios:

  1. Muy bueno el tema Aida, ya que considero que estoy dentro de ese tipo de personas, pero cómo sabe el profesional si esa dificultad para nombrar o confundir emociones obedece a cuestiones psicológicas o neurológicas?
    Un abrazo. Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Susana. El profesional puede darse cuenta de la diferencia! Una de las herramientas mejores para detectar la diferencia - en el profesional- es la mirada fenomenológica; capta las incoherencias entre el lenguaje y el cuerpo. Devuelve a través del espejo, gestos y pide que le ponga nombre a la expresión (para ponerte un ejemplo).
      Lo esencial es detectar cuál es la "anestesiada" (suelen ser varias, cual ramillete) o la menos detectada ... ¡y a trabajar!
      Gracias por compartir.

      Eliminar
  2. Te aseguro que hoy pude entender con tu reflexion, y separar un poco mas la Envidia de los Celos, convengamos que son muy parecidas estas dos emociones en mi mente, pero ambas son regalos que voy a devolver porque no son de mi agrado, como decía el maestro Zen.- Como de costumbre agradezco tan hermosas herramientas, para vivir mejor.......
    Abrazo. C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola C.
      Me alegro de la utilidad de esta reflexión. Y agradezco tus palabras.
      Abrazo

      Eliminar
  3. Un tema muy lindo e interesante. Para pensar, examinar y recordar "conductas" pasadas. Me voy a buscar una pala para remover un poco mi pasado. Hasta luego.
    Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Enrique.
      Lo de la pala está bueno para rastrear y entonces extraer, con la sabiduría del hoy, emociones "dormidas" allá y entonces. ¿Cómo están ellas en la actualidad?
      ¡Por ahí te llevas la sorpresa de que están bien despiertas y vitales!
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Aida, ¡qué tema difícil! el enojo es una emoción que casi no siento; la tristeza es la más frecuente. Puedo razonar en situaciones que debería enojarme, pero lo que siento es tristeza. Por otros post que he leído tuyos, he encontrado mi dificultad en poner límites por esta causa. He empezado a registrarlo ... y sigo trabajando en ello.
    Gracias por tus reflexiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El que estés empezando a registrar el enojo es un gran paso, y seguro que va acompañado de un "animarte" a poner ciertos límites; en la medida de que sientas que puedes cuidarte y puedes pedir ayuda, te seguirás "destrabando" (si me permites la palabra).
      Poco a poco!
      Gracias por compartir.

      Eliminar
  5. Hola Aida. Mi familia me dice que soy poco expresivo de mis afectos; He intentado modificarlo pero lo hago por ellos, es un esfuerzo. En mi familia de origen nadie es expresivo, ¿se aprende?
    Agradecido por sus comentarios.
    Cordialmente. R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola R.
      Has tocado uno de las razones por la cual puede aparecer dificultad en diferenciar emociones: cuando crecemos en un medio donde no "circulan"; también por creencias familiares.
      Por supuesto que el alfabeto emocional se desarrolla; hay muchas maneras de ir sensibilizando. Para empezar, y no es poco, como sugerencia te doy que busques cierto momento de intimidad con alguno de tu familia y permanezcan en silencio y transmitiendo con las manos "lo que sea!
      Un ratito cada día ... es un ejercicio, y como tal, hay que repetir, y repetir, y repetir.
      Ánimo!

      Eliminar
  6. hola Aida que lindo me gusto, y durante muchos años vivi con mis emociones sin reconocerlas nitidamente, qizas lo que me faltaba era hacer una discrimincacion, hoy despues de conocer la Gestalt, se lo que me esta sucediendo, y ellas me guian en muchas oportunidades a llegar a mi misma para poder salir del espacio o cerrar. Habria que educar mas desde la niñez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Monica Alejandra. La palabra clave que utilizas es "discriminación", ya que las emociones se sienten ... la dificultad es en diferenciarlas y a partir de ahí nombrarlas. ¡Què bueno que has podido hacerlo, ya que indiscutiblemente son guías, señales!
      Coincido contigo: la educación desde la niñez es indispensable.
      GRACIAS.

      Eliminar
  7. ¡Buen día!

    Nos interesa comentarle lo interesante que nos ha resultado su artículo, ya que en las personas se ha ido perdiendo el interés y la fina percepción de las cosas emocionales que hacen de la vida una experiencia maravillosa; esto es consecuencia de lo sumergida que está la humanidad en el campo externo de la vida. Es increíble lo mucho que puede afectar esta incapacidad emocional en todos los campos, incluso lo bueno que tiene un ser humano para dar puede llegar distorcionado ante el receptor, propio de la dificultad del emisor de poder manifestar las emociones . En los casos graves, la incapacidad emocional puede incluso llegar a anular lo bueno que tiene un ser humano en su sentir, debido a su falta de identificación y expresión ..

    Es una pena que dentro de un mundo tan combulsionado en la globalizacion y el desarrollo, las inversiones emocionales se encuentren tan disminuidas..

    Siga aportando, su labor es valiosa.

    E.E

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido plenamente con Usted. ¡Qué pena que no se invierta más en el área de lo emocional! para que todos convivamos mejor, disfrutemos y valoremos cuánto tenemos.
      Gracias por su rico aporte y comentario.
      ¡Y gracias por sus palabras hacia esta labor!

      Eliminar
  8. Comenzaré mi alfabeto emocional por el no "DISFRUTE", desconocido en muchísimas situaciónes (aunque le sigo la pista), que en muchas ocasiones no sabría definirlo; es increíble, pero muy," muy interesante este "ALFABETO". Como siempre, gracias Aída por este Tornillo Flojo", merece la pena encontrale el punto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ah, le sigues la pista! Es un gran paso! Date tiempo en breves momentos para tomar registro de lo que sientes ... y aunque no le pongas nombre aún, empezarás a diferenciar las sensaciones entre unas y otras. ¿Agradables? ¿Desagradables?
      Gracias por compartir!

      Eliminar
  9. Aida buenisimo, me siento muy identificada con emociones que tengo anestesiadas y no se muy bien cuales son. Clarisima tu explicacion y para reflexionar. Gracias. Besos. Andrea

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aida! Y si siempre queremos que nos regales más.
      Y es cierto que cuando ignoramos lo que sentimos el cuerpo lo registra, ejemplo con una enfermedad y uno se pregunta ¿Por qué? si estoy bien no he tenido ningún problema, pero algo nos ha pasado emocionalmente que no lo hemos registrado. Muy bueno Aida y gracias por compartirlo. Besoss

      Eliminar
    2. Querida Marta. Ante todo disculpa que recién en este ahora he encontrado tu comentario!! Gracias por el mismo y la riqueza que aportas con tu compartir.
      Un enorme abrazo!
      Aida

      Eliminar
  10. Hola Aida, creo que me pasa algo similar he ido con algunos especialistas y su diagnostico ha sido depresión, incluso tome ISSR por 2 meses sin respuesta alguna. Puede ser porque hace tiempo que me va mal aprox. estoy hablando de 4 años, tengo 24 algunos sintomas son: batallo mucho para expresarme, para concentrarme, relacionarme con los demas, apatico inestable, redaccion etc..te lo comento por si puedes darme tu punto de vista o ayudar..de verdad ay momentos que no se ni lo que siento.
    Gracias de antemano
    A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola A.
      Ante todo te agradezco que compartas tu experiencia, un poco de lo que te pasa. Por lo que compartes, tu dificultad para poder registrar lo que sientes, y por ende esto influye en la calidad de relacionarte con los demás, está inserto dentro de otra situación que te pasa.
      Me dices que varios especialistas te han diagnosticado depresión, y ésta trae un adormecimiento emocional muy importante; con lo cual el trabajar SOLAMENTE la ampliación del registro emocional, no va aser suficiente para tí.
      Este analfabetismo se presenta en muchas personas, con o sin otras dolencias, mas si las hay, hemos de tomar "el cuadro entero". Verte y acompañarte desde el ser íntegro que eres.
      Te recomiendo que tomes un papel y vayas registrando en el mismo lo que sientes y qué te generó tal sentir. Es un gran paso para que vayas descubriendo que a lo mejor no estás tan apático como dices, por ejemplo.
      Hazlo una semana y mira el registro realizado: por ahí empiezas a detectar con más claridad.
      Quedo a tu disposición, si sientes que te puedo sumar o aportar desde algún lado.
      Ojalá me comentes cómo te va con el registro.
      ¡Gracias!

      Aida

      Eliminar
    2. Hola de nuevo Aida! Cada cuanto recomiendas que haga el registro, estoy de acuerdo que esto está inserto o viene aunado a otra situación, debido a los sintomas puede ser ala depresion, por eso la acepto y estoy dispuesto a superarla además creo saber porque estoy asi, muchas gracias de nuevo.!

      Eliminar
    3. Entonces supongo, que lo primero es luchar contra la depresión no?
      Digo si esta me provoca un fuerte adormecimiento emocional, cuando este mejor voy a poder identificar con mas claridad mis emociones? Osea ahi están, ahh y lo que si noto es que la gama de emociones de la alegría están bloqueadas

      Eliminar
    4. ¡Tal cual! Al seguir trabajando en tu depresión verás cómo paulatinamente recuperas emociones que en este ahora SÍ ESTÁN, pero se encuentran ADORMECIDAS en este ahora.
      Es interesante que hagas el registro una vez al día durante una fracción corta de tiempo; también que varíes la situación en la cual haces el registro. Por ejemplo, en un momento laboral, en un momento en tu casa, acompañado, afuera en momento de distensión, ... Y escríbelo en tu registro.
      ¡Seguimos en contacto cuando quieras!
      Abrazo,

      Aida

      Eliminar
  11. La otra vez me pregunto una amiga que te hace feliz? y no pude contestar A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depresión, anestesia emocional ó analfabetismo emocional? Si es alguna de esas porquee se origino

      Eliminar
    2. Hola A. La respuesta a "qué te hace feliz" no es nada fácil de contestar cuando la gama de emociones de la familia de la alegría o la satisfacción está anestesiada. Así que no sumes malestar si no pudiste contestar. La pregunta más adecuada sería ¿qué te genera sensaciones agradables? ¿qué es grato para tí? Paulatinamente se va avanzando en el camino (no empezamos la escuela por secundaria, por ejemplo, si te sirve la comparación).
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  12. La depresión, la anestesia emocional y el analfabetismo emocional son tres cosas muy distintas. Las causas que pueden originar cada una de ellas son igual de diversas.
    La depresión es un padecimiento psicológico.
    La anestesia emocional y el analfabetismo emocional pueden tener sus causas de origen , entre variadas causas, en haber crecido en un medio que no tenía un desarrollado alfabeto emocional (difícil transmitir lo que no se tiene). Y la anestesia emocional puede ser una decisión en un momento dado para "sufrir menos", lo que pasa es que no nos damos cuenta que al anestesiar una emoción (por ejemplo el enojo) lo hacemos con otras emociones también.
    Espero que te haya sido de ayuda la respuesta.
    Abrazo,
    Aida

    ResponderEliminar
  13. Gracias por tomarte el tiempo para responder a mis preguntas Aida!! Me queda más claro.
    Optaré por hacer ejercicios tales como: meditación, programación, registro y físicos a diario por 29 dias!! Gracias de nuevo!!! Dios te bendiga. Saludos! A.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente A.! Buen programa!
      Sí quieres, pasado ese tiempo, contactate y comparte.
      Un abrazo.
      Aida

      Eliminar
  14. Yo me pregunto, ¿qué siento cuando digo que no siento nada?
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David,
      Te copio unas líneas del post siguiente "El Cuerpo y nuestras Emociones", pues cuando no sabemos lo que sentirmos o registramos "nada", como dices, entonces apelamos al cuerpo para empezar a tomar contacto, ya que es donde primero se registra la emoción - aunque ignoremos qué es o su nombre.
      Si la persona posee dificultad en nombrarse a sí mismo sus emociones, es esperable que las tenga a la hora de expresarlas en sus vínculos, no solamente con palabras sino con sus gestos, expresiones faciales, con todo su ser.

      Tomarse un minuto cada tanto para registrar cómo me siento o qué siento (algo en el estómago, respiración agitada, cuerpo en relax, presión en el pecho, etc) va a ayudarme a colorear mis diferentes sensaciones en diferentes momentos. Luego vendrá el ponerle nombre; uno que surge frecuentemente es "siento algo raro", lo cual es un gran paso porque es nuevo y no le pongo en automático otra palabra (confusión entre relajación y melancolía, por ejemplo).

      Espero te sea útil, y cualquier pregunta, ¡acá estoy!
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates