Instagram

Social Icons

25 de octubre de 2014

El acto de Dar; reconociendo los límites.

Dar, Limites, Vinculos, VinculosToxicos, Necesidades, GestaltPsychology, Aida Bello Canto
El dar es un acto generador de grandes ventajas en los seres humanos, donde se ven beneficiadas las dos partes involucradas, el que da y el que recibe; favorece el contacto relacional sintiéndonos más conectados a los demás, nutre nuestra necesidad de sentirnos útiles, crecemos mutuamente, ... A veces solamente es registrada las bonanzas en la parte receptora, no tomando en cuenta las "ganancias emocionales" que percibe el dador. De ahí que en el Dar, desde lo más pequeño hasta el acto más grande solidario, todos y cada uno se enriquece.

Para que este enriquecimiento mutuo acontezca hemos de tener en cuenta ciertos aspectos, que suelen pasarse de lado, ya que ¿qué problema hay en el dar? ¡si por ahí lo que faltan son más dadores! En el sentido social podríamos pensar de tal manera, siendo de hecho la solidaridad uno de los gestos que nos trasciende como humanos, podemos registrarnos como parte de la Humanidad y en profunda empatía. Mas en este hoy me quiero referir especialmente al acto de dar en nuestras relaciones y nuestros vínculos (que no son lo mismo) donde impera el ser responsables, conocer los límites en la ayuda.

Estos límites procuran y cuidan la dignidad del otro ser humano. Los dadores muchas veces pierden esta perspectiva, generando - por supuesto sin querer y con las mejores intenciones- que la otra parte se sienta en deuda, se sienta inferior, no permitiéndole crecer, desplegarse en sus potencialidades. Y en frecuentes casos, también el constante dar se puede convertir en un estilo de manipular: me aseguro que el otro me necesite, generando dependencia; por supuesto estamos hablando de uno de los ingredientes en los vínculos tóxicos.

A primera vista pareciera que el Dar en sí mismo no posee ningún tipo de problemática, sino que solamente aparece la dificultad en el pedir o en el recibir; ya vamos viendo que no es "tan así". En el dar es esencial:

- Poder mirar a la otra persona, qué es lo que necesita, si lo pide o no, si está receptiva para poder tomar lo dado y cuál es la medida del otro, en ese momento, para recibir. Por ejemplo, utilizando una imagen metafórica, si poseo una cacerola completa de comida y alguien se me acerca con un plato para que le ponga comida en el mismo, si se la vuelco toda en su plato, le estoy dando más de lo que puede tomar, se rebalsa el exceso y se pierde. A este punto me refiero cuando hablo de respetar cada uno su propio tiempo para el cambio, que se otorgue el caminar paso a paso, según lo va sintiendo, pues tomamos e incorporamos lo dado en la medida que podemos en ese momento específico de nuestra vida.

- El que recibe ha de tener la posibilidad de retribuir, pues con ello se iguala al que da, no se siente ni en deuda ni inferior. Las maneras de retribución son muchas y variadas; ejemplos: el Agradecimiento (sentido y en contacto), honorarios en relaciones profesionales y/o de servicio, trueque, acuerdos mutuos en la forma y en el tiempo. De esta manera, el que da no se ubica en una posición superior.

- La persona ha de dar lo que tiene y en lo que es apto; si a mí me piden ayuda en temas que desconozco lo mejor que puedo es reconocer mis límites y quizás en el mejor de los casos orientar dónde puede encontrar lo necesitado. Hay quienes se exigen dar más de lo que tienen (ej: tiempo, energía), en desmedro de sí mismos y hay quienes exigen a otro que le den algo que la otra persona no tiene. Los límites vuelven a hacerse presentes.

Para terminar, y a modo de reflexión, si no hay un pedido y se da, sin preguntar al Otro qué necesita o sin corroborar que esa persona  está disponible a recibir, ¿de quién es la necesidad?
¡Para que haya menor autoengaño!


14 comentarios:

  1. Que bueno!!!…este envío, que curioso yo estoy trabajando la IGUALDAD, desde luego me quedé contento cuando me di cuenta que es lo mismo que DAD ( a la humanidad) que” dar” que es tu propuesta, pero ocurre que es el deseo del planeta la palabra IGUAL, que sería hasta el límite para no pasar al vínculo tóxico, en la sociedad humana, cuando haya igualdad, nadie tomara mas de lo que necesita, porque simplemente no podrá lucrar con la diferencia de lo que le sobre presuntamente ,entonces reitero, los seres humanos encontraremos mejores elementos aun para seguir viviendo sin la angustia de la INOPIA, y que hermosos objetivo, reitero discentir con Iguales para ser aun mucho más iguales, considero que nadie tendrá temor a esa alegría desconocida,- Gracias Dra. Aida por esta herramienta que me permite pensar mejor, Abrazo a todos con IGUALDAD…. CECILIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hermosa tu reflexión Cecilio! Y coincido plenamente contigo, en este objetivo permanente e inefable de la IGUALDAD.
      Sigamos con esperanza!!

      Un abrazo,
      Aida

      Eliminar
  2. Hola Aida. Nos regalas una nueva mirada frente al dar y revisar qué nos pasa en este acto, si tomamos en cuenta a la otra persona, y varios ingredientes en este relacionarnos. Curioso, muy curioso, cómo nos ubicamos por encima por el mero hecho de dar, y sin tener presente estos límites que señalas, ... hay soberbia o manipulación.
    Para reflexionar ampliamente.
    Gracias por brindarnos estas miradas, que me abren la cabeza!
    Ruben Joge

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ruben,
      Muy interesante tu reflexión en este tema, donde si no prestamos atención puede aparecer solapadamente la soberbia o la manipulación, como bien nombras. Es para estar atentos y seguir dando y dando, teniendo en cuenta al otro.
      Gracias por compartir y por tus palabras.
      saludos,
      Aida

      Eliminar
  3. ¡Epa! Esto del dar trae sus cosas internas y donde el autoengaño puede ser imperceptible. Excelente! Me lelva a reflexionar cuántas veces doy sin preguntar a la otra persona si le viene bien o lo quiere. Yo doy por hecho que es así, y me diento muy bien conmigo misma; el tema es que estoy entendiendo mis enojos cuando no me siento reconocida!!!
    Gracias Aida por tus aportes que me ayudan a crecer.
    Saludos,
    Maria de los Angeles R.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria de los Angeles,
      Uhm qué bueno que puedes detectar que al dar sin preguntar o tener presente a la otra persona, puedes esperar el reconocimiento y si no llega el mismo, el enojo aparece!! Gran paso en tu darte cuenta.
      Te agradezco que compartas tu experiencia. Nos suma a todos.
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
  4. hola AIDA.
    SOLO TE CONTARE MI EXPERIENCIA. YO SOY UNA PERSONA A LA QUE NO LE GUSTA NI DAR , NI RECIBIR. CUANDO PIDO AYUDA EN ALGO, PRIMERO CALCULO SI LA PERSONA A LA QUE LE PIDO, ESTA EN CONDICIONES DE DARMELA. TAMBIEN ME GUSTA PRONTO DEVOLVER EL FAVOR QUE ME HAN HECHO Y NO MIDO SI VOS ME DISTE MAS O YO TE DI MAS.PORQUE UNO NUNCA SABE CUANDO VA A TENER QUE PEDIR MAS, POR LAS CIRCUNSTANCIAS DE LA VIDA.TAMPOCO ME IMPORTA QUE ME RECONOZCAN, PORQUE SE QUE A QUIENES DOY , LO HACEN, AUN SIN DECIR NADA. PERO TENGO UNA COSA QUE NO ME GUSTA DE MI , PERO NO LA PUEDO ARREGLAR. YO NO DOY A CUALQUIERA, ANALIZO SI SE LO MERECE O NO. SOBRE TODO SI ES AYUDA IMPORTANTE. NO ME CONSIDERO GENEROSA, SINO QUE JUZGO A LOS DEMAS PARA VER SI MERECEN O NO MI AYUDA. SOY DURA JUZGANDO. PERO ESO NO LO PUEDO CAMBIAR, Y MAS SI EL TIEMPO ME DA LA RAZON.. ME GUSTARIA SER MEJOR, PERO TAMPOCO QUE SE APROVECHEN DE MI. AVECES EL LIMITE ES DIFICIL DE DISTINGUIR. AHORA DECIME QUE OPINAS AIDA, PORQUE NO SOLO SOS BUENA PROFESIONAL Y GENEROSA, SINO SOS BUENA GENTE, POR ESO VALORO MUCHO TU OPINION.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Ante todo te agradezco la confianza para compartir tu mirada y cada una de las palabras que me dices. Sólo puedo decirte que doy lo mejor de mí, no escatimo ni me escatimo.
      En referencia a lo que comentas y me pides mi mirada al respecto, realmente me llegas como una persona que ha sufrido mucho y has aprendido a protegerte para evitar más daño. Ser tan cuidadosa te ha dado resultado y , como dices, en muchas oportunidades el tiempo te ha dado la razón. ¿Que puedes estarte perdiendo nuevas y buenas relaciones? Creo que sí, pero soy muy respetuosa de tu decisión de no correr ningún riesgo en esta empresa, pues nadie puede emitir comentario sobre tus cuidados: tú estás en tus zapatos!
      Te valoro que a través de este medio te asomas de alguna manera afuera. Y eso está bueno!
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  5. Interesante, traes temas del día a día que me abren la cabeza!
    Me quedo reflexionando.
    Gracias.
    Y. L.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Y. L.
      Me alegro pues!! Gracias a tí!
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
  6. Gracias amiga , como siempre aportano a nuestros crecimiento humano, este tema me encanta, tienes mucha razon , hay que encontrar ese balance para dar y recibir en su justa medida Ahora pensare un poco antes de dar ...no sea cosa que me equivoque y resulte algo no deseado , ya he tenido algunas respuestas no esperadas ., hay que reflexionar en este asunto , seguro nos ira mucho mejor , t..,ve quiero, Dios te bendiga por esa
    ayuda que si necesitamos de ti....Maye

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maye,
      Gracias por tu rico comentario, donde has podido darte cuenta que si no tomamos en cuenta a la otra persona, puede tener respuestas no esperadas. ¡Y qué sensación!
      Te agradezco tus palabras tan cálidas y valiosas para mí; tu mirada es importante.
      Un gran abrazo junto a mi te quiero.
      Aida

      Eliminar
  7. Importante reflexión y magnífica propuesta de este espacio para ello.
    Marcela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marcela,
      Gracias por tu comentario y tus palabras son útiles para mí cual brújula.
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates