Instagram

Social Icons

18 de octubre de 2014

Importancia de atender nuestras Necesidades

Gestalt, Emociones, Necesidades basicas, Bienestar, vinculos, Aida Bello Canto
Las necesidades están presentes en nuestra vida desde el instante en que llegamos a este mundo; están en nuestra naturaleza de seres humanos siendo las mismas nuestros motivadores naturales. Un necesidad nos empuja a la búsqueda de satisfacerla, con todo el compromiso fisiológico (sensaciones corporales) y las señales emocionales primarias implicadas. Así pues, tenemos tanto necesidades orgánicas y necesidades psicológicas. Los que logran desarrollarse en la satisfacción de estos dos grupos de necesidades, estarán mejor equipados para acceder a un tercer grupo que sería el de las necesidades de trascendencia, donde el Otro, la Humanidad, y su bienestar ocupa un lugar primordial.

Precisamente Gestalt se centra en qué hacemos ante una necesidad, cómo la detectamos y todo cuanto llevamos a cabo en el recorrido interno para entrar en contacto con el objetivo de satisfacerla, tomar contacto con esta satisfacción y poder retirarnos una vez cumplido el ciclo. Todo este circuito dentro de un contexto, un ambiente, donde somos copartícipes, co-protagonistas, en interrelación con el afuera. En este recorrido es que aparecen nuestras dificultades de muy diversa índole, evitando registrar nuestra necesidad o anulando la misma esencialmente por tres razones:
- introyectos (mandatos)
- situaciones dolorosas en nuestra historia
- temas inconclusos

Maslow (1973) afirmaba sustentado en sus investigaciones, que si en una persona hay una dificultad/deficiencia de larga data en satisfacer una necesidad básica, sea tanto de tipo fisiológico como psicológico, la probabilidad de enfermar aumenta. Veamos la otra cara de esta afirmación: entre mejor cubiertas tengamos nuestras necesidades y nuestro grado de satisfacción sea más alto (este grado tiene mucho que ver con tomar lo que HAY, lo mejor de lo que tenemos disponible a nuestro alcance), nosotros como personas seremos más saludables y nuestra vida interpersonal, nuestras relaciones, serán más constructivas.

No cabe duda de que una persona que se siente satisfecha en sus necesidades (estoy refiriéndome a las necesidades básicas orgánicas y las que indican las emociones de supervivencia) se encontrará en mejores condiciones de ser flexible, tolerante y mayor ajuste creativo ante las situaciones difíciles de la vida.

Lo que nos suele pasar con alta frecuencia es que nos ponemos un poco tercos en la búsqueda y "deseo" de satisfacer nuestra necesidad. Por ejemplo, sentimos la necesidad de afecto, emoción primaria que nos promueve vincularnos, y supongamos que lo que imagino es que una pareja es la que podrá satisfacer esta necesidad. Ubico en una específica persona la satisfacción de mi necesidad de contacto físico, de comunicación, de compañía, etc. Dejo de lado la posibilidad de satisfacer esta necesidad con otros seres que tengo a mi alrededor. Esta terquedad a la que me refiero se hace más presente en los vínculos tóxicos, o en el aislamiento pleno, donde doy por hecho que nadie podrá satisfacer mi necesidad de afecto.

En el camino de crecimiento, en el profundo deseo de habitar el bienestar interno y con el afuera, nutrirnos y generar relaciones nutritivas, hemos de revisar nuestro detector de necesidades, qué hacemos y cómo lo hacemos para satisfacerlas. ¿Somos tercos? ¿Cómo y cuándo aparece nuestra terquedad?

Darnos cuenta de lo que hacemos y cómo lo hacemos, es el primer gran paso. Y para darnos cuenta, hemos de darnos tiempo ... 
Para despedirme en este hoy les recuerdo que para elevar nuestro grado de satisfacción que redunda en salud, mejor actitud frente a imponderables o dificultades, fortalece nuestra flexibilidad y tolerancia, hemos de tomar lo que hay en nuestro entorno (retiramos nuestra mirada de lo que falta), abrazando lo mejor de lo disponible a nuestro alcance, que podrá no corresponder con mi "ideal", mas si es lo suficientemente bueno para lograr que mi necesidad quede satisfecha. 

Si descubres alguna "terquedad" tuya, ¿la compartes? Todos podremos haber estado en ese lugar en algún momento de nuestra vida, y así todos aprendemos a ver donde creemos que no hay, ampliando nuestras alternativas de nutrirnos.
¡Gracias!

20 comentarios:

  1. Hola Aida. Este tema es primordial, ¿escuchar mis necesidades? cuánta dificultad encuentro en ello ya que las fuí desatendiendo paulatinamente en mi camino. Me resigno y me conformo, que no es lo mismo que apreciar lo que HAY. Puedo darme cuenta de esto ... y me siento muy insatisfecha, poco feliz.
    Estaré atenta a mi terquedad, que ya la intuyo muy presente.
    Gracias por la reflexión, me ayuda muchísimo!
    Saludos,
    Maria de los Angeles Lopez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María de los Angeles. Ante todo gracias por compartir; tu comentario es importante ya que estoy segura de que muchos se verán reflejados en este olvido de las propias necesidades. Es muy valioso que puedas registrar que conformarse o resignarse no es lo mismo que apreciar lo que tenemos disponible, pues con el aprecio viene la gratitud. ¡Que no es poco! Para mí esencial y marca la diferencia.
      Gracias por tus palabras.
      Un cordial saludo
      Aida

      Eliminar
  2. Hola Aida. Estoy inmerso en una relación tóxica y aunque lo sé y me hace daño, una parte de mi quiere que sea esa persona la que permanezca a mi lado, aún con peleas y conflictos. Si, soy terco, puedo darme cuenta ... ¿será miedo a la soledad?
    Gracias por abrirme un poco la cabeza y corazón.
    Saludos,
    Raúl Romero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Raúl. Realizas una excelente reflexión al intuir que el miedo a la soledad pueda estar presente en esta permanencia en un vínculo que detectas para tí tóxico. Ahora bien, la ruptura del vínculo no es la única salida, para que este miedo a estar solo no lo tengas como la meta, sino el trabajar en tí y en el vínculo para encontrar nuevos caminos donde las necesidades mutuas puedan ponerse en palabras y trabajar el Encuentro.
      Te agradezco tu comentario y tu compartir!!
      Un saludo,
      Aida

      Eliminar
  3. HOLA AIDA,
    MI NECESIDAD PRINCIPAL HOY, DADO LO QUE PASO EN MI VIDA,QUE
    ADEMAS DE NECESIDAD ES DESEO TAMBIEN:ES LA PAZ.
    CUANDO DIGO PAZ, ME REFIERO A TRANQUILIDAD EXTERNA E INTERNA. PARA ELLO NECESITO DE SILENCIO. SOY SENSIBLE A LOS RUIDOS Y LO MAL QUE HACEN A LA SALUD FISICA Y MENTAL.
    ESTO AUN NO ESTA MUY ESTUDIADO, PERO ES REAL.
    ESTA LUCHA PARA CONSEGUIR QUE LA GENTE SEA EDUCADA Y NO MOLESTE CON GRITOS DE ELLOS, DE SUS HIJOS, PELOTAZOS, PERROS HISTERICOS LADRANDO, MUSICA ALTA, EN FIN UN INFIERNO PARA MI. TENGO MIEDO SI ME MUDO , QUE ENCUENTRE EL MISMO PROBLEMA. NO SE SI ESO ES TERQUEDAD, PERO ES ESCENCIAL PARA MI.SIN EMBARGO NO LO PUEDO CONSEGUIR.
    A PESAR DE QUE HABLO, PIDO SILENCIO Y AVECES ME ENOJO POR NO TENERLO. SE QUE ESTE PAIS NO ES EL MAS ADECUADO , PERO AHORA NO PUEDO TRSLADARME A NINGUN OTRO. A VER QUE PODRIA HACER , AIDA ? DESDE YA MUCHAS GRACIAS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Tu deseo y necesidad de Paz interna y externa, es altamente respetable y deseado, creo que por la mayoría, sin duda alguna. Ante las molestias tan grandes que señalas a los ruidos, más allá de que existan lugares y sociedades más ruidosas unas que otras, me quedo pensando por tu comentario, y por otros que has hecho, si no tendrás hiperacusia, la cual habla de una alta sensibilidad a los sonidos más comunes pero que se tornan intolerables para los hiperacúsicos. Por si te sirve te paso este dato:
      Comprender los síntomas de la hiperacusia
      Son, sobre todo, los ruidos cotidianos los que resultan especialmente molestos a las personas con hiperacusia. Algunas no toleran el nivel sonoro de una conversación normal en un lugar tranquilo (es decir, unos 60 decibelios), el ruido de una aspiradora o, incluso, el canto de los pájaros. La explicación es que el umbral de tolerancia auditiva a determinados tramos de frecuencia es muy bajo. Por ello, y dependiendo de su grado, la hiperacusia puede ser invalidante. “La persona puede vivir una verdadera pesadilla, porque la exposición al ruido le produce migrañas, cansancio, problemas del sueño y estados depresivos. Hay quienes llegan al extremo de no salir de casa, cortando el vínculo con el mundo exterior”, explica Claudia Nyffenegger, responsable del centro de reeducación auditivo Auricula, en la localidad francesa de Saint Laurent d'Aigouze.
      Como sugerencia para el silencio interno, ¿has practicado meditación?
      Espero que te sea útil mi respuesta en algún sentido.
      Gracias por compartir!
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar
    2. GRACIAS AIDA, TE COMENTO QUE HACE UNOS AÑOS ACUDI A UNA NEUROLOGA QUE ES MUY RESPONSABLE Y BUENA.
      ACUDI PARA QUE ME MEDICARA POR ESTA INTOLERANCIA ALOS RUIDOS Y A QUIENES LOS PRODUCEN, ELLA ME SORPRENDIO Y ME DIJO QUE FUERA A UN OTORINGO A MEDIR MI CAPACIDAD AUDITIVA, LO MISMO QUE VOS. YO NO LO TOME MUY EN SERIO, PERO AHORA QUE ES LA SEGUNDA PERSONA Y BIEN PREPARADA EN TU PROFESION, QUE ME LO DICE, HARE CASO Y QUE ME MIDAN . VERE SI HAY TRATAMIENTO. YO SI DESEO AISLARME, PERO EL CANTO DE LOS PAJAROS NO ME MOLESTA , ME DA PAZ , ALEGRIA. NO ASI EL LADRIDO DEL PERRO. SERAN POR LA DIFERENCIA EN EL TIMBRE.MUCHA GENTE CREE QUE ESTOY LOCA, PERO YO SE QUE NO , QUE SI EL RUIDO DESAPARECE, ESTOY OTRA VEZ BIEN. EN CUANTO A MEDITACION, NO, NUNCA PRACTIQUE. BUSCARE CERCA DE CASA ALGUN LUGAR SERIO, PARA QUE NO ME DECEPCIONE. DESDE YA TE DOY MIL GRACIAS AIDA Y QUE DIOS TE BENDIGA!!!!

      Eliminar
    3. Me alegro mucho que te haya sido de ayuda la respuesta y que traigas a tu memoria lo que te recomendó la neuróloga también. La diferencia entre el canto de los pájaros y el ladrido de un perro es un tema de decibeles, lo cual es registrado muy distinto por el oído. Un sonido te trae paz y otro te molesta o incluso puede dolerte (intolerancia).
      El aprendizaje y práctica de meditación te sumará un montón.
      Busca algo cerca de tu casa y recomendado, por favor.
      Un cálido saludo y seguimos en contacto!
      Aida

      Eliminar
  4. ¡Qué interesante tema Aida! lo unifico a muchos otros, a la dificultad en el pedir como has hablado en otro momento, a las relaciones y su encuentro desde el mutuo aporte y no cubriendo vacíos, ... las maneras en que evitamos contactar con nuestra necesidad, y en su negación muchas veces nos sentimos más seguros. Esto es mío!
    Unaprendizaje más.
    Gracias!!
    V. M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola V. M.
      Así es, este tema está íntimamente entrelazado a varios, como bien señalas algunos. Registrar las propias necesidades y las faltas propias hacen que no las pongamos en el otro, o por lo menos estemos más atentos.
      Muy valioso tu darte cuenta sobre cierta dosis de seguridad que obtienes.
      Gracias por tu comentario y por tus palabras!
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
  5. Gracias Aida, un abrazo de CECILIO
    Eso es lo que busco: atender la necesidad del Otro, el Otro es la Humanidad, y su bienestar ocupa un lugar primordial, creo que no me importa que se diga que es una utopía, talvez habrá que vencer a la Inopia.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí Cecilio, por tus palabras, tu comentario y anhelo. ¡Vamos Utopía!
      Abrazo,
      Aida

      Eliminar
  6. Aida, me quedo reflexionando esta frase tuya "abrazando lo mejor de lo disponible a nuestro alcance, que podrá no corresponder con mi "ideal", mas si es lo suficientemente bueno para lograr que mi necesidad quede satisfecha".
    GRACIAS!!!
    Ruben C.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ruben. Ojalá tu reflexión te lleve a mirar cuanto te rodea con una nueva mirada. ¡Esto ya es grandioso!
      Gracias por compartir.
      Saludos,
      Aida

      Eliminar
  7. Este tornillo flojo si k hay k apretarlo ,gracias amiga ,mas claro de ahí no canta un gallo...no tiene desperdicios ,querramos o no ,es la pura verdad ....y hay k trabajarla,un besito y todo mi cariño y admiración sinceros,Maye

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Maye. Gracias por tus palabras de aliento; brújula útil para continuar por este sendero.
      Un enorme abrazo desde Buenos Aires!!
      Aida

      Eliminar
  8. siempre es muy reconfortable leerte, por el contenido y por encontrar esas palabras que acercan armonía. mi abrazo! Fernando Orlando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fernando Orlando. Me alegro muchísimo que así sea para tí este espacio de encuentro, reflexión y crecimiento. ¡Graicas!
      Un abrazo grande,
      Aida

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. ¡Gracias Mariela! Me suma tu mirada!
      Un enorme abrazo
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates