Instagram

Social Icons

20 de diciembre de 2014

Adicción a Personas. ¡Pagando precios por afecto!

Adicto a personas, dependencia emocional, vinculos toxicos, culpa, rechazo, Aida Bello Canto, el tornillo flojo
En el último post les hablé de cómo el miedo a ser dejados, miedo a ser excluídos de una relación o grupo de pertenencia (por ejemplo nuestra familia), puede llevarnos a conformar, obedecer, satisfacer las necesidades de la otra persona con tal de no ser excluídos  o dejados de lado. En este camino nos olvidamos de nosotros mismos, nuestras propias necesidades, adormecemos emociones (por ejemplo el enojo), pues la prioridad es sostener el vínculo ... ¡al precio que sea!

Pareciese difícil de entender esto de "pagar cualquier precio" con tal de seguir en una relación, pues en muchísimas ocasiones nos encontramos que el precio incluye maltrato, emocional y/o físico; mas es mucho más fuerte la necesidad interna de sostener este tipo de vínculo tóxico antes que enfrentar el vacío profundo que se siente adentro.

Reconocer la dependencia y co-dependencia emocional no es fácil, y generalmente se descubre a lo largo del tiempo, cuando ya estamos inmersos en estos vínculos tóxicos, por las señales de desasosiego, desamparo ante la posible pérdida, angustia o el maltrato llegó a niveles muy altos -entre otras señales-. Darse cuenta que se es adicto a una persona, que soy dependiente emocional, es un gran paso, mas ha de darse el siguiente paso que es buscar ayuda para aprender a zurzir ese vacío interno, ese espacio que se ha intentado llenar con el afuera, con el Otro.

Y esto es importante de entender pues si no registramos nuestra adicción a personas, podremos terminar con un vínculo tóxico específico, tras mucho dolor y mucho tiempo, mas correremos el riesgo de volver a repetir la misma historia con otro nombre, otra cara. Si nos miramos a nosotros mismos en transparencia, encontraremos que volvemos a repetir el atender las necesidades del otro olvidando las propias, anhelando recibir amor y reconocimiento por "todo cuanto hacemos", ... y como este reconocimiento no llega, genera un círculo vicioso que es nuevamente sentirnos sin valor lo cual nos torna más dependientes.

En la co-dependencia, nuestra vida se ve afectada por lo que la otra persona dice o hace, e incluso lo que "no dice o no hace" pues nos volvemos traductores de señales, gestos, etc. El co-dependiente detecta la problemática en la otra persona, "sabe que necesita su ayuda", e intenta cambiarla, ayudarla. Se pone en funcionamiento lo que denominamos el Salvador/a interno, sintiendo que si somos nosotros los que dejamos a la otra persona ¿qué será de él/ella? lo cual trae aparejado sentimientos de culpa. Sigo atado/a a esta relación tóxica, aunque sepa que lo es ... pero ¿cómo voy a abandonar al Otro?

La dinámica de la dependencia y la co-dependencia emocional puede parecer distinta, mas es la misma moneda, y no hay uno sin el otro. Las dos personas conforman este vínculo, necesitando aprobación, afecto, reconocimiento: persiste la sensación y emoción de necesitar al otro y ser necesitado por el otro. Ambos son adictos y co-adictos a personas, (sea la pareja, un familiar, en el trabajo).

La construcción de este tipo de vínculo es un proceso gradual; así también es la desintoxicación, la salida de ellos. Se requiere tiempo y mucho acompañamiento hasta que podemos ir aprendiendo a autoabastecernos emocionalmente, no buscar que la otra persona supla mis propias necesidades y/o salir de salvar al Otro (aunque nos cueste pensarnos omnipotentes ... de esto hay una buena dosis, porque creemos que "sólo nosotros sabemos cómo salvarlo/a", "nuestra ayuda es indispensable".

Poseemos adentro nuestro los recursos necesarios para salir adelante, para confiar y querernos a nosotros mismos, sentirnos queribles por Ser, y a partir de ahí relacionarnos dando y recibiendo afecto, amor, ¡sin pagar precios por ello!

Si quieres saber si posees tendencia a ser dependiente emocional, te sugiero la lectura de Dependencia Emocional: algunas características.
Estoy contigo porque te elijo.
Te quiero por mi elección, no por mi necesidad.

13 comentarios:

  1. Aida me quedo con algunas frases para seguir trabajando el precio que se paga por fidelidad a la pareja a la familia etc. Sentirnos queribles por ser es lo mas difícil por ahora, confio en mi darme cuenta, gracias por tus palabras. L

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola L.
      Gracias por tu comentario y compartir. Es difícil y posible!!
      Adelante!
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  2. Querida Aida,

    Tenes ese arte de tocar los temas claves!!
    Creo que el tema vínculos es un tema tan central en nuestras vidas, y hay que aprender tanto para crear vínculos sanos!! Me encantó ese concepto que ofreces sobre "autoabastecimiento emocional" , y este planteo de la necesidad de suplir necesidades y te pregunto;: para autoabastecerse emocionalmente primero hay que tener la experiencia de un vinculo que nos abastezca? Que dinámica propondrías en un taller para darnos cuenta de cuanto estamos supliendo nuestras propias necesidades bajo la apariencia de yo te ayudo y te salvo?
    Un cariño grande y gracias por hacernos pensar!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Adrian,
      ¡Gracias! toco los temas de la vida misma!! los que nos tocan a todos en esta vida. ;)
      Interesantísima tu pregunta!!! Para autoabastecerse emocionalmente no es necesario haber sido abastecido primero; por supuesto que quién ha sido abastecido primero, lo tiene muchísimo más fácil de aprender, sin duda alguna!! hay un espacio interno que puede acudir y tomar de referencia.
      El que no lo ha sido, ha de aprender con registros de ser testigo y de alguien que lo acompañe en este aprendizaje, con mucho afecto, paciencia y respeto. De eso sabemos los trabajadores de la salud, como tú!
      La dinámica que propondría sería llevar a la persona a un espacio donde está sin nadie a quien ayudar ni salvar ... y ver cómo se siente. ¿qué hace? ¿se siente perdido/a? ahí hay indicios de que es aparente abastecimiento de propias necesidades. Sin nadie a quien ayudar, ¡se pierde!
      Hay varias formas / dinámicas para ello, mas es la esencia de búsqueda.
      Un gran abrazo y gracias a tí por reflexionar juntos!!!
      Aida

      Eliminar
  3. Impactante este tema!
    Gracias Aida por llevarme a la reflexión. ¡Muy bueno!
    Abrazo
    Maria Eugenia Pruen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Eugenia,
      Gracias por tus palabras y me alegro de que sea útil, para tí y para todos.
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar
  4. hola AIDA
    POR LO QUE LEO, SON BASTANTES LAS PERSONAS QUE TIENEN DUDAS SI SUS RELACIONES SON TOXICAS. ME GUSTARIA SABER SI LAS ADICCIONES A DROGAS , MEDICAMENTOS O CIGARRILLOS POTENCIAN ESTAS DEPENDENCIAS EMOCIONALES O SOLO DEMUESTRAN QUE SON PERSONAS PROCLIVES A TENER ALGUNA ADICCION FISICA O EMOCIONAL. TE LO PREGUNTO, PORQUE OBSERVO ALGUNAS PERSONAS QUE TIENEN AMBAS Y NO SE SI ES CASUALIDAD O NO. YO NUNCA FUI ADICTA A NADA, NI A NADIE.
    SOLO AME MUCHO A MI MADRE Y ALGO MENOS A MI PADRE Y A MI HERMANA HASTA LA ADOLESCENCIA DONDE ELLA CAMBIO Y NO ME GUSTO SU CAMBIO. PERO A LAS PERSONAS NO SOY ADICTA, ES MAS, CUANTO MAS LEJOS LAS TENGO MEJOR. ME ENCANTA LA PAZ, COSA QUE NO SE PUEDE LOGRAR, PORQUE EL SILENCIO DE LA PAZ, DEPENDE DE LOS OTROS.MI MANERA DE SER ES MUY SOLITARIA Y PUEDE QUE MUCHOS PIENSEN QUE ME PIERDO COSAS, PERO YO VEO QUE ME SALVO DE MUCHOS PROBLEMAS.
    MI SOLEDAD ES MI ELECCION.VEO TANTAS RELACIONES QUE NO SON DE AMOR SINO DE DEPENDENCIA, QUE PIENSO QUE YO NO TENGO QUE PADECER ESTE MAL, POR LO MENOS.CADA UNO ES LIBRE DE ELEGIR, SI MERECE LA PENA SUFRIR POR UNA RELACION O DEJARLA IR Y ABRAZAR LA LIBERTAD EN TODA SU MAGNITUD.
    UN ABRAZO AIDA Y FELIZ NAVIDAD Y UN BUEN AÑO EN 2015

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!
      ¡Cuánta razón tienes en todo lo que compartes!
      La tendencia a la adicción es tendencia... y el "objeto" a ser adicto puede variar desde drogas a personas.
      Como bien dices, la soledad es una elección, y si es la tuya ¡bravo! elegimos lo que sentimos nos hace bien, nos cuida y nos nutre.
      Linda tu frase, "abrazar la libertad en toda su magnitud!.
      ¡Gracias!
      Un abrazo con agradecimiento por tus deseos y buen 2015 para tí también!
      Aida

      Eliminar
  5. Hola Aida. Es difícil descubrir que pago precios por afecto mas no me niego ya más tiempo a verlo. Estoy en el camino de salida y aunque el dolor me acompaña, no hay retorno. Basta de maltrato! Cuesta volver a encontrarme.
    Seguiré sin duda alguna!
    GRACIAS, me acompañas en este proceso.
    Abrazo,
    Meche

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Meche,
      Lo importante es que ya te has dado cuenta de lo que te pasa y estás en el camino de re-encuentro contigo misma. Despacito, despacito ... se sale del túnel!
      Gracias por compartir!!!
      Abrazo,
      Aida

      Eliminar
  6. Estimada Aida:
    Estoy separado luego de 20 años de casados, 2 hijos (biológicos) y 3 mas de ella que criamos juntos.
    Es increíble como me identifico con tu post.
    O es mucha casualidad (soy profesional de una carrera fáctica por lo que no creo en ella) o es algo generalizado.
    Como no ayudar si siempre lo hice? Como no ayudar ahora si estuve cuando ella estaba sola con tres chicos? Como no prioriza sus necesidades a mis salidas con amigos? Como no atender sus necesidades económicas antes que la compra de un nuevo colchón para mi? Como...?
    He podido ver lo que mencionas en el post, pero es MUCHO mas difícil modificar mi comportamiento.

    Lo positivo es que he podido profundizar en otras relaciones con compañeros de distintos ámbitos y en algunos casos llegando a un grado de amistad.

    Gracias por este y otros post.

    Franco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me faltó comentar que soy ansioso y si bien "entendí" que los procesos son largos y veo los cambios, me desanima un poco no poder resolverlo mas rápido (siendo un "resolvedor experimentado", jajajajajaja)

      Saludos cordiales,

      Franco

      Eliminar
    2. Estimado Franco,
      Muchísimas gracias por compartir tu tránsito actual, tu vivencia!
      Qué bueno que te haya resonado en "algo" este post, que hayas podido "ver", pues es un gran paso; aunque seas un "resolvedor experimentado", sin duda alguna!, ya comprendes que los pasitos son suaves y a un tiempo distitno que el afuera. Primero se cambia adentro y luego sale, por eso el cambio de comportamiento lleva más.
      Lo magnífico es que estás haciendo nuevas relaciones, ampliando tus redes, ¡fundamental!
      Te invito a que uses mucho la conjunción "Y": las necesidades del Otro Y las tuyas, atender al Otro Y atenderte a tí. No sacar de la ecuación al otro, sino incluirte a tí. ;)
      Gracias por tus palabras por el blog!
      Un cordial saludo y los mejores deseos!!
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates