Instagram

Social Icons

16 de mayo de 2015

La Soledad que Enferma

Soledad, emociones, gestalt, psicologia, Aida Bello Canto,
La soledad es un sentimiento que en mayor o menor grado todos lo hemos sentido en algún momento de nuestras vidas, o varias veces a lo largo de nuestra existencia. Es un estado de soledad temporal, frecuentemente causado por un cambio acontecido: de trabajo, irse a otro país o lugar de residencia, rupturas afectivas, pérdida de un ser querido, etc.

La palabra soledad está tan impregnada de connotación negativa que a muchos les cuesta registrar la parte positiva y necesaria de habitar este sentimiento. El sentirse sol@ también se refiere a no estar con otras personas físicamente, siendo un estado muchas veces buscado para el re-encuentro con uno mismo, dosis de recogimiento necesaria para poder "escucharnos" internamente, consultarnos, reflexionar, aquietarnos del afuera. No es que la persona padezca la soledad, sino que propicia esos momentos, generadores de bienestar y autoconocimiento.

No es lo mismo estar solo que sentirse solo.

Ahora bien, cuando la soledad es un estado interno de permanencia, está hablando de tener escasa conexión con los demás, con el mundo. Por supuesto que puede moverse socialmente, en el trabajo, se comunica con otras personas, mas internamente siente desconexión, no genera vínculos afectivos. Se relaciona pero no se vincula. Acá sí podemos encontrarnos con el padecimiento; es el sentimiento de soledad que aparece, por ejemplo, en la persona que siente desamparo emocional, como expliqué en el post de la semana pasada.

Sobre ésta última soledad es a la que haré referencia a partir de ahora; específicamente cuando la soledad no es deseada, no es buscada.
Existen extensas investigaciones sobre la incidencia de la soledad en la salud física. Les ofrezco algunos resultados:

- El sentimiento de soledad causado por una exclusión, activa regiones de nuestro cerebro donde reside la detección del dolor físico. Podríamos decir y sabemos a ciencia cierta, que la soledad duele, nuestro cuerpo la siente, no solamente es emocional (aunque ya vengo reiteradamente diciendo que en las emociones está presente nuestro cuerpo).

- En las personas crónicamente solitarias, el cortisol que es la hormona del stress, está en niveles más elevados que en las personas que se vinculan.  ¡Y desde la mañana, al levantarse!

- La persona que se siente sol@, más allá de su estado civil o familia que posea, es más proclive a tener interrupciones en su sueño nocturno. El sentirse sol@ no tiene que ver con la situación social o familiar en sí misma, sino en la forma en cómo se percibe.

- El aislamiento social prolongado incide en un mayor riesgo de contraer enfermedades cardíacas, infecciones virales y cáncer. En el 2008 un equipo de investigadores de la Universidad de California (UCLA) identificaron por primera vez un patrón de expresión genética en las células del sistema inmunológico propio de las personas con soledad crónica. (Resultados publicados en el Journal of Genome Biology).

- Aumento de malos hábitos (alimenticios, de cuidado personal) y tendencia a la auto-medicación.

Para terminar, el sentimiento de soledad es muy subjetivo; lo que para algunos es soledad para otros no. Si es buscada, se vive como una experiencia positiva. Si no es buscada, hay sensación de vacío interno y posibles repercusiones en la salud; sin olvidar que pueden ser campo fértil a la dependencia emocional para no estar sol@s. ¡Glup!

Dra. Aida Bello Canto
Psicología y Gestalt


6 comentarios:

  1. Maria Eugenia Rosario17 de mayo de 2015, 09:45

    Aida, muy clara la distinción. Realmente es una palabra altamente cargada con negatividad.
    Gracias por tu información clara y motivación a revisarnos en diversas áreas. Para mí muy útil.
    Saludos,
    María Eugenia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maria Eugenia!!
      Cordial saludo,
      Aida

      Eliminar
  2. Muy interesante Doctora. Comparto.
    Robert

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Aida ! Te cuento que en cuanto a la soledad no deseada y cuando se sufre aislamiento social prolongado ,
    un amigo de mi esposo, trabajando en el sur,por una gran nevada ,quedó aislado socialmente y desconectado varios
    meses. Eso trajo aparejado una gran depresión y con el tiempo una enfermedad que destruyó su cuerpo.
    Se que hoy ,nos manejamos diferente ,pero este caso nos movilizó muchísimo.
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario! Así es, el aislamiento social, como el amigo de tu esposo que me comentas, trae serios problemas emocionales y físicos. Se ha visto y se ve mucho con personas de tercera edad que viven solas.
      Un gran abrazo

      Eliminar

 
 
Blogger Templates