Instagram

Social Icons

14 de febrero de 2016

Palabras Positivas y Bienestar

Aida Bello Canto, Psicologia, Gestalt, Emocionesm, emociones positivas
Todo cuanto decimos y pensamos incide directamente en nuestro cuerpo y en nuestro estado emocional, a través de los químicos que segregamos en nuestro cerebro con las palabras. Son numerosas las investigaciones y resultados al respecto, ¡incorporemos ésta cotidiana herramienta para alimentar nuestro bienestar!

Las expresiones emocionales positivas, las palabras positivas que tengamos incorporadas y utilizamos, van generando cambios en nuestro cerebro al mismo tiempo que nuestras emociones y actitud positiva se fortalecen. Por supuesto que también ocurre con las palabras negativas, va cambiando el cerebro, emociones y actitudes, sólo que de una forma totalmente diferente.

Esta información  podrá gustarnos o no, sencillamente ES. Nos hemos de hacer responsables de la manera en que nos comunicamos, las palabras que empleamos, cómo nos dirigimos hacia las otras personas, y cómo nos hablamos a nosotros mismos internamente (sabemos de nuestros diálogos internos que todos tenemos).

Las palabras importan y la cantidad de veces que las utilizemos también. La buena noticia es que podemos aprender a emplear cada vez más palabras positivas, entrenarnos a expresar más frecuentemente palabras emocionales positivas.

Un ejercicio fácil y práctico para entrenarnos es realizar una lista con las expresiones emocionales positivas que más frecuentemente utilizes; escribe una lista de las palabras o frases positivas que uses. Por ejemplo:
- Gracias
- Te deseo lo mejor
- Te quiero
- ¡Sí!
- Estupendo
- Genial!
                                        El tornillo flojo


Elige dos palabras o frases cada día con el objetivo de tenerlas más presentes para utilizarlas mucho más ese día. Y de esta manera, ve eligiendo cada día las palabras positivas que quieras, y úsalas!

Un lenguaje diferente genera un cerebro diferente.

Recordemos también que la palabras influyen en las relaciones afectivas y en la calidad de nuestros vínculos. La manera en cómo nos comunicamos, si espresamos nuestras emociones y las palabras empleadas, pues muchas veces pueden ser utilizadas como golpes "sin puño". Las plabras pueden herir de tal manera que la relación queda por siempre afectada.

Seamos cuidadosos  con nuestras plabras en beneficio propio y a favor del bienestar en nuestros vínculos.

Me despido utilizando mi frase elegida: ¡Te deseo una Buena Vida!

Dra. Aída Bello Canto
Psicología y Gestalt

6 comentarios:

  1. A MI LINDO GATITO LE DIGO MUCHAS COSAS LINDAS Y EL ME CONTESTA CON MIAUS CARIÑOSOS Y SE HACE EL LINDO Y MIMOSO Y AMI ESO ME ENCANTA. ME HACE FELIZ POR UN RATO Y LE DIGO COSAS MUY LINDAS.
    PERO TODO CAMBIA CUANDO UNO SALE A LA CALLE Y SE RELACIONA CON LA GENTE. ESTOY CANSADA DE QUE ANTE UNA PALABRA AMABLE, ME CONTESTEN GRUÑENDO. ENTONCES DECIDI GRUÑIR ANTES O NO SER AMABLE Y ASI ME VA MEJOR.... POR LO MENOS NO VEN COMO ESTUPIDA Y CON QUIEN VEO ES BUENO Y AMABLE, YO TAMBIEN LO SOY.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,
      Con los animales es maravilloso el ida y vuelta que sentimos dando y recibiendo cariño. con los humanos sabemos que es así, y queda en la decisión de cada uno qué actitud tomar, como bien compartes la tuya. Lo importante es que ojalá puedas registrar una mayor cantidad de palabras gratas, aunque sea con pocas personas. Y con tu gatito, ¡fantástico!
      Un abrazo de alma,
      Aida

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡Gracias Ana María! Que tengas un precioso día!!
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates