Instagram

Social Icons

23 de julio de 2017

¿Vives postergando?

Aìda Bello Canto,  Psicologìa, Gestalt, Emociones
La postergación es el lugar a donde van los deseos, los proyectos, las ganas. Siempre hay un "después", "será en otro momento", ... y así pueden pasar los meses y los años repitiendo lo mismo, viviendo el mismo escenario vital, sin encontrar el momento adecuado para empezar y concretar lo que queremos. Haciendo lo mismo, obtenemos los mismos resultados.

Creo que en alguna medida a todos nos pasa ésto en algùn àrea de nuestra vida, mas hay personas con alta tendencia a postergar sus proyectos, encontrando siempre razones para lanzar al futuro sus ganas. Cuando es una constante la postergación, puede pasar a ser un problema y/o fuente de insatisfacciòn.

Solemos recuperar una sabiduría olvidada solamente en situaciones límites: cuando fallece un ser querido, atravesamos una experiencia de alto peligro y salimos  salvos de ella (un accidente, un infarto, etc), nos conmovemos con catástrofes acontecidas en nuestro país y en el mundo. Después de un tiempo, nos trabaja el olvido (como decía Borges). ¡Volvemos a postergar!

La sabiduría olvidada a la que me refiero es a que somos finitos. La importancia del Tiempo.
Aìda Bello Canto, Psicologìa, Gestalt, Emociones
Parece obvio ¿verdad? Pues a mi criterio lo olvidamos reiteradamente y nos comportamos con otros y con nosotros mismos como si fuésemos inmortales: siempre habrá un mañana para decir un te quiero a un amigo o familiar, hacer una llamada, hacer algo que me gusta, realizar las modificaciones o movimientos necesarios para transformar lo que me incomoda, "darme tiempo" y "dar mi tiempo".

Podemos encontrar en la calle un billete de $100, por ejemplo, pero nunca encontraremos 100 minutos.
Recomiendo la película "El precio del mañana" ("In Time") donde el tiempo de vida es el nuevo dinero; todo se paga con tu tiempo de vida. Muy interesante para reflexionar, amén de entretenida como película.

En estos días me ha estado rondando la idea de transmitir un sencillo ejercicio que utilizo en el ámbito profesional y personal, cuyo objetivo es "sacudir amorosamente" a la persona que vive postergando y está pleno/a de insatisfacción y de queja. Para quienes tienen muy presentes los "pero", todas las situaciones son dramáticas y el mundo externo no hace más que poner obstáculos.

¿Cuál es el ejercicio? Busquen por favor una cinta métrica. Agarren con una mano la cinta métrica en el número que estiman que es la edad promedio hasta donde vivimos. Con la otra mano sostengan la cinta en el número que marca la edad que tienen ahora. ¿Ya está?
Ahí tienes una visión clara del tiempo vivido ... ¿qué te pasa con el tiempo entre las dos manos?
Cada vez que vuelvas a postergar algo importante para tí, que creas que tienes todo el tiempo del mundo para llevarlo a cabo, acuérdate de èsto!

Ya pasamos la mitad del año, ¿còmo vas con los propòsitos personales con los que empezaste este 2017?

Un cálido saludo,

Dra. Aída Bello Canto
Psicologìa y Gestalt


4 comentarios:

 
 
Blogger Templates