Instagram

Social Icons

28 de julio de 2013

Breve Método del "Pensamiento Opuesto"

Pensamiento opuesto
Hoy en día son ampliamente conocidas las bondades y beneficios que acarrea el tener pensamientos positivos: la incidencia que poseen en nuetros químicos orgánicos, cómo modifican nuestras emociones, nos ayudan a cultivar una actitud positiva, alimentan la resiliencia - esa capacidad nuestra de salir transformados positivamente tras una crisis o catástrofe, entre muchas otras.

Teniendo tanta información al respecto, desde libros/ internet de fácil acceso, cursos, programas de masiva difusión, hasta las más sofisticadas investigaciones neurológicas, psicológicas, etc, la realidad es que nos cuesta un montón el instalar este tipo de pensamiento como hábito.

Permítanme compartirles una experiencia que tuve el otro día en la clase de teatro. A una compañera y a mí nos tocó hacer una escena donde éramos dos compañeras de trabajo donde una tomaba todo positivamente y la otra todo negativamente. Elegimos tomar cada una el papel que más nos costaba, para salir de "lo conocido". Ella eligió ser la positiva, y yo la negativa. Yo le encontré "la quinta pata al gato"  abosolutamente a todo; mis comentarios negativos rebatían de inmediato los comentarios positivos de ella. ¿Cuál fué mi revelación? ¡que me resultó muy fácil instalarme en la mala onda, el miedo y la queja! ¡Y a ella le salió de maravillas, de manera muy fluída, la mirada positiva ante todo acontecimiento!

Entonces, ¿no será cuestión de ponerse los zapatos del pensamiento positivo como entrenamiento para que el mismo vaya instalándose e integrándose a nuestra manera de "mirar" lo que vivimos y cómo vivimos?

De alguna manera de esto se trata el Pensamiento Opuesto: cada vez que tengamos un pensamiento negativo, pensar inmediatamente lo contrario. La mente sólo puede pensar una cosa a la vez, no puede tener dos pensamientos al mismo tiempo.

Este método ayuda a erradicar los pensamientos negativos, cambiando cada uno de ellos inmediatamente por su opuesto, el contrario. Hacerlo sin juzgarlo; también nos ayuda a ver la otra cara oculta de las situaciones, de las personas, de nosotros mismos.

Este método del Pensamiento Opuesto, nos lo brindó Robin S. Sharma en su libro "El monje que vendió su ferrari", atribuyéndoselo al yogi Raman. Él nos sugiere el uso de este método durante un período estipulado de tiempo (por ejemplo tres semanas) para que podamos crear el hábito del mismo.
¡Una "gimnasia mental"!

Creo que lo estoy haciendo es un recordatorio de algo que todos sabemos, aunque no supiéramos el nombre del método, mas lo simple y sano se nos olvida con facilidad. "Humanos, demasiado humanos" (Nietzsche).

Para terminar, y ya puesta en recordar lo olvidado, les paso tres puntos a tener en cuenta si deseamos vivir/ convivir en balance:
- Pensamientos positivos
- Acciones constructivas
- Palabras armoniosas

¿Lo intentamos?

21 comentarios:

  1. Buenos días!!
    Muchas gracias Aida por este post "dedicado". Nos sirve a muchos realmente.Te confieso que haber hecho el papel de Sra. Positiva sin límite, ha generado en mi, asombro. Dado que es más fácil de lo que yo creía!jaja
    Es un esfuerzo mayor para los que embriológicamente no nos tocó ese gen...pero SI LO PODEMOS ELEGIR AHORA Y HACERLO PROPIO! o no?
    Este ejercicio que proponés, como otros que ya has propuesto, me gusta mucho. Ya lo estoy utilizando.
    y los cambios van viniendo...LOS SIENTO!!!
    FELIZ Domingo para todos!
    Grisel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias Grisel! Ah, me alegro mucho que hayas sentido la experiencia de lo posible ... y lo estés experimentando. ¡Me encanta!
      Un gran abrazo.

      Eliminar
  2. Me encanta tu propuesta. Quienes tenemos el gusto de conocerte sabemos que irradias 'buena onda' y dista del personaje que exitosamente personificaste, al igual que tu oponente. Como bien lo señalas, la propuesta no es nueva. Lamentablemente es desoi'da por la mayoría de la humanidad. Un abrazo. Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Silvia por tus palabras. ¡Todas y cada una! Ojalá nos acordáramos más frecuentemente de tener este tipo de pensamientos, para el bien de todos nosotros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. qué interesante Aida!!, lo voy a poner en práctica!! Gracias
    Maura

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno, Aida! como todas las semanas. Fue muy divertido participar en la escena con estos personajes tan antagónicos!! Voy a tener en cuenta lo del pensamiento opuesto. Un beso!

    Nacho

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno Aida, en lo personal trato siempre de tener pensamientos positivos pero siempre anda rondando por ahí uno negativo. Trataré con este recordatorio de poder cumplir con los tres item...Un beso

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuàntas veces olvidamos lo obvio! Gracias por recordarlo; me sirve mucho!

    ResponderEliminar
  7. Que bueno!!! porque aunque lo sabemos, diariamente se nos olvida y si....es mas fácil que nos dejemos invadir por pensamientos negativos. Me parece una técnica interesante en lugar de tratar de soltar los pensamientos negativos cambiarlos por el opuesto. Gracias Aida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese punto que señalas es el que me parece super interesante: en vez de soltar los pensamientos negativos, lo cual es altamente difícil, el cambiarlos por el opuesto. ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
    2. HOLA!!!! GRACIAS AIDA!!!

      MUY BUENO, PENSAR LO OPUESTO!!

      A PONERLO EN PRACTICA!!

      UN ABRAZO
      ADRI COSTA

      Eliminar
  8. Muy buen artículo y como fan de la psicología positiva fomento siempre en mis artículos este tipo de pensamientos.
    Por otro lado, y los psicólogos no podemos caer en este error típico, no se trata de abolir las emociones y pensamientos negativos por completo, pues es también necesario y natural que existan y el método consistiría más bien en canalizarlos y que no gobiernen nuestra mente, sino de alguna manera aprender técnicas para dominarlos y expresarlos de la manera más terapéutica.
    Muy buen artículo Aida.
    Un saludo desde El mono de Harlow*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Rocío por tu rico comentario.
      Con mucho gusto visitaré tu blog. ¡Gracias!
      Un cálido saludo.

      Eliminar
  9. Muchas gracias Aída nuevamente por todos tus comentarios. Este particularmente he aprendido a ponerlo en práctica y ahora me ha servido para enviárselo a una persona que lo necesitaba, la cual al leerlo quedó muy agradecida.
    Un "fuerte abrazo"
    Susana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Susana por tu comentario y compartir tu experiencia y este artículo con otra persona. Me ayuda el saber que es útil ¡Gracias!
      Un gran abrazo.

      Eliminar

 
 
Blogger Templates