Instagram

Social Icons

15 de junio de 2014

El Invisible Maltrato Emocional

Maltrato, Abuso, maltrato emocional, Aida Bello Canto, Gestlat, Psicologia, vinculos toxicos
El maltrato está a la orden del día y si bien nos centramos en el post anterior sobre los estilos más frecuentes de manipulación, donde el maltrato es uno de los ingredientes más contundentes, resultante de esos vínculos tóxicos, también abundan otros más naturalizados, llegando nosotros mismos a pararnos en lo que denomino la "normalización del malestar". Puede tornarse tan frecuente entre personas, instituciones o en lo social, que puede tornarse invisible ... lo vemos, registramos el malestar, y lo dejamos pasar.

Cuando hablamos de cualquier manipulación o de una situación donde la violencia ya está instalada, el maltrato anidó en estas relaciones hace muchísimo tiempo antes. ¿Qué pasó entonces? Las descalificaciones, la indiferencia, pequeñas humillaciones, levantamiento de voz, coacción de libertad individual, menosprecio, indiferencia, ... ¿nada de esto fue registrado?

A esto me refiero a la invisibilidad del maltrato, tanto en el que nos toca a nosotros mismos como al que vemos "al pasar", el que acontece enfrente de nosotros y no hacemos nada, no nos involucramos, "no existe", ahí lo tornamos invisible. Es un tema de suma importancia, para mí, mas se sobrepasa cual objetivo del presente escrito. Lo enuncio para re-pensarnos un poquito.

Veamos diferentes tipos de maltrato emocional:

- Rechazo: no se le reconoce el valor a la persona, es tratada como si fuese inferior, desvalorizada. Se devalúan los pensamientos y sentimientos de la persona maltratada.

- Intimidación y atemorizamiento: Se provoca miedo en la persona a través de la intimidación, amenazas hacia otras personas o mascotas. Por ejemplo, el reiterado hostigamiento.

- Degradación: el objetivo de este tipo de maltrato es lograr el disminuir la dignidad y el valor de la persona maltratada, afectando su sentido de indentidad. Por ejemplo, humillar públicamente.

- Reclusión: Hace referencia a la limitación de la libertad de una persona; a veces incluye confinamiento físico, mas en muchas ocasiones basta una eficaz manipulación para que la persona maltratada se auto limite en sus movimientos. Por ejemplo, dejar de hacer ciertas tareas o salidas para que la otra persona esté contenta.

- Corrupción y explotación: en estos tipos de maltrato se lleva a convencer a una persona de ejecutar actos ilegales, por ejemplo, y en la explotación sacar ganancia a través del uso de una persona (abuso infantil, por ejemplo).

- Indiferencia emocional: en este tipo de maltrato no se atienden ninguna de las necesidades de la persona, ni físicas, ni mentales, ni emocionales, siendo tratado como si fuese un objeto o como si no existiese. Es un maltrato que no deja moretones "visibles", mas sí profundas huellas internas de daño.

La invisibilidad del maltrato no es poca cosa, ya que su inicio e instalación se nutre en esta fuente, y sólo nosotros podemos elegir qué hacer frente al mismo; por lo menos darnos cuenta que existe, que "es", que "está presente"; que nos puede tocar a todos y a cada uno, en mayor o menor medida ... y tener presente que el silencio es un gran cómplice.

14 comentarios:

  1. De como especialmente los adultos mayores a veces soportan pequeñas humillaciones, levantamiento de voz, de seres queridos y son aceptadas por el amor que se siente hacia ellos, Estimada Aida, como se procede, ya que nos duele considerarlas toxicas y obrar en consecuencia, por la relacion afectiva
    Un abrazo CECILIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querido Cecilio. Bien cierto es que cuesta reconocer el maltrato en los seres queridos, mas ... maltrato es maltrato, venga de donde venga. Sugiero que con el mayor cariño y dolor sentido, se le comunique a la persona de donde provino el maltrato, "¿podrías decirmelo de otra manera? de esta forma me hace daño". Cada uno con sus palabras; la esencia es no dejarlo pasar ni tornarlo INVISIBLE con el silencio.
      Un gran abrazo.
      Gracias por compartir y difundir!
      Aida

      Eliminar
  2. aida , una vez vi que un tipo gritaba y hablaba muy alto y su mama le pedia que no grite. pero el tipo estaba gravando un video que despues pasaron como
    gracia en un programa de tv: BENDITA TV. era indignante porque una y otra vez la madre le pedia que dejara de gritar y el la ignoraba.YO AVECES TAMBIEN GRITABA, Y AUN LO HAGO CUANDO ESTOY FURIOSA , PERO LO QUE ME DUELE QUE LO HACIA ESTANDO MI MAMA A QUIEN LE MOLESTABAN LOS GRITOS. ELLA MURIO , AHORA ESTOY SOLA Y PUEDO HACERLO, PUES ME DESCARGA LOS NERVIOS Y SI ALGUIEN ME AGREDE EN LA CALLE O UN VECINO MALEDUCADO LO HACE, TAMBIEN LE GRITO Y ELLOS NO ME IMPORTAN, ES MAS, LES GRITO PARA NO AGREDIRLOS,PERO LAMENTO HABERLO HECHO ESTANDO MI MADRE A QUIEN LE AFECTABA, PERO YO NO PODIA SOPORTAR LA MALEDUCACION DE LOS VECINOS, COMO RECIEN CON LA PELOTA EN UN PATIO INTERNO, QUE DA A MI JARDIN.ESPERO QUE REVIENTEN, SI ALGUIEN SABE QUE MOLESTA Y LO SIGUE HACIENDO A PROPOSITO , SE MERECE LO PEOR. ASI SON LOS ARGENTINOS, TE MOLESTAN MAS CON SUS HORRENDOS HIJOS, CUANDO VEN QUE ALGO TE MOLESTA. YO YA HABLE BIEN Y LO SABEN, SI LO HACEN ES POR MALDAD.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Lamentablemente hay de todo tipo de personas, donde no se toma en cuenta al otro, aún sabiendo que generan molestias. La convivencia y el buentrato debería ser moneda corriente ... mas no lo es. Sería una gran cosa que cada uno intentara desde su lugar sumar lo mejor, cuando puede y como pueda; a veces, situaciones personales lo impiden.
    Es difícil generalizar. Lo que compartes es una realidad, triste y real.
    Gracias por tu comentario.
    Un cálido saludo,
    Aida

    ResponderEliminar
  4. Hola Aida. ¡Cuánto me haces pensar en la actitud de silencio que muchos tomamos (yo tomo) frente al maltrato! La palabra cómplice es muy fuerte y real.
    Gracias por ofrecernos una nueva mirada, para mejoría propia y de los demás.
    Y.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Y.
      Me siento "hecha" con el que estas líneas te hayan provocado el repensar el silencio frente al maltrato. ¡Guau! Sin darnos cuenta, muchas veces, otras por decisión clara e innegable, tomamos el silencio como camino frente a lo que NADIE merece: ser maltratado.
      Gracias por compartir!!
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  5. Aida como siempre! temas de actualidad que nos sobrepasan todo el tiempo, y que hacer? me quedo repensando de que manera puedo cambiar un circuito de mas de un silencio,leo tus comentarios y despierto continuamente de ese letargo en el que caigo mas de una vez, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué hermosas palabras, en tu darte cuenta, en tu repensar y hasta en tu despertar de algún que otro letargo! Gracias, gracias, gracias.
      Y me encanta que puedas mostrar la utilidad de los comentarios, pues suman, nos suman!
      Abrazo

      Eliminar
  6. Horribles todas las caras del maltrato emocional...grs Aida me ayudas mucho
    a estar siempre alerta y tratar de lograr que no se tornen invisibles ....me aterra solo pensarlo , grs Aida Bello tus posts me ayudan un monton!! bendiciones !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! te agradezco mucho tus palabras, motivadoras para seguir en este camino. Ustedes me devuelven su utilidad!!
      Estupendo poner la atención a que no se torne el maltrato invisible!!
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  7. Hola Aida. Entre la invisibilidad y el silencio, el maltrato encuentra una fertilidad enorme. Me convocas a repensarme qué hago frente al mismo y cuántas veces respondo con una o el otro.
    Muy bueno!
    Ramón

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen día Ramón. Precisamente he señalado esos dos aconteceres frente al maltrato, la invisibilidad unas y el silencio otras, debido a que son las respuestas más frecuentes que presentamos los Humanos. Así es como se propaga y se arraiga. Darnos cuenta de ello, nos ayuda (al menos es mi intención) a salir de la "normalización" del mismo, registrarme y registrar al otro y recordarnos que somos agentes de cambio.
      Te agradezco tu comentario y reflexión!
      El buentrato también se contagia!
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates