Instagram

Social Icons

18 de abril de 2015

Menor Analfabetismo Emocional = Mayor Protección interna

Analfabetismo Emocional, Emociones, Aida Bello Canto, Psicologia, Gestalt
Las emociones son grandes motivadores naturales en nuestras vidas, pues cuando surge una emoción nos está revelando  una necesidad con el propósito de guiarnos hacia lo que nos hace falta o para nuestro crecimiento personal. Sentir nuestras emociones nos afina la percepción de nosotros mismos, nos mantienen vivos, nos sirven de brújula para dirigir nuestras acciones y:
- promueven el encuentro con el otro, con el mundo;
- nos ayudan a detectar a lo que hemos de poner límites;
- nos señalan momentos de retirada hacia nosotros mismos.

En los últimos post venimos hablando de la violencia y sus modos, el maltrato y como salir del dominio, estando presente en este gran tema la dificultad existente en registrar emociones que desde el principio dan su aviso de que algo está atentando contra la integridad y la autoestima, mas paulatinamente dejamos de prestarles atención. El entrenarnos en su registro, ampliar nuestro alfabeto emocional, opera cual protector o cuidador interno, entre muchas otras cosas como veremos.

Cuánto más podemos dar cuenta de nuestras emociones, mayor claridad tendremos de nosotros mismos, qué nos pasa, ¿qué estoy necesitando? Vivenciar y permanecer en las muchas emociones que nos proporcionan bienestar, así como permanecer en las displacenteras para reconocer qué nos está pasando (adormecerlas, negarlas o taparlas nos auguran la postergación de problemas, incluso de índole físicos).

Además, este registro se hace en el presente, en el Ahora, lo cual nos va entrenando para habitarnos en el tiempo que estamos transitando y menos en el pasado o en la anticipación del futuro (entendida como ansiedad por lo que vendrá y no en el sentido de proyectar/crear / visualizar hacia adelante).

También nos llevan a ser más transparentes/honestos, para empezar con nosotros mismos y desde ahí con el otro, pues aunque suene duro lo que estoy diciendo, la persona que por ejemplo se enoja y no lo muestra ni lo dice por evitar conflictos, termina "actuando" su enojo de muy diversas maneras; o va acumulando y un día estalla de manera inadecuada y desmedida con la situación actual. O dice un "sí" cuando es un "no" y pone "cara de pocos amigos". Ejemplo: - ¿Qué te pasa? - ¡Nada!

Disminuir nuestro analfabetismo emocional nos hace crecer internamente, nos enriquece el contacto con el mundo, nos instrumenta fuertemente para transitar conflictos, dificultades, ya que vamos puliendo una actitud positiva a tomar frente a lo que nos acontece.

No nos convertimos en un desborde de emociones, ni nos tornamos débiles y vulnerables, como varios que esconden o anestesian sus emociones temen (obviamente por experiencias pasadas y analfabetismo emocional, donde el miedo toma mayor dimensión), sino que:

- sentimos nuestras emociones con claridad, sin sentir que toman el control y nos invaden a pleno (recuerden que podemos sentir varias emociones al mismo tiempo, siendo muchas veces distintas en las sensaciones que generan);
- sentimos y pensamos al mismo tiempo, sin que ninguno de los dos tomen el control;
- sentimos y nos dejamos ser espontáneos, frescos, auténticos, sin negarnos a nosotros mismos lo que nos pasa;
- sentimos y aprendemos a comunicarnos con el mundo con respeto, cuidado y autenticidad (tengamos presente que Sinceridad no es Sincericidio), pues vamos comunicándonos con nosotros mismos con este buen trato.

Nuestras emociones nos cuidan, nos protegen e instrumentan. Tomarnos unos minutos al día para registrar cómo estamos, qué sentimos, es una fructífera inversión personal. Tú decides.

¡Buen fin de semana!

Dra. Aida Bello Canto
Psicología y Gestalt


8 comentarios:

  1. Maria Eugenia Rosario18 de abril de 2015, 14:56

    Hola Aida. He ido trabajando en reconocer mis emociones, y si bien me falta mucho ya que me encuentro con mis "no sé", me ha servido para ir detectando más mis tensiones corporales y detectar mi incomodidad ante situaciones que me pasaban por alto. Me siento mejor parada en el mundo!
    Gracias por la información y reflexiones.
    Cordialmente,
    Maria Eugenia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Maria Eugenia. ¡Qué bueno tu compartir en este camino de aprendizaje y enriquecimiento emocional! Sin duda alguna, nuestro registro corporal se nutre y con ello escuchamos con mayor atención sus señales, ya que las emociones primero son registradas en nuestro cuerpo, y abrirnos a nuestras sensaciones corporales hace que lo cuidemos mucho más.
      Agradezco tu comentario y compartir!!
      Un cálido saludo,
      Aida

      Eliminar
  2. Muy claras sus escritos, Doctora, y de gran ayuda para mí.
    Gracias.
    Saludos,
    Rosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rosa. Me alegro de que así sea!
      Gracias por su comentario.
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar
  3. HOLA AIDA,
    LAMENTO SER LA QUE MAS CUENTA SUS COSAS, PERO ME GUSTA APROVECHAR TU EXPERIENCIA Y BUENA VOLUNTAD PARA AYUDAR.
    ULTIMAMENTE LAS EMOCIONES QUE MAS ME EMBARGAN SON LA DE IRA,
    ENOJO. DESEARIA IRME, NO SE A DONDE, PERO IRME DE AQUI. IR A UN LUGAR DONDE LA GENTE SEA MAS RESPONSABLE , EDUCADA Y CON MENOS PICARESCA, MALICIA Y MALDAD. SOLO ENCUENTRO LA PAZ EN LA NATURALEZA, PERO NO TENGO TIEMPO DE DISFRUTARLA Y AUN ASI , EN UN CAMPO, PLAZA, TENGO QUE SOPORTAR LOS GRITOS Y MANERAS HORRIBLES DE LA GENTE Y ESTAR ATENTA A QUE NO ME ROBEN O MATEN.
    INTENTO RESPIRAR PROFUNDO COMO ME ACONSEJASTE Y SI, ME AYUDA DE NOCHE , CUANDO UN PROBLEMA NO ME DEJA DORMIR, PERO CUANDO HAY SILENCIO. PERO DE DIA Y CON EL RUIDO, ES IMPOSIBLE QUE ESO ME RELAJE. CREO QUE NO HAY REMEDIO PARA LO MIO, PERO SIEMPRE TU CONSEJO ME GUSTA ESCUCHAR. GRACIAS Y UN ABRAZO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. En verdad me alegro de que hayas probado y utilices las respiraciones profundas, comprobando su gran ayuda (no dejes de practicarlas porque la constancia es la llave para que aumente su eficacia). Paulatinamente, al hacerlas de noche, podrás encontrar que empiezas a poder usarlas durante el día - aunque no haya silencio-. No dejes de hacerlas en algún momento del día, en tu casa, y si puedes pon de fondo una música suave que te guste (para paliar los sonidos externos).
      Gracias por tus comentarios, siempre bien recibidos!
      Un abrazo,
      Aida

      Eliminar
  4. Me gustó mucho su artículo. Ya lo estoy compartiendo!
    Gracias.
    Silvia Como

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Silvia Como por sus palabras y agradezco que lo comparta!!
      Un cordial saludo,
      Aida

      Eliminar

 
 
Blogger Templates