Instagram

Social Icons

15 de junio de 2014

El Invisible Maltrato Emocional

Maltrato, Abuso, maltrato emocional, Aida Bello Canto, Gestlat, Psicologia, vinculos toxicos
El maltrato está a la orden del día y si bien nos centramos en el post anterior sobre los estilos más frecuentes de manipulación, donde el maltrato es uno de los ingredientes más contundentes, resultante de esos vínculos tóxicos, también abundan otros más naturalizados, llegando nosotros mismos a pararnos en lo que denomino la "normalización del malestar". Puede tornarse tan frecuente entre personas, instituciones o en lo social, que puede tornarse invisible ... lo vemos, registramos el malestar, y lo dejamos pasar.

Cuando hablamos de cualquier manipulación o de una situación donde la violencia ya está instalada, el maltrato anidó en estas relaciones hace muchísimo tiempo antes. ¿Qué pasó entonces? Las descalificaciones, la indiferencia, pequeñas humillaciones, levantamiento de voz, coacción de libertad individual, menosprecio, indiferencia, ... ¿nada de esto fue registrado?

A esto me refiero a la invisibilidad del maltrato, tanto en el que nos toca a nosotros mismos como al que vemos "al pasar", el que acontece enfrente de nosotros y no hacemos nada, no nos involucramos, "no existe", ahí lo tornamos invisible. Es un tema de suma importancia, para mí, mas se sobrepasa cual objetivo del presente escrito. Lo enuncio para re-pensarnos un poquito.

Veamos diferentes tipos de maltrato emocional:

- Rechazo: no se le reconoce el valor a la persona, es tratada como si fuese inferior, desvalorizada. Se devalúan los pensamientos y sentimientos de la persona maltratada.

- Intimidación y atemorizamiento: Se provoca miedo en la persona a través de la intimidación, amenazas hacia otras personas o mascotas. Por ejemplo, el reiterado hostigamiento.

- Degradación: el objetivo de este tipo de maltrato es lograr el disminuir la dignidad y el valor de la persona maltratada, afectando su sentido de indentidad. Por ejemplo, humillar públicamente.

- Reclusión: Hace referencia a la limitación de la libertad de una persona; a veces incluye confinamiento físico, mas en muchas ocasiones basta una eficaz manipulación para que la persona maltratada se auto limite en sus movimientos. Por ejemplo, dejar de hacer ciertas tareas o salidas para que la otra persona esté contenta.

- Corrupción y explotación: en estos tipos de maltrato se lleva a convencer a una persona de ejecutar actos ilegales, por ejemplo, y en la explotación sacar ganancia a través del uso de una persona (abuso infantil, por ejemplo).

- Indiferencia emocional: en este tipo de maltrato no se atienden ninguna de las necesidades de la persona, ni físicas, ni mentales, ni emocionales, siendo tratado como si fuese un objeto o como si no existiese. Es un maltrato que no deja moretones "visibles", mas sí profundas huellas internas de daño.

La invisibilidad del maltrato no es poca cosa, ya que su inicio e instalación se nutre en esta fuente, y sólo nosotros podemos elegir qué hacer frente al mismo; por lo menos darnos cuenta que existe, que "es", que "está presente"; que nos puede tocar a todos y a cada uno, en mayor o menor medida ... y tener presente que el silencio es un gran cómplice.

 
 
Blogger Templates